"De muerte lenta", el emprendimiento de la tadeísta Matilde Cárdenas

Destacadas
"De muerte lenta", el emprendimiento de la tadeísta Matilde Cárdenas
Compartir en
Miércoles, Enero 22, 2020
Estudiantes
Fotografía: De muerte lenta y Alejandra Zapata - Oficina de Comunicación

“De Muerte Lenta”, una expresión coloquial muy colombiana, de moda en los años sesentas, que se usa para hablar de alimentos deliciosos o exquisitos, es la marca con la que, desde el 2013, la diseñadora gráfica tadeísta Matilde Cárdenas y su hermana Sara, diseñadora industrial de la Universidad Nacional, decidieron abrirse mercado en el mundo de las mermeladas, con un gran diferencial: dar a conocer los sabores de las frutas exóticas de Colombia, entre ellas lulo, feijoa, maracuyá, tamarindo, ciruela criolla, pera boyacense y tomate de árbol. Actualmente cuentan con catorce sabores y se encuentran experimentando con frutas amazónicas, papayuela, asaí y durazno criollo.

Sobre el origen de la marca, las hermanas señalan que su abuela, quien es una de sus referentes gastronómicas, usaba constantemente esta expresión. Ellas, precisamente, vienen de una tradición familiar marcada por la cocina: “Nos encanta comer – señala Sara-. Mi mamá, desde que estábamos muy pequeñas, nos inculcó el gusto por la cocina. Recuerdo que en lugar de jugar con muñecas nos la pasábamos horneando panes, galletas y pizzas, y nuestra abuela era profesora de cocina”.

Matilde Cárdenas, egresada del programa de Diseño Gráfico de Utadeo

El emprendimiento nació dos años antes de graduarse, como un hobbie. Luego se dieron cuenta que en el país no había mercado para mermeladas con la biodiversidad de las frutas colombianas: “aprovechamos nuestras dos carreras para desarrollar una presentación que planteara las mermeladas no solo como consumo de la casa sino como algo para regalar y llevar los sabores de Colombia a otros países”, indica Matilde.

Los productos de este emprendimiento se caracterizan por pasar por un proceso artesanal y por tener ingredientes naturales. Las frutas son picadas y despulpadas a mano, y se usan azúcar y pectina completamente naturales, sin colorantes ni saborizantes artificiales. Inicialmente la producción, distribución y comercialización de las mermeladas fue desarrollado por las hermanas. Hoy día ya son fuente de empleo de cinco mujeres de planta, y de cuatro más en temporada.

Sara Cárdenas

“En la presentación de los productos, queremos reflejar el tema artesanal y casero sin quedarnos en el frasco tradicional con capucha de tela. Un diseño limpio de vanguardia que refleja nuestra filosofía de cuidado al medio ambiente. También intentamos que se vea el contenido de la fruta, que esta se sienta como es desde su textura y sabor, a través de los trozos, cáscaras y pepas, que se puede ver en las etiquetas transparente y el frasco a la vista en las cajas”, destacan.

En sus ocho años de existencia, “De muerte lenta” se ha abierto mercado en pequeñas tiendas, entre ellas la Tienda Tadeísta, así como en panaderías y restaurantes gourmets. Uno de sus mayores logros fue hace tres años, cuando se convirtieron en proveedores de PriceSmart. Actualmente cuentan con una tienda en línea, ganadora de la convocatoria del Ministerio de Tecnologías de la Información y la Comunicación, con envíos a todas las ciudades del país. También manejan una línea institucional dirigida a hoteles de lujo y a la Heladería Orso, que transforma sus mermeladas en exquisitos sabores de helado. 

Ahora su proyección es ampliar el mercado para que los colombianos encuentren sus productos más cerca de su casa, pero también exportar las deliciosas conservas a países como Francia y Estados Unidos.

Siento que el diseño gráfico es el diferencial de nuestra marca, y sin mis estudios en la carrera, ese cuidado al detalle no habría sido posible. Cada vez que desarrollamos una nueva etiqueta, producto o sabor lo hacemos conscientemente como diseñadoras. Esa rigurosidad la aprendí de diferentes profesores”, precisa Matilde acerca de la influencia que ha tenido en su proceso de emprendimiento, quien además recuerda que ha sido emprendedora desde siempre, cuando estaba en el colegio y la universidad, pues para ese entonces vendía galletas y dulces a sus compañeros. “Siento que la Tadeo es muy libre, te permite siempre decidir el camino. Conozco a tadeístas muy ‘tesos’ porque la universidad tiene todas las herramientas. Depende de uno tomarlas o no”.

El emprendimiento se ha encargado de mostrar los sabores de las frutas colombianas

La perseverancia ante los obstáculos que debe sortear cualquier emprendedor, así como el aprendizaje de los errores y entender que los emprendimientos no se hacen de la noche a la mañana fueron los ingredientes más importantes para que hoy estas hermanas tuvieran éxito en lo que hacen. “Empezamos sin saber nada de administración y de mercadeo, todo ha sido muy orgánico. Lo más importante es lanzarse y creer en uno y el proyecto que tiene”, agregan las hermanas, quienes recomiendan, además, aprenden aún cuando se pierde y conocer muy bien el mercado al que se va ingresar.

Conoce más información sobre "De muerte lenta"

Uno de los productos bandera son las mermeladas semanario

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.