Todos hemos tenido un amor de película... de película de terror | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

Todos hemos tenido un amor de película... de película de terror

La Brújula

LA BRÚJULA es un medio de comunicación de la Universidad Jorge Tadeo Lozano "hecho por estudiantes y para estudiantes", donde se dan a conocer los acontecimientos y la realidad que influye en la vida universitaria tadeísta.
  • Opinión

Export taxonomy

Becas
Todos hemos tenido un amor de película... de película de terror
Compartir en
Miércoles, Noviembre 6, 2019
Octubre es un mes en el que todos nos permeamos de esa energía con sabor dulce, pero escabroso a la vez. Gozamos sumergiéndonos entre máscaras, esqueletos, brujas, gatos negros, lápidas y demás ornamentos con los que se genera esa atmósfera oscura pero divertida que siempre acompaña éste mes. Por lo anterior no sería tan usual mencionar al amor en el marco de una celebración que evoca cosas terroríficas.

Redacción: Andrés Felipe Pinto

Octubre es un mes en el que todos nos permeamos de esa energía con sabor dulce, pero escabroso a la vez. Gozamos sumergiéndonos entre máscaras, esqueletos, brujas, gatos negros, lápidas y demás ornamentos con los que se genera esa atmósfera oscura pero divertida que siempre acompaña éste mes. Por lo anterior no sería tan usual mencionar al amor en el marco de una celebración que evoca cosas terroríficas.

Sin embargo,  las historias de amor que vivimos a menudo pueden tener más cosas en común con las películas de terror de lo que nos imaginamos.

¿No lo crees posible? Ok. Lee la siguiente lista e imagina con cuál de los siguientes personajes del cine del horror podrías identificar a alguno/a de tus ex: 

Frankenstein: Él o ella reúne un montón de cosas que te recuerdan a tu o tus ex. Está el que tiene los mismos ojos de tu anterior novio, o la chica que tiene la misma voz de tu ex, cabello similar, modo de vestir  o tono de voz. Es como si el destino hubiera elaborado un collage con los rasgos más marcados de las personas de tu pasado y los hubiera usado para construirlo a él o ella. Ojo: si te ha pasado más de una vez y siempre resultas con personas con rasgos físicos o de personalidad similares, puede indicar que sigues un patrón en tus relaciones, lo cual no resulta malo salvo cuando salen a flote las odiosas comparaciones con el pasado en alguna charla casual.

Hombre Lobo: La noche los/las transforma. Son el alma de la fiesta y por lo general en el día son personas disciplinadas, aparentemente muy serias y discretas en su proceder. Sin embargo, la noche, la rumba y uno que otro shot sumados a la luz de la luna los transforman en seres absolutamente extrovertidos, bailarines y sociables con los que pasar un buen momento siempre es una garantía. Si tu pareja es así, siéntete afortunado/a porque la idea es gozar la vida juntos. Eso sí, ojo con los excesos.

La Bruja: No se sabe cómo, ni por qué, pero te mantiene encantado de una manera que ni tú ni tus amigos logran explicarlo. Todo lo que hace te encanta aun cuando a veces no tenga la mejor actitud, la sigues a todas partes y aparte cocina delicioso, por lo que ningún plan importa más que una tarde de almuerzo en casa juntos. Las reuniones con sus amigas son un total misterio para ti.

El Fantasma: Es quizás el personaje más tóxico de todos. Aparece, te llena de detalles, se encarga de ser totalmente encantador o encantadora contigo para ganarse tu corazón y cuando ya finalmente te tiene en sus manos… desaparece, sin explicaciones. Luego, cuando ya lo has empezado a superar vuelve a aparecer y se va de nuevo. Y así, sucesivamente.

El Esqueleto: Sobran las explicaciones. Es ese personaje con metabolismo privilegiado que jamás engorda a pesar de que come como si no hubiese un mañana. Tiene esa compleja y a la vez funcional contextura que hace que todo se le vea bien. Además, si es una chica, es más fácil de cargar cuando la situación así lo exija, como en los conciertos, por ejemplo.

El Vampiro: En ésta categoría hay una subdivisión. Están los Vampiros Energéticos y los mal llamados “Chupasangre”. Los primeros son ese tipo de persona cuya actitud siempre pesimista y quejumbrosa logra opacar tus ánimos y tu entusiasmo ante la vida, dejándote sin ganas de nada. Los otros se caracterizan por estar siempre a la espera de que su pareja los “respalde” cuando se trata de meterse la mano al bolsillo, al punto de volverse realmente conchudos dejando que la otra persona corra siempre con los gastos de cuanta salida, plan o gasto se atraviese. En ésta categoría podemos ubicar tanto a novios/as como amigos/as.

Por último en nuestra lista de personajes del más allá está El Zombi, el muerto viviente, y creo que para él/ella no se necesita ir muy a fondo explicando esa tendencia de reaparecer cuando ya lo creías enterrado en el pasado. Es ése ex con quien tuviste quizás la relación que más prometía, pero luego de que todo se acabó y de que ya vas finalizando la tusa, vuelve a aparecer de la nada. Su familia te amaba y de hecho conservas aún uno que otro contacto con personas cercanas a él. Te llama cuando está enfiestado/a, te pone canciones en el teléfono a las 3:00am y en el momento menos pensado te envía un mensaje diciéndote que todavía te extraña o que nunca podrá encontrar a nadie como tú (ajá).

Podríamos hacer una lista interminable de aquellos personajes del Halloween y las películas de terror que tienen similitudes con ese crush que nos mueve el piso o con esos amores del pasado. Lo cierto es que la esencia de cualquier tipo de relación es compartir y no caer en excesos, de manera que todo conserve la dulzura y la magia propias de cualquier película, preferiblemente con un final feliz.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.