Filtros avanzados

Noticias destacadas

Destacadas
28 de Abril - 2017

A partir de la asignatura Merchandising y Promoción de Ventas y en conjunto con varios estudiantes diseñaron el concepto y montaron la vitrina de la Tienda Tadeísta: “La vida es cuento” basada en El Principito.

Destacadas
28 de Abril - 2017

La Facultad de Ciencias Sociales y el programa de Ciencia Política y Gobierno, con el apoyo del Centro de Arte y Cultura, realizaron el conversatorio “Caricatura, indignación y política”, que contó con la presencia de Yeyo, Beto y X-tian.

Destacadas
28 de Abril - 2017

Pasear Juntos es un encuentro alrededor de la cadena alimentaria y los seres que la hacen posible, organizado por el Observatorio de Poéticas Sociales de la Escuela de Artes Utadeo y el Instituto Goethe Bogotá.

Destacadas
27 de Abril - 2017

Este es Pixel, el perrito ilustrado por Diego Sánchez, profesor de Utadeo, que le ha dado la vuelta al mundo, ayuda a recaudar recursos para los animales víctimas de Mocoa y se está tomando las redes sociales.

"La tributación en América Latina", columna de opinión de Salomón Kalmanovitz

Tadeo en los Medios
Profesores
2017-04-16
2017-04-16
Fotografía:Oficina de Comunicación

En la más reciente columna de opinión del profesor emérito de Utadeo, Salomón Kalmanovitz, se hace un recorrido por los países de América Latina con mayor carga tributaria. Según estadísticas de la OCDE, Cuba con un 39% del PIB, y la Venezuela socialista del siglo XXI con un tributo del 21% de su PIB, encabezan la lista. Sin embargo, Colombia actualmente posee una tasa tributaria muy parecida al llegar al 20,8% de su Producto Interno Bruto, lo cual significa que en promedio la región recaudó en 2015 casi un 23% de su PIB, 11% menos que los países de la OCDE, que en últimas es fiel reflejo de un menor desarrollo económico y regímenes políticos poco democráticos.

De acuerdo con el columnista, los impuestos de la región para los años 80 correspondían al 14% del PIB, pues los gobiernos se financiaban con la emisión monetaria, que desencadenaba altas inflaciones y la inestabilidad macroeconómica. Sin embargo, cuando las economías se volvieron más serias, fue necesario financiar al gobierno con impuesto a las ventas, a la renta y contribuciones a la seguridad social.

Así por ejemplo, relata el columnista, el IVA pasó del 2,4% en 1990 al 6% de los tributos del PIB. En nuestro país, este gravamen representó el 38% del recaudo, mientras el impuesto a la renta llegó al 30%, el cual en gran medida fue pagado por las empresas, al tiempo que las contribuciones a la seguridad social cercanas al 10% encarecieron las nóminas, y por ende, agravará la desigualdad en el país. 

Como lo destaca Kalmanovitz, en los países de la OCDE el ciudadano es quien paga el grueso de los impuestos a la renta, mientras que las contribuciones a la seguridad social son menores porque son financiados con impuestos a la renta, disminuyendo los índices de desempleo e informalidad.

Lea la columna completa, en su versión impresa, haciendo clic aquí.

Consulte la versión digital de la columna de opinión.