Con más de 60 protocolos de bioseguridad, Utadeo está lista para el retorno al campus

Con más de 60 protocolos de bioseguridad, Utadeo está lista para el retorno al campus

Destacadas
Con más de 60 protocolos de bioseguridad, Utadeo está lista para el retorno al campus
Martes, Septiembre 15, 2020
Compartir en
Hemos adecuado todos los espacios de nuestro campus a la nueva realidad impuesta por el COVID19, bajo los más estrictos parámetros de bioseguridad, tomando las previsiones para controlar el riesgo de contagio, especialmente, en lo que se relaciona con distanciamiento social, lavado de manos, limpieza y desinfección, al igual que el control de aforos para evitar aglomeraciones. Aquí te contamos en qué consistirán los protocolos que se aplicarán cuando vengas a la 'U'.
Por: Emanuel Enciso Camacho - Fotografías: Alejandra Zapata - Oficina de Comunicación

En el marco de la reactivación económica y la apertura gradual que vive el país, y en medio de las más rigurosas medidas de bioseguridad, Utadeo activa el plan de retorno a sus instalaciones por parte de estudiantes, profesores y administrativos.

Las disposiciones tomadas procuran dar las señales correctas a toda la comunidad y garantizar un espacio seguro y fluído, desde el ingreso al campus con cámaras térmicas, lavamanos portátiles, pediluvios y canecas para desechar los tapabocas, que serán de uso obligatorio, hasta instrucciones precisas para el uso de elementos de protección personal, mobiliario  y manejo de espacios comunes como aulas de clase, talleres, laboratorios, biblioteca, salas de computo, Centro de Producción Audiovisual, almacen, área de servicios, baños y cafeterias, entre otros.

Acogiéndose a las directrices emitidas por los ministerios de Salud y Educación, que contemplan retomar actividades presenciales bajo un modelo de alternancia, desde la Vicerrectoría Administrativa se han diseñado más de 60 protocolos que, entre otros aspectos, fijan instrucciones sobre el autocuidado, así como medidas de protección en el transporte, el ingreso, la permanencia en el campus, el desarrollo de clases  (salones, laboratorios y espacios comunes) y aquellas otras actividades laborales, presenciales y virtuales, para el caso de profesores y administrativos. (Conoce todos los protocolos aquí).

En ese sentido, la Universidad ha hecho una inversión importante en la adquisición de equipos para el control y desinfección, como bombas de aspersión, cámaras térmicas, dispensadores de gel antibacterial, lavamanos portátiles y tapetes pediluvio, entre otros elementos.

“Somos conscientes de nuestra responsabilidad y de lo mucho que significa para nuestra comunidad sentirse tranquila y segura. Queremos que sepan que nos interesa la salud y bienestar de todos y que esa es nuestra prioridad. Estamos trabajando día a día por brindar todas las garantías para minimizar el riesgo de contagio en la Universidad”, indica Liliana Álvarez Revelo, vicerrectora Administrativa de la Universidad.

El campus cuenta con toda la señalización sobre prevención y capacidad de sus salones, talleres y laboratorios

La vicerrectora añade que “estas medidas significarán unos cambios importantes en la vida universitaria, en cómo se desarrollarán las actividades académicas y administrativas, y por supuesto, exigirán mucha organización y paciencia a la hora de planificar el viaje de ida y vuelta a la Universidad, así como el ingreso a las instalaciones, siempre bajo la lógica del autocuidado”.

“Cada uno tiene que ser muy consciente y responsable del uso obligatorio del tapabocas dentro del campus, al igual que el seguimiento estricto de reglas básicas como la distancia social y el lavado de manos. Por ello hemos dispuesto que, en todos los espacios académicos y administrativos, así como en los lugares comunes y de tránsito, estén claras y visibles las señales, que recuerden en todo momento la ubicación, las recomendaciones y el cuidado que debemos tener para asegurar nuestra protección y la de los demás”.

Las Vicerrectorías Académica y Administrativa han trabajado en un modelo de desarrollo de las actividades en el campus, en concordancia con lo dispuesto por la Alcaldía de Bogota y su Secretaría de Educación Distrital, especialmente en el Decreto 193 del 26 de agosto de 2020, a través del cual se da continuidad a las clases virtuales, con posibilidad de retomar clases presenciales en el mes de octubre.

De acuerdo con las últimas disposiciones presentadas por la Alcadía durante el mes de septiembre, la reapertura de las universidades deberá ser gradual, progresiva y segura; los días autorizados para la operación serán lunes, martes, viernes y sábados y sólo se permitirá el 25% de presencialidad.

En este marco, La Universidad mantendrá su decisión de permitir el ingreso diario únicamente de aquellos miembros de la comunidad que deban desarrollar actividades académicas y administrativas y la aplicación rigurosa del 100% de los protocolos.  Como medidas adicionales, todos los tadeístas deberán portar su carné en un lugar visible y no se permitirá la venta de alimentos por parte de los estudiantes al interior del campus. Por el momento, sólo se operará en el horario establecido de 10 a 4 de la tarde.

De igual forma, las reuniones que se desarrollen deberán ser de máximo tres personas, guardando el distanciamiento social; si superan este número, tendrán que hacerse de forma virtual.

“Estas medidas significarán unos cambios importantes en la vida universitaria y exigirán mucha organización y paciencia a la hora de planificar el viaje de ida y vuelta a la Universidad"

 

Así serían los protocolos para el ingreso al campus

Es bueno señalar que, con el propósito de saber cómo funcionarán los protocolos, así como evaluar la eficacia de las medidas que adoptará la Universidad y los tiempos que se deberán destinar para el ingreso, durante el pasado mes de junio se desarrolló, en el Módulo 16, un piloto de cómo operará el acceso al campus y en las aulas de clase.

Así, en todos los puntos de ingreso a la Universidad, se contará con lavamanos de pedal, dispensadores de toallas desechables y de jabón antibacterial, así como con la señalización de piso que indica la distancia social que se deberá tener a medida que se avanza en la fila.

De igual manera,, en las puertas, se ubicarán 3 pediluvios para la limpieza de los zapatos: en el primero, se realiza una limpieza inicial; en el segundo, un lavado con algunas sustancias desinfectantes, entre ellas el hipoclorito de sodio; y en la tercera, se desarrolla el secado. Lo ideal, como lo comenta la vicerrectora, es que, antes de lavarse las manos, se retire y deseche de manera segura el tapabocas, para ingresar al campus con uno nuevo.

Como último paso para ingresar, se llevará a cabo la medición de temperatura a través de cámaras térmicas y termómetros infrarrojos; también se harán brigadas de control de temperatura al interior del campus y en los pasillos se ubicarán lavamanos portátiles y dispensadores de gel antibacterial.

Se han tomado las más estrictas medidas de bioseguridad para el ingreso a laboratorios y talleres

En cuanto a la disposición del aforo en las aulas de clase, estas ya se están adaptando a las normas de distanciamiento social de 2 metros, razón por la cual la disminución de su capacidad, en promedio, estará entre el 50% al 70%. También se están adoptando protocolos para posibles escenarios en los que algunos miembros de nuestra Universidad lleguen a presentar síntomas relacionados con Covid-19.

En materia de movilidad, la Universidad promoverá el uso de medios de transporte alternativos al servicio masivo, entre ellos la bicicleta, a través de acciones encaminadas a fortalecer el sistema de reserva de los biciparqueaderos, para que los miembros de la comunidad puedan tener acceso a estos espacios diariamente, de acuerdo con los días que les corresponda ir.

Para la gestión de los biciparqueaderos, los tadeístas deberán descargar la aplicación Bicimo. También se trabajará en protocolos de desinfección para los carros particulares y motocicletas que ingresarán a los parqueaderos de la institución.

 

“Cada uno tiene que ser muy consciente y responsable del uso obligatorio del tapabocas dentro del campus, al igual que el seguimiento estricto de reglas básicas como la distancia social y el lavado de manos"

 

Se priorizará el trabajo en casa para el personal administrativo

Con el objetivo de que las acciones sean congruentes con la realidad que viven los miembros de la comunidad tadeísta, desde el mes de mayo, la Universidad está aplicando la encuesta de condiciones sociodemográficas y de salud a todos los trabajadores, profesores y estudiantes. “La información recolectada y los resultados de estas encuestas permitirán conocer el estado de salud, los factores de riesgo y las necesidades puntuales de nuestra comunidad, explicó Liliana Álvarez.

De esta forma, la Universidad definirá las áreas esenciales para prestar el servicio y se trazarán estrategias para la rotación del personal, turnos de trabajo y horarios laborales flexibles. “La prioridad es proteger primero a las personas más vulnerables y luego a toda la comunidad, ajustando la planta y los horarios, definiendo como principio la presencialidad de aquellas personas cuya función sea indispensable para el desarrollo de las actividades académicas o administrativas en el campus. Datos, por ejemplo, como la georeferenciación son un insumo muy importante para trazar un plan de movilidad que sea útil para todos y en el que nos encontramos trabajando, puntualizó la vicerrectora.

En complemento, y con el fin de hacer un seguimiento epidemiológico para enfrentar los riesgos, la Dirección de Tecnología ha diseñado el aplicativo Tadeoapp que nos permitirá realizar un autoreporte de nuestras condiciones de salud, con base en los parámetros ya establecidos por la Organización Mundial de la Salud y las autoridades nacionales y distritales de salud.

La Vicerrectora hizo un llamado específico en este aspecto: “Esta es una responsabilidad individual que puede ser definitiva para nosotros, nuestros compañeros y nuestra familia en caso de que se presente algún síntoma o sospecha de contagio. Todas las personas que estén en el campus o trabajando desde sus casas deben asumir la disciplina de hacer este reporte”.

El lavado de manos es uno de los autocuidados fundamentales para evitar la propagación del coronavirus

Siguiendo las instrucciones del Gobierno nacional en torno a priorizar el trabajo en casa para aquellos trabajadores que no requieran desarrollar sus funciones en el campus, la Universidad tiene planteado que tan solo el 20% de su planta administrativa trabaje de manera presencial. “Nosotros hemos podido trabajar todos estos meses desde la virtualidad. La Universidad ha seguido funcionando administrativamente, por eso pensamos que no todos los administrativos tendrán que estar presencialmente”, destaca Álvarez.

 “La restricción seguirá existiendo para personas con algún tipo de enfermedad, que sean mayores de sesenta años o que convivan con esta población. Ellos deberán permanecer en casa”, precisa la vicerrectora.

Finalmente, y con el interés de generar conocimiento sobre los protocolos de bioseguridad que se han diseñado específicamente para la Universidad y asegurar la socialización para su aplicación, en los próximos días, funcionarios, profesores y estudiantes podrán acceder a un curso virtual a través de AVATA -Ambiente Virtual de Aprendizaje Tadeísta-. El curso es obligatorio para poder ingresar a las instalaciones de la Universidad, según la normatividad establecida por el Gobierno nacional.

  

Recuerda que #LaTadeoTeQuiereBien

Utadeo Caribe también está lista para el retorno a la presencialidad

Conoce y descarga aquí todos los protocolos de bioseguridad

 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.