Destacadas
2017-06-06
Sin votos
Iniciativas de egresados tadeístas se unen en la conservación de corales
Por: Emanuel Enciso - Fotografías: Corales de Paz
Se trata de la Fundación Corales de Paz, del biólogo marino Phanor Montoya, y la aplicación para móviles Seak, de los hermanos Felipe y Diego Ávila, fueron protagonistas de la expedición Reef Check Tayrona.

Más de sesenta personas, 248 buceos y cerca de 114.000 minutos de capacitación son algunas de las cifras que dejó la más reciente versión de la expedición Reef Check Tayrona, un espacio de ciencia ciudadana donde los participantes aprendieron a hacer seguimiento a la salud de los arrecifes de coral, que se llevó a cabo el pasado mes de abril.

La iniciativa es impulsada por la fundación del biólogo marino tadeísta Phanor Montoya, Corales de Paz, y a su vez contó con la participación de los tadeístas Felipe y Diego Ávila, quienes presentaron en el evento a Seak, una aplicación para dispositivos móviles que permite a los usuarios localizar, fotografiar y mapear especies marinas, con el fin de colectar datos básicos sobre la biodiversidad que allí habita. (Lea más: Phanor Montoya, el héroe de los arrecifes de coral). 

Durante tres días, turistas, pescadores y científicos se reunieron para capacitarse como observadores de reef check, y así asistir a las instituciones nacionales para incrementar la frecuencia en la toma de información de la salud coralina del país, en momentos donde el cambio climático amenaza a estos ecosistemas.

Expedición Reef Check Tayrona es considerado el evento de ciencia ciudadana más grande de su tipo en el país. 

El evento también permitió que los usuarios de los arrecifes de coral conocieran los impactos que enfrenta este ecosistema. En palabras de Pedro Daniel, miembro y expresidente de la Asociación de Chinchorreros de Taganga, y quien participó en la capacitación, “el Reef Check Tayrona me permitió observar el daño físico generado por las anclas sobre las cabezas de coral. Ahora soy más consciente de la necesidad de evitar el anclaje irresponsable”.   

Según Montoya, para el gran Caribe la cobertura promedio de coral vivo se encuentra en el 30%. Sin embargo, nuestro país cuenta con sitios que superan ese porcentaje de conservación, en lugares como San Andrés, el Pacífico, Parque Tayrona y el Arrecife de Varadero (Cartagena), cuya cifra puede ascender entre el 80 y 90%: “Colombia está mejor que el resto del Caribe y se ha mantenido por veinte o treinta años”, resalta el biólogo tadeísta, quien insiste en la necesidad de monitorear este ecosistema constantemente, pues así también se evita su deterioro.

Los participantes recibieron capacitación sobre toma de datos para el monitoreo de la salud de los corales.  

Reef Check y Seak, herramientas complementarias para la preservación coralina

Así fue la expedición reef Check Tayrona, realizada del 16 al 19 de abril.  

Reef Check es un protocolo de muestreo que inició hace veinte años, y se encuentra abierto para todo tipo de públicos. Consiste en la toma de datos referentes al estado de los corales, identificando problemáticas como la sobrepesca, la contaminación y otros impactos causados por el hombre. Phanor Montoya implementa esta metodología como una filosofía de conservación, en la que involucra a personas no expertas en el trabajo científico.

Precisamente, las funciones de Seak en esa tarea por preservar la biodiversidad coralina llevaron a Phanor a invitar a los hermanos Ávila, a quienes además admira por esa combinación entre arte y ciencia, Biología y Publicidad: “Seak es una herramienta alternativa a la metodología de Reef check, pues brinda la posibilidad que el buzo cada vez que entre al agua envíe información sobre lo que ve, la cual es alojada en un repositorio, y posteriormente verificada por un equipo científico, que en últimas permite medir patrones de distribución, extensión de rangos de distribución, presencia, ausencia, frecuencia y ocurrencia de una especie”, destaca Montoya. 

Equipo científico de la expedición Reef Check Tayrona. 

La actividad de socialización de Seak fue tan exitosa que los representantes para Colombia de Conservación Internacional, Edgardo Ochoa y María Claudia Díaz-Granados, se mostraron interesados en esta aplicación, dada su forma innovadora e inteligente de afrontar la problemática de la preservación de la vida marina. (Lea más: Selva App, el "instagram" de la biodiversidad terrestre).

La expedición Reef Check Tayrona contó con el apoyo y respaldo de Reef Check Worldwide, la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas (C.M.A.S) Zona América, Conservación Internacional Colombia, la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag), la Dirección Territorial Caribe de Parques Nacionales Naturales, el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), la Federación Colombiana de Actividades Subacuáticas (Fedecas), la Tienda de Buceo El Rodadero y Casa de Buceo, la Escuela de Buceo Arrecifes del Pacifico, Monitoreos Ambientales (MoAm), Asesorías Contables Doly Luna S.A.S., Colombina, el Hotel El Rodadero y la aplicación para teléfonos móviles SEAK.

La próxima cita con los arrecifes de coral será el próximo 16 de junio, fecha en la cual se iniciará la expedición Reef Check Isla Fuerte. Los participantes tendrán la oportunidad de bucear, monitorear y ayudar en la liberación de tortugas, entre otras actividades culturales y gastronómicas (Inscríbase accediendo a este vínculo). 

El buceo con propósito es una de las apuestas de Phanor Montoya en Corales de Paz.
Fotos
0