Filtros avanzados

To prevent automated spam submissions leave this field empty.

Boletín Julio 2020

Boletín Julio 2020
Compartir en
Viernes 03 de Julio 2020

En este mes de julio de 2020, se cumplen 300 años de la construcción de uno de los cellos más reconocidos en América Latina, no sólo por su majestuosidad sonora y su conservación perfecta después de tantos años, sino por las manos que lo crearon y por las manos que lo interpretan. Primero, porque fue el famoso laudero Antonio Stradivarius, quien lo fabricó en Cremona, norte de Italia en 1720, una verdadera obra de arte y, segundo, porque desde 1979 está en manos del maestro mejicano Carlos Prieto, sin duda, uno de los más destacados violonchelistas del mundo actual. Durante estos 300 años de vida el bello violonchelo rojo ha pasado por las manos de grandes intérpretes de diversos países. Este tesoro de la música fue conocido como "The Red Stradivari" mientras estuvo en Irlanda e Inglaterra entre 1818 y 1900. Poco después de 1900 se le llamó "Piatti" por haber sido Alfredo Piatti, prominente violonchelista italiano, quien lo tuvo de 1867 a 1901. Desde ese entonces y aún hoy día se le conoce así, "El Piatti de Carlos Prieto".

Antonio Stradivarius, al decir de los músicos especialistas, representa la cumbre más elevada de la laudería. Nadie ha superado jamás la excelencia sonora, la belleza y la perfección artesanal de sus instrumentos. Heredó lo mejor de la tradición cremonense y además, fue un gran innovador que nunca dejó de experimentar en búsqueda del instrumento ideal.

El 23 de julio de 1979, Carlos Prieto, es el nuevo "depositario del Piatti", como él mismo lo afirma, "depositario porque una obra de arte como este instrumento no debe considerarse una propiedad..." En aquel entonces Carlos Prieto preparaba una larga gira por Europa y Asia con el Trío México, pero decidió no llevar su nuevo Piatti a la gira y prefirió dejarlo en manos de René Morel, uno de los grandes lauderos de nuestra época, además gran amigo del maestro, quien se dedicó a limpiarlo, y a preservarlo hasta su regreso. En octubre de 1981 se realizaron los primeros conciertos del Piatti en manos de Carlos Prieto en una serie de recitales en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México con obras de Gabrielli, J.S. Bach, Kodaly y Rodrigo. Desde ese momento y hasta nuestros días, el Piatti no deja de sonar en los concierto de Carlos Prieto alrededor del mundo. ¡Mucha vida y largos años para estos compañeros inseparables!

 

Rogelio Delgado

Director, Emisora Hjut 106.9 Fm

 

Consulta el Boletín Completo