Gracias Cabo

Con este especial rendimos homenaje en vida a nuestra mascota y celebramos 10 años de amistad con el cuadrúpedo que un día convirtió a la Universidad en su casa y a los tadeístas en sus humanos.
Nuestro CABO
LA HISTORIA DE CABO
  • ¡Gracias, amado Cabo!
    Enero 26 de 2018
    En este momento de transición, después de años de compañía y aprendizajes, solo podemos enviarle, al sitio en el que pasa sus últimos días cuidado y protegido, un enorme: “Gracias, Cabo”.

     

    Ese día, Cabo ladraba desesperadamente entre los carros del parqueadero. Se movía de un lado a otro, corría, estiraba sus patas delanteras hasta tocar el piso con el pecho y ladraba más fuerte, intentando avisar a los guardas.

    Los vigilantes, extrañados, se acercaron para ver qué sucedía. En medio de dos carros, tirado en el suelo, encontraron a José Germán Vengoechea, entonces director del Centro de Información de la Universidad, quien estaba sufriendo un ataque cardiaco. 

    Esta anécdota, que es apenas una entre muchas que tienen como protagonista a Cabo, ilustra muy bien el fuerte vínculo de amistad que se creó entre nuestra mascota y José Germán. Su historia comenzó en el 2008, cuando Cabo llegó a la Tadeo siguiéndolo a él.

    Vengoechea, un personaje tadeísta entrañable, tenía una gran afinidad por los animales, y como Cabo vivía en la calle, lo alimentaba y estaba pendiente de él.

    Poco a poco, nuestro perrito empezó a familiarizarse con la Universidad. Se acostaba en la portería del parqueadero de la biblioteca, en la oficina de Vengoechea y recibía, gustoso, los pedazos de Chocoramo que le daban los estudiantes.

    Aunque es claro que José Germán salvó a Cabo al adoptarlo, también lo es que Cabo lo salvó a él; siempre estaban juntos, eran amigos, se tenían respeto y lealtad. Pronto esta amistad se extendió a toda la comunidad tadeísta, y es así como Cabo se convirtió en nuestra mascota.

    José Germán Vengoechea falleció en el 2013. “Yo creo que yo no lo encontré, él me encontró a mí. Él fue el que adoptó a la universidad, la universidad no lo adoptó a él”, señaló Vengoechea en un reportaje que se produjo sobre la historia de Cabo.

     

     
    José Germán Vengoechea y Cabo
    Crédito: Catalina Quijano

     

    Gracias por tanto, Cabo

    Han pasado 10 años desde que este amistoso perro llegó a cambiar vidas en Utadeo. Quienes vienen a la universidad a diario saben lo que significó verlo siempre en la entrada: patrullando, saludando, recibiendo dignamente centenares de caricias.   

    “El querido hermano Cabo comenzó a convertirse en un personaje en la entrada. Por las noches salía a sus parrandas, era un perro callejero, con mucha personalidad, muy independiente pero muy afectuoso”, señala Evaristo Obregón, miembro del Consejo Directivo de la Universidad.

    Johana Suárez, médica veterinaria de Cabo y Cabito (que en enero del 2017 llegó a hacerle compañía a Cabo), describe a Cabo como un perrito guerrero y educado, con un espíritu libre y auténtico. Tal vez por eso le gustaba revolcarse en la cancha cada vez que lo bañaban.

    Para muchos ha sido la mascota que nunca pudieron tener en casa; para otros, un consejero incondicional. Lo cierto es que Cabo transformó la cotidianidad de todos solo con su presencia, con un saludo corto cada mañana.

     

    Cabo y Cabito
    Crédito: Diego Sánchez

     

    “Él comparte día a día con nosotros absolutamente todo, si tú necesitas un abrazo se lo puedes dar a él, si tienes miedo para un parcial vas y lo tocas. Ese apoyo que él da sin decir nada es mucho más valioso que lo que otras personas te podrían decir”, afirma Mariana Grisales, estudiante y líder del colectivo Salvando Garritas.

    En este momento de transición, después de años de compañía y aprendizajes, solo podemos enviarle, al sitio en el que pasa sus últimos días cuidado y protegido, un enorme: “Gracias, Cabo”.

    Gracias, amigo y guardián, por tu autenticidad, tu amor desinteresado, tu fidelidad, por cuidarnos y elegirnos como tus humanos. Marcaste el corazón de miles de tadeístas -entre estudiantes, egresados, profesores y trabajadores- que encontraron en ti el significado de la nobleza y la valentía.

    Muchos coinciden en que eres símbolo de la misión de la universidad y del tadeísmo, porque como legado de la Expedición Botánica, pertenecer a esta institución significa también proteger al medio ambiente y a los animales.

    Fueron muchos años de verte fiel en la puerta y ahora nos enseñas a decir adiós. Gracias infinitas, Cabo.

    #TeAmamosCabo

     

     
    Cabo en los días de lluvia
    Crédito: Diego Sánchez
     
    Oficina de Comunicación Utadeo
     
    Leer más
Gracias, CABO
  • "¡Cabo siempre estará presente en nuestros corazones! Gracias a la universidad por dar ese hermoso ejemplo de amor hacia los animales, espero de todo corazón que Cabo pase sus últimos días feliz y tranquilo"

    Lore Palacio

    Facebook

  • "Awww Cabito. Lo que podemos decir muchos tadeístas es que él nos va a dejar mucho amor y siempre estará en nuestros corazones"

    Sara Julieth

    Facebook

  • "Héroe, gran amigo y gran camarada, ícono de la universidad"

    @Juangilbertomorenob

    Instagram

  • "Gracias, Cabo, por tu fiel servicio, has sido enorme, un perro amoroso y honorable que a todos nos has privilegiado en algún momento con tu compañía en la U"

    Sebastián Peñuela

    Facebook

  • "Te amamos, Cabito. Tanta historia contigo. ¡Gracias por todooooooo!"

    Karolina Ladino

    Facebook

  • "Hay seres que no deberían envejecer nunca, se va a extrañar a uno de los estandartes de la universidad. Gracias por tener a Cabo y por darnos ejemplo de lo importante que es preocuparnos por los seres que cohabitan este mundo con nosotros"

    Alex Garcia

    Facebook

  • "Siempre te llevaré en mi corazón, lindo Cabito"

    María Isabel Montealegre

    Facebook

  • "#TeAmamosCabo Gracias, Cabo, por tantos años de amor y... mucho cariño"

    NiniJohanna Palacio Zea

    Facebook

  • "Cabo, te extrañaré un montón, mi compañía, mi amigo... #teamamoscabo"

    Diana C. Suárez

    Facebook

  • "Cabo: estás en nuestros corazones, desde el momento en que siendo un callejero tuviste a bien adoptarnos"

    Pastora Correa Sánchez

    Facebook

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.