Instituto Confucio

Somos una alianza entre el Ministerio de Educación de la República Popular China y la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Nuestra misión es difundir y promover la cultura de China a través de cursos y eventos. 

Descubriendo China

Descubriendo China
Compartir en
Fotos: Lizet Hernandez

Mi nombre es Lizet Hernandez estudiante becada del Instituto Confucio de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Hace ocho meses llegué a China, y durante mi estadía en este país he visitado diferentes lugares, como algunas ciudades de la famosa línea de Shanghai, viaje del cual quiero contarles un poco.

Mi viaje empezó desde la hermosa ciudad Tianjin, lugar en el cual realizo mis estudios de chino mandarín. Desde esta ciudad viajé en avión a Shanghai donde me di cuenta que un mismo lugar puede tenerlo casi todo.

Es una mezcla entre lo tradicional y lo contemporáneo. Lo que más me marcó de esta ciudad fue que finalmente pude ver con mis propios ojos un parque repleto de padres promocionado sus hijos para conseguirles una pareja.

Desde la imponente Shanghai viajé en tren a la tradicional ciudad de Suzhou, donde tuve la oportunidad de contemplar la ancestral arquitectura de la ciudad mediante un paseo en bote. Podría decir que uno de los atardeceres más bellos que he visto en mi vida fue en esta ciudad mientras paseaba en un tradicional y renombrado parque, donde sentí la armonía entre la naturaleza y la civilización antigua, algo que no pude experimentar ni en Tianjin ni en Shanghai.

 

Finalmente viajé a Hangzhou, ciudad renombrada por ser el lugar donde se encuentra el Lago del Oeste (西湖),  allí no solo aprecie bellos paisajes como el del Templo Lingyin (灵隐寺) sino también me deleite con algunos platos tradicionales chinos como el famoso 火锅 (Huoguo) y 花鸡 (Huaji). 

 

Suzhou y Hangzhou pueden compararse con el paraíso por sus impresionantes paisajes, entendí finalmente aquel dicho en chino “上有天堂,下有苏杭” que significa ¨ Arriba se encuentra el cielo, abajo se encuentra Suzhou y Hangzhou ¨.

Al regresar a Tianjin me encontré con mis buenos amigos, los cuales aunque estaba lloviendo a cántaros no dudaron un segundo en ir a recogerme. Podría decir que lo mejor que me ha dejado China además de mejorar mi nivel en el idioma ha sido muchos lazos de amistad.

Agradezco al Instituto Confucio de la Universidad Jorge Tadeo Lozano por darme esta gran oportunidad, en la que he podido viajar, conocer nuevos amigos y descubrir una manera diferente de vivir la vida.

 

Lizet Hernandez.

Estudiante de Idioma chino en la Universidad de Estudios Extranjeros de Tianjin.

Becaria del Instituto Confucio Utadeo.