Conozca dónde se encuentra Petrona, una de las 160 tortugas liberadas

Destacadas
Tipo de convocatoria: 
Externa
Investigadores
2017-06-13
2017-06-13
Fotografía: Juliana González - ProCTMM

Tras pasar 17 días del más reciente evento de liberación de tortugas que llevaron a cabo Utadeo Santa Marta, el Acuario Mundo Marino y Petrobras, donde 154 tortugas Caguama y seis tortugas Verde fueron introducidas a su hábitat natural, el director del Departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales de Utadeo, Andrés Franco, habló acerca de la trayectoria de migración que Petrona, uno de los ejemplares liberados y compañera de nuestra mascota Ami, ha trazado durante estos días, gracias al dispositivo de telemetría que se le instaló, y que permite, a través de un dispositivo satelital, obtener información sobre la ubicación de esta tortuga cada vez que sale a la superficie, gracias a los datos que compila el satélite francés Argos, de la Fundación Seaturtle (Lea más: Una segunda oportunidad para 160 tortugas en Santa Marta).

Según el más reciente monitoreo, Petrona ha viajado cerca de 402 kilómetros, en su mayoría en mar adentro, y en la primera semana llegó a aguas con profundidades cercanas a los 1000 metros con dirección hacia la costa de La Guajira. Sin embargo, en la última semana ha cambiado su rumbo hacia el suroeste del Caribe colombiano, con dirección a aguas internacionales.

Según Franco, Petrona probablemente continuará su rumbo hacia las costas centroamericanas, como ya lo han hecho otras tortugas monitoreadas, entre ellas Colombianita, Cumbiarey, Tuggy y Wayurey, que se han movido por las costas venezolanas, panameñas y del Golfo de México, llegando incluso a Pensacola, en Florida (Estados Unidos).

“Esto, lo que nos demuestra es que las tortugas que hemos liberado siguen los grandes patrones de corrientes que hay en el mundo”, sostiene Franco, para quien cada información nueva que llega de las tortugas monitoreadas es alentadora, pues significa que se encuentran a salvo.

Y es que aunque las tortugas monitoreadas no tienen un recorrido diario constante, debido a que estas se mueven por los patrones de las corrientes marinas y sus conductas alimenticias, Petrona en promedio recorre 20 kilómetros diarios en su expedición por el Caribe. Así, por ejemplo, Colombianita, desde su liberación en diciembre de 2010 lleva 6706 kilómetros recorridos.

Esta es la ruta migratoria que ha emprendido petrona en estos 17 días. Fuente: Seaturtle.org

De igual forma, como lo plantea Franco, la telemetría ha permitido desvirtuar ciertos debates científicos acerca de que las tortugas en condiciones de cautiverio pierden su comportamiento natural y patrones migratorios. Durante 15 años, lo que ha demostrado el equipo del Programa de Conservación de Tortugas y Mamíferos Marinos (ProCTMM), liderado por la profesora tadeísta Aminta Jáuregui, es que el instinto salvaje y las capacidades de migración no se pierden, sino que por el contrario les permite a las tortugas liberadas estar más fuertes, grandes y con mayores oportunidades de sobrevivir y reproducirse, tras el año de permanencia en las guarderías.

Finalmente, el directivo extendió una invitación a los colombianos a generar un pensamiento de conservación de las especies marinas propias de nuestro ecosistema y los que visitan nuestros océanos: “Colombia por estar en la esquina norte de Sudamérica tiene ventanas hacia el Caribe y el Pacífico, y eso le da la posibilidad de recibir muchas migraciones no solo de estas tortugas que van a poner sus huevos en las playas, sino también de otras especies muy importantes para la naturaleza y la humanidad, como las ballenas, los jureles y las sardinas, que son sustento para muchas especies y comunidades artesanales. La invitación es a conocer estas especies, sus migraciones y a respetarlas, cuidarlas y conservarlas porque son muy importantes para el mantenimiento de la biodiversidad y de la protección de los ecosistemas que no tienen fronteras geopolíticas(Lea más: “Hay que proteger a los visitantes del mar”, opinión de Andrés Franco en El Tiempo).

Siga la ruta de migración de Petrona, en el siguiente vínculo.