Mateo González, un Tadeísta creativo, emprendedor y "echao pa' lante"

Vida estudiantil
Fotos: Diva Méndez

Cualquiera que lo ve a simple vista -con el cabello largo, barba desarreglada, caminado relajado y apariencia despreocupada- pensaría que es un hippie o un rockero en formación; pero nada más alejado de la realidad que eso.

Mateo González Lepesqueur es un cartagenero de 21 años, egresado Colegio La Salle, Tecnólogo en Realización de Medios Audiovisuales y Multimedia –RAM- y estudiante de Diseño Gráfico de la Utadeo Seccional del Caribe, que a su corta edad es propietario de una productora audiovisual llamada Agua e Coco Films, la cual se ha destacado por la calidad de sus productos audiovisuales en eventos, proyectos de diseño, fotografía y videos, lo que le ha llevado a darse a conocer como un reconocido trabajador independiente, emprendedor, crativo y arriesgado. 

Actualmente, además, es editor de medio tiempo de la productora internacional Cumbia Films SAS y no ve la hora de culminar sus estudios para poner a volar toda su creatividad y dar a conocer al mundo su talento.

 

Familia de creativos 

La creatividad siempre ha hecho parte de su vida, desde niño sentía pasión por los trabajos manuales y sabía cuál era su vocación, además, al verse influenciado por su familia, donde este tipo de actividades estaban siempre presentes. “En mi familia prima la vena artística. Mi papá es arquitecto, dibuja bastante y toca la guitarra y tengo varios primos que son fotógrafos. Y desde muy pequeño me ha gustado bastante el arte y siempre supe que quería estudiar diseño”, asegura Mateo.

Pese a tener claro desde muy niño su vocación por el Diseño Gráfico, la vida le dio la oportunidad de empezar su formación por los medios audiovisuales, de lo cual no se arrepiente porque finalmente llenó sus expectativas por lo bien que se complementan ambas profesiones.

“Sí llenó mis expectativas, de hecho me ha ido tan bien en audiovisuales que trabajo más en ello que en diseño ahora mismo. Yo quería empezar desde el principio con diseño y la universidad me ofreció la doble titulación. Empecé con Audiovisuales y Multimedia e iba metiendo materias de Diseño Gráfico y ahora me faltan pocas materias para hacerme profesional”, menciona.

 

Dedicación, disciplina y saber hacer las cosas: La clave

Para Mateo, lo más importante antes que pensar en tener éxito o fama, es hacer un buen trabajo, el cual considera es el mejor referente para cada persona. Tiene claro que para ser reconocido se requiere de mucha dedicación, disciplina y saber hacer las cosas. 

“Lo único que puede darte a conocer es tu trabajo, es lo más importante. Porque si tú haces algo bueno y llamativo eso va a hablar de ti. Muchas veces me llaman de la nada porque han visto trabajos que he realizado y me parece genial (...), pienso que para tener éxito se requiere dedicación, disciplina y saber hacer las cosas. Tomar las cosas, verlas desde diferentes puntos de vista y sacarlas adelante”, agrega

Investigar sobre lo que le gusta es fundamental para lograr destacarse, Mateo no es de los que se queda sólo con los conocimientos que imparten en el aula de clases, siempre busca estar a la vanguardia en los temas de su interés y que pueden aportar mejores conocimientos a su vida profesional.

“Siempre investigo sobre lo que me gusta, si a mí me gusta la edición busco todo sobre los programas y lo que necesito. Es cuestión de que, entre más te gustan las cosas, más buscas y te empapas al respecto y así me ha pasado en todo, en fotos, en videos; busco, práctico, lo intento y me arriesgo, porque sé que soy capaz, me lo pongo como meta y de esto he aprendido”.

Mateo cree que la experiencia se gana con “la prueba y error”, asegura que: “Si no pruebas que puedes lograr o hacer, no podrás saberlo nunca, hay que probar para saber hasta dónde puede llegar uno”. Además, reconoce la importancia de tomar otros referentes para hacer cosas nuevas. “Me gusta observar mucho cuando hago un trabajo, y de hecho me enojo cuando veo un trabajo y pienso que pudo haber quedado mejor. De eso se trata, de aprender de los propios errores. También tomo referentes audiovisuales en diseño, fotografía, en general de cosas que te gustaría alcanzar, sino no tienes una guía de lo que quieres lograr es difícil hacer algo diferente”, indicó.


Sus pasatiempos y sueños

En sus ratos libres disfruta practicar deportes como el fútbol y baloncesto, le gusta salir a tomar fotos y andar en bicicleta, detesta la mediocridad, la incompetencia y la falta de sentido de pertenencia para con la ciudad, admira al escritor y director de cine Quentin Tarantino y se considera una persona creativa y sociable. “Soy creativo, siempre busco hacer las cosas de la manera más eficiente posible, soy buen conversador, se me facilita hablar en público y comunicar ideas. Me gusta conocer personas de diferentes culturas y su visión de las cosas”, aseguró.

A futuro, se visualiza con su propia firma donde pueda ofrecer diferentes productos audiovisuales, aunque aún no tiene claro en que especializarse porque su sed de conocimientos es inmensa, siente mucha inclinación por la fotografía.

“A mí me gustaría aprender muchas cosas que llaman mi atención, pero no todo se puede y es mejor enfocarse en algo concreto. Lo que más me gustaría sería dirección de fotografía, toda la cuestión de iluminación y un poco de arte en películas, cortos, comerciales”, indicó.

Para Mateo, las cosas siempre están ahí, sólo es cuestión de verlas de otro modo y saber darles la utilidad, es su forma de ver las oportunidades en la vida. Frente al entorno laboral en la ciudad y el país, tiene claro que no es fácil. Asegura que: “El campo laboral es difícil, pero todo es proporcional a las ganas que tú tengas. Todo depende de las relaciones y tu trabajo. Es cuestión de hacer bien las cosas y darte a conocer”.

Finalmente, considera que la raíz de todo está en apasionarse por lo que se escoge como profesión, en no dejarse influenciar por los malos comentarios de terceros y en conocerse a sí mismo para tener claro hasta donde se puede llegar. "Hagan lo que de verdad les gusta y apasiona, porque de nada vale invertirle tiempo a lo que no les gusta. Esa es la raíz, si te gusta algo simplemente te va a fluir, además, nunca debemos dejar que los demás decidan por uno o que las cosas negativas que hablen de ti te desmotiven y lo más importante conocerse a uno mismo, porque al hacerlo conoces las capacidades que tienes para explotar y aprovechar al máximo”, dice. 

Para la Utadeo Caribe es un orgullo contar con estudiantes que disfruten y apasionen por sus proyectos de vida, y más, saber que la Universidad es parte fundamental en su realización personal y profesional. Es por eso que destacamos a jóvenes apasionados por sus carreras que buscan día a día ser mejores y darse a conocer, augurándoles con seguridad muchos éxitos en su vida laboral y profesionales.

 

Redacción Vladimir Rodríguez Hernández

Estudiante de Comunicación Social y Periodismo