Instituto Confucio

Somos una alianza entre el Ministerio de Educación de la República Popular China y la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Nuestra misión es difundir y promover la cultura de China a través de cursos y eventos. 

Ese rincón

Ese rincón
Compartir en
Fotos: Iris Talata

Leí alguna vez que un lugar se constituye por su gente y creo fielmente en esta idea. Sin importa en qué rincón del mundo te encuentres si estas rodeado de personas que saben respetarte y apreciarte hasta el rincón más desagradable puede convertirse en el espacio más hermoso del mundo. 

 

 

Tianjin está muy lejos de ser una ciudad antiestética. Gracias a su bella arquitectura que sabe acomodarse de maravilla a todos los fragmentos de naturaleza que allí existen, pero lo que realmente se destaca de esta ciudad y la hace tan especial es en definitiva su  población, tan cálida y gentil que tiene la capacidad de hacerte sentir en poco tiempo que has llegado a tu segundo “hogar”.  

 

 

Esta experiencia ha sido uno de los viajes más enriquecedores para mí. Aprovechamos cada día al máximo, recorrimos  y visitamos lugares preciosos, pudimos probar un montón de sabores Orientales que en su mayoría fueron deliciosos. Fuimos capaces de compartir con personas de una cultura tan distinta y a la vez tan similar a la nuestra, quienes nos enseñaron a ver la vida con otros ojos.

 

 

He visitado muchos países a lo largo de mi vida y han sido pocos los sitios donde me he sentido tan bien acogida como lo fue en la ciudad de Tianjin. Esta cuidad de ensueño me recordó la gracia que tiene la vida devolviéndome las ganas de vivir cada día  y cada instante con todas las células de mi cuerpo despiertas y dispuestas a lo que sea. 

 

 

Aunque soy consciente que cada persona vive de forma diferente sus experiencias estoy segura que Tianjin tiene la capacidad de dejar huella en el corazón de la forma más positiva a quien la visite. Espero que aquellos que tengan la oportunidad de conocerla a futuro se lleven como  yo esas ganas de explorar más sitios de un país tan grande y admirable como lo es China. 

 

 

Iris Talata Meurkens.

Estudiante de idioma chino.

Instituto Confucio Utadeo.