Karen Michaels estudiante tadeísta que se destaca en el patinaje artístico

Karen Michaels estudiante tadeísta que se destaca en el patinaje artístico
Ingeniería, arquitectura y afines
Fotos tomadas por: Laura Vega - Oficina de Comunicación

Karen Lisbeth Michaels Arciniegas es estudiante de cuarto semestre de Ingeniería Industrial en Utadeo, lleva 11 años patinando y 9 compitiendo. "Mi mamá de pequeña patinaba pero sentía que era un deporte muy exigente, de muchas caídas, por lo que no me metió a patinaje sino a ballet, pero a los 7 años yo quise patinar y me llevaron a clase y me enamoré del patinaje, nunca fuí la mejor, tenía un problema en las rodillas, pero con constancia y disciplina uno logra lo que se proponga".

A los 14 años empezó a ganar campeonatos nacionales, y en el 2013 ganó un campeonato muy importante llamado "interligas", el cual se realiza cada año y seleccionan a los tres mejores de cada liga, para competir entre ellos, "gané ese campeonato y por eso me clasificaron para el campeonato mundial que se realizó en China, en Taipei, donde representé a Colombia y de 50 personas ocupé el puesto 11; también he viajado a Italia dos veces, a USA. Dentro de poco me voy a Brasil, y la Tadeo me está apoyando con el gimnasio y me brindó un apoyo económico para este campeonato, por lo que estoy muy agradecida con la Universidad, por apoyarme para seguir luchando por mis sueños".

Hace un año pertenece a la categoría Senior, en ese primer año ocupó el segundo lugar, y el primer lugar viajaba a los Panamericanos, estuvo a décimas de conseguirlo.

Así como se destaca en el deporte, se destaca en sus estudios en Ingeniería Industrial, "Mi papá me inculcó que también debo cultivar la parte intelectual, yo estudio y entreno, no tengo tiempo para más, mi tiempo libre es gimnasio, hago las dos cosas lo mejor que puedo. Entreno 3 veces al día sobre patines y uno en gimnasio, es decir tengo 4 entrenamientos al dia, de domingo a domingo, pues mi objetivo es ser campeona mundial. Mi prioridad presente es patinar pero a los 26 años es mi edad tope y me retiraré para dedicarme a mi profesión".

Karen recomienda a sus compañeros luchar por sus sueños aunque parezcan imposibles "no hay nada imposible si perseveras y luchas por tus sueños", finaliza.