“Le he dedicado alma, corazón y vida a la docencia”: Catalina Quijano Silva

Destacadas
“Le he dedicado alma, corazón y vida a la docencia”: Catalina Quijano Silva
Compartir en
Viernes, Abril 5, 2019
Fotografía: Lina Alejandra Zapata - Oficina de Comunicación

Bogotana, diseñadora gráfica de Utadeo, bailarina de ballet y fotógrafa. Inició en el mundo de la danza a los 23 años, cuando ingresó al taller de ballet clásico de Priscilla Welton. Es soltera y vive con sus dos gatos: Lórico Amarillo Mostaza y Cósmica Baryshnikova. Le apasionan la danza y la docencia, disfruta compartiendo con sus amigos y tiene como máxima rodearse de gente de alma bonita.

Cuenta con una Especialización Multimedia en Artes de la Universidad de Los Andes y con una Maestría en Creación de nuevos Medios en la ENSCI, Les Ateliers, que cursó en Francia. Confiesa que la docencia la descubrió a ella y se ha dedicado a este oficio desde que se graduó de la universidad. Actualmente es la coordinadora del Tadeolab y con su mirada interdisciplinar le imprime su sello a todos los proyectos que emprende.

Ingresó a la Tadeo como profesora asociada del programa de Diseño Industrial en 2012 y desde el 2014 coordina Tadeolab. Actualmente dicta las asignaturas: Cuerpo Electrónico y Espacios del Futuro, junto a Camilo Nemocón, con quien ha trabajado en investigación desde hace 10 años. También dicta la clase de Arte y Ciencia junto a Ana María Campos, así como, el Salón de la Justicia, junto a Andrés Téllez,  con el apoyo de otros docentes de la Facultad de Ciencias Sociales.

Fue seleccionada en el 2018 como una de las docentes que recibió el Reconocimiento a la Excelencia en Docencia que otorga la universidad. Hablamos con ella sobre su vida y su práctica docente y esto fue lo que nos contó.

¿Cuál es el logro personal o profesional que más recuerda?

Creo que es estar siempre ligada a la academia pero “con una pata afuera”. Tratar de combinar experiencias que no son usuales y entre esas experiencias la Escuela de Ballet de Priscila Welton fue fundamental en mi estructura de pensamiento y en lo que soy hoy en día, y también la residencia artística que hice en el Centro Interdisciplinario CAMAC en Paris; conocí gente de todas partes del mundo, de muchas disciplinas y conviví con ellos varios años, esa experiencia me enseñó, que  había personas que vivían en residencias artísticas toda su vida, pasando de residencia en residencia a nivel internacional, ellos no pensaban en el cliché del “carro, casa y beca” como la única manera de vivir. Entonces creo que eso es lo que más me ha formado a mí, y también la posibilidad que he tenido de viajar, de ver otras cosas, de conocer personas.

Foto: Archivo particular.

¿Cuál es la experiencia más inspiradora que ha tenido en su vida?

Creo que la danza ha sido siempre un lugar de inspiración para mí. Cuando murió mi maestra de ballet, decidimos formar un grupo de danza y ahí empecé a trabajar en escenografías y coreografías audiovisuales, todo eso,  implicaba aprender de tecnología y de cómo aplicarla a la danza.

Eso fue la semilla para luego decidirme a estudiar una maestría en Creación de Nuevos Medios, que era básicamente generar espacios de creación con apoyo de la tecnología. Lo que aprendí allí me ha disparado mucho en esa área de danza y tecnología que nos es tan explorada, y lo he podido aplicar en el proyecto que hice en los Andes y también en Utadeo.

¿Qué significa pertenecer a la comunidad tadeísta?

Soy egresada de Diseño Gráfico, fui profesora hora cátedra recién me gradué y ahora llevo siete años trabajando en la Tadeo. Lo primero que dije cuando me hicieron la entrevista de ingreso, es que agradezco a la Universidad la confianza que deposita en la  gente que forma, y creo que  hay que seguirlo conservando. Se habla mucho aquí de la comunidad tadeísta, para mí era un bonito término, pero me preguntaba ¿cómo será eso? y ahora sé que es generar comunidad con una identidad, y sí, la Tadeo tiene un sello diferente a otras universidades y le da la oportunidad a sus egresados para que crezcan y aporten al desarrollo de la Institución.

Por ejemplo, en TadeoLab les hemos dado la oportunidad a varias personas que han estudiado o estudian en la Tadeo, son unos talentos que trabajan, aportan, y sin duda, han sido parte fundamental para que el laboratorio sea lo que es.

¿Cómo vivió el proceso de participar en el reconocimiento a la excelencia en docencia 2018?

Fue un ejercicio interesante en la medida en que uno como docente hace una reflexión sobre por qué está haciendo este tipo de práctica pedagógica o porque decide uno emprender el camino de la docencia, y en ese sentido, el ejercicio me hizo devolver un poco en el tiempo, y mirar con distancia, tanto lo que hice al regresar a la Tadeo, porque fue una decisión de vida, y también todo lo que implicó iniciar Tadeolab, emprender esto con varios compañeros y amigos, creo que fue importante para hacer un alto en el camino, revisar lo que venimos haciendo en términos de prácticas en Tadeolab y tomar decisiones, que han sido interesantes, sobre todo en este punto que regresamos al módulo 15 y empezamos a reacomodarnos en este nuevo espacio.

¿Cuáles son los elementos diferenciadores de las asignaturas de Tadeolab de otras tradicionales?

Los estudiantes que pasan por Tadeolab nos cuentan que la gran diferencia es que aquí trabajamos por proyectos. Embarcarse en la aventura de aprender a hacer un proyecto, trabajando con personas que no son de la misma disciplina y explorar desde el arte y la ciencia varios elementos, pensar en cómo impregnarles tecnología, ya sea de bajo costo o una infraestructura más compleja, en general es aprender todos los días, con la posibilidad de recibir conocimiento de todas las personas que participan de cada proyecto.

Como docente y coordinadora del Tadeolab ¿cuáles cree que han sido los logros más importantes alrededor de su práctica pedagógica?

Lo que siento es que en Tadeolab los estudiantes se encuentran con ellos mismos, enfrentan sus miedos, se dan cuenta de lo que son capaces, se les empuja un poco a que se den cuenta que ellos están aquí por una elección, y que además son privilegiados porque tienen la opción de estudiar, que no todo el mundo tiene. A los jóvenes se les olvida que es una oportunidad enorme poder estar en una universidad, poder equivocarse, hacer cosas sin pensar demasiado, sino de una vez concretar las ideas.

En Tadeolab los estudiantes mezclan sus pasiones, en el fondo es como un encontrarse con ellas, con lo que realmente les importa y que no necesariamente hace parte de su práctica usual.

 

¿Qué significó para usted recibir de parte de la Universidad el reconocimiento por la Excelencia en Docencia?

Para mi es algo muy gratificante, muy emocionante y motivador, me impulsa a continuar haciendo lo que hago. Creo que más que el reconocimiento de la universidad, es lo que me dicen los estudiantes, cómo años después, siguen siendo “parceros” míos, me dan la oportunidad de acompañar sus procesos, y eso es lo más bonito, porque realmente le he dedicado alma, corazón y vida a la docencia, y no me arrepiento un segundo de haberla elegido como opción de vida. Soy muy feliz viniendo a la Tadeo, hacer lo que hago y meterle toda la energía, y para mi es importante el reconocimiento, porque me motiva a seguir en Tadeolab con esta labor.

¿Qué hace cuando sale de Tadeolab, en su vida personal?

Me gusta mucho bailar, entrenar danza, pilates, me encanta correr, me encanta trotar, hacer deporte me ordena las ideas, también leer....acabo de terminar por segunda vez el libro: De qué hablo cuando hablo de correr de Haruki Murakami, que lo releí porque voy a darlo como un regalo. Ahora voy a empezar "De qué hablo cuando hablo de escribir"...porque este autor me quedo gustando.

Me encanta la música, cantar, reunirme con los amigos. Por ejemplo, nosotros hacemos todos los miércoles tertulias con los profes del laboratorio, nos reunimos en casas diferentes y lo que hacemos es charlar de nosotros, de la vida, de los proyectos y vamos armando cosas nuevas.

Leo también artículos y libros académicos, ahora estoy leyendo una investigación de la universidad del Bosque, en temas de innovación porque estamos próximos a plantear un libro metodológico de Tadeolab, que reúna las prácticas que hemos venido haciendo.

En tres palabras ¿quién es Catalina Quijano?

Danza
Diseño
Experimento

 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.