Instituto Confucio

Somos una alianza entre el Ministerio de Educación de la República Popular China y la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Nuestra misión es difundir y promover la cultura de China a través de cursos y eventos. 

Un fin de semana en Beijing

Un fin de semana en Beijing
Compartir en
Foto: Marcela Moreno

El primer fin de semana de nuestra estadía en China viajamos a la ciudad de Beijing. En nuestro itinerario estaba ir a conocer el Templo del Cielo 天坛 (Tiāntán), el Palacio de verano 颐和园 (Yíhéyuán) y la Ciudad Prohibida 故宫 (Gùgōng).

Empezamos el sábado muy temprano en la mañana, después de tres horas llegamos a nuestro primer destino el Templo del Cielo, impactante y hermoso. Cuando entramos lo primero que se ve es la gran estructura, los detalles y los colores, todos estábamos felices y ansiosos por empezar a recorrer todo el lugar.

A medida que íbamos caminando íbamos encontrando diferentes edificaciones alrededor del templo principal, y el guía nos contaba que el propósito del Templo del Cielo y de las construcciones que lo rodeaban era pedir por las buenas cosechas y el agradecer por los frutos que se obtenían.

Después de unas horas nos trasladamos al Palacio de Verano, un sitio muy grande rodeado de un lago gigante y varias edificaciones. El Palacio de Verano fue la casa de vacaciones de la emperatriz Cixi. A lo largo del recorrido se encuentran varias piedras de formas curiosas y la razón de esto es que a la emperatriz le gustaba coleccionarlas y exhibirlas allí. Durante la visita cruzamos el lago en un bote con forma de dragón y desde ahí se podían ver todas las edificaciones que conformaban el palacio.

De allí nos fuimos a conocer el Estadio Nacional de Beijing, el famoso “Nido de Pájaro”, lo recorrimos de arriba a abajo y aunque no entramos, desde afuera se ve la estructura tan imponente que es.

Ya estábamos agotados de tanto caminar, pero felices por haber conocido tantos lugares, cuando nos fuimos al hotel y descansamos un rato, pero no nos aguantamos las ganas de salir a conocer un poco más de Beijing. Decidimos ir a 后海 (Hòuhǎi) un sitio de restaurantes y bares que en la noche es impresionante, las luces, el lago y las actividades, lo hacen un lugar muy interesante para visitar.

El domingo fuimos a conocer la Ciudad Prohibida, la plazoleta de entrada es grandísima y está muy custodiada, ahí se encuentra la tumba de Mao Zedong. Después de atravesarla pudimos entrar a la edificación principal y más emblemática, el Palacio es muy extenso y las edificaciones son gigantes y hermosas, está dividido en varios sectores y al final de todos se encuentra un jardín que a mi parecer es la parte más bella, está lleno de vegetación y más edificaciones, y entre ellas una que me llamó mucho la atención que es una casa ubicada en la cima de una roca.

Nuestro recorrido por Beijing fue increíble, como todo a lo largo de las tres semanas que estuvimos en China. Sé que compartimos el sentimiento de extrañar como locos a este país, ya que conocimos personas extraordinarias, visitamos lugares de ensueño y vivimos una experiencia que estará en nuestra mente y nuestro corazón por el resto de nuestras vidas, así que no queda más que agradecer al Instituto Confucio Utadeo por brindarnos ésta oportunidad y a la Universidad de estudios extranjeros de Tianjin por recibirnos. 

 

Marcela Moreno

Profesional en Comercio Internacional

Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano