Hip Hop al Parque edición 23, una apuesta educativa.

Emisora
Hip Hop al Parque edición 23, una apuesta educativa.
Compartir en
Domingo, Octubre 6, 2019

Los pasados 5 y 6 de octubre se realizó en Bogotá el festival  más grande de música rap de Sudamérica. Este contó con la participación de más de 34 artistas entre nacionales, distritales e internacionales que mostraron ante el evento multitudinario su mejor repertorio. Además hubo espacio para las 4 artes que representan este género urbano, el tornamesismo, Breakdance, Freestyle y Grafitti. Lo más novedoso de esta edición es que tiene un componente educativo nunca antes presentado.

Según la información oficial del evento, en esta ocasión asistieron a 58.000 personas al festival, esto lo ratifica como uno de los festivales más importantes y con mayor afluencia de público en la capital “ Yo vengo desde 2003, las primeras ediciones fueron en La Media Torta, una fue en la Plaza de Bolívar y después siempre ha sido aquí”, señala Nicolás Barrera, asistente al evento.

Esta edición es novedosa en la medida en que se presentó una sección con un fin educativo en diferentes lugares de Bogotá, se llevaron a cabo talleres sobre escritura musical, composición de Beats o juzgamiento en breaking. Además en esta edición se dio un papel importante a la mujer, de hecho, este ciclo de talleres cerrará mañana 8 de octubre con el conversatorio “Luchas femeninas en el Hip Hop”, el cual se llevará a cabo en la Cinemateca Distrital de 9 a 12 del medio día.

Ahora bien, tristemente es necesario hablar de los actos vandálicos que se perpetraron especialmente el pasado 6 de octubre en los alrededores del Parque Metropolitano,  donde varios peatones y conductores civiles se vieron afectados por hordas de desadaptados que les robaron sus bienes y en muchos casos agredieron a estas personas. “A  uno le dicen que no venga solo que acá es caliente, yo siempre vengo con mis amigos y es normal que de un momento a otro la gente haga hueco entre la multitud, cuando pasa eso es que se están dando cuchillo”, afirma Emilio Hernández, asistente al festival.