“Mi pasión es la educación”: Gloria Calderón

Destacadas
“Mi pasión es la educación”: Gloria Calderón
Compartir en
Viernes, Agosto 23, 2019

Gloria Calderón es paisa, nacida en Medellín pero amante de Bogotá. Es madre de dos adolescentes: Juan Sebastián y Mariana, quienes son sus cómplices a la hora de hacer planes familiares. Gloria es Contadora Pública, egresada de la Universidad de Antioquía,  con una maestría en Administración de Instituciones Educativas del Tecnológico de Monterrey, y una especialización en Ambientes Virtuales de Aprendizaje. Hace 19 años está vinculada a la Tadeo y asumió hace unas semanas en propiedad la Dirección del Programa de Contaduría.

Hablamos con ella sobre su vida, su carrera profesional, sus nuevos retos y esto fue lo que nos contó.

¿Qué haces en tu vida personal, en qué inviertes tú tiempo libre?

Disfruto mucho compartir con mis hijos, en este momento son adolescentes: Juan Sebastián tiene 16 años y Mariana tiene 13. Eso me permite hacer con ellos actividades como ir a cine,  escuchar música, salir a caminar. Esas son las cosas que esencialmente hacemos de recreación en familia. El cine es nuestro plan favorito.

¿Cuéntame cuál es tu pasión?

Mi pasión es la educación…desde que tuve el contacto con la universidad en sentido amplio, me enamoré de todo lo que tiene que ver con los procesos educativos, y eso es lo que me mueve... de hecho por eso decidí hacer mi carrera académica y profesional en la docencia,  que he combinado con el ejercicio profesional como contadora pública.

Me apasiona el contacto con los estudiantes, con sus problemáticas, también con sus chispazos o sus locuras, hace que uno se sienta vivo... los estudiantes me revitalizan y siento esa necesidad de reinventarme de un curso a otro, de un semestre a otro... por más  que dictes la misma asignatura, no puedes hacer lo mismo siempre, te enfrentas a unos retos distintos con cada grupo. Me encanta encontrarme con mis estudiantes cuando ya han salido de la Universidad y ver que ellos están surgiendo en su profesión,  que están haciendo cosas y se están realizando como personas y como profesionales.

¿Cómo siendo contadora, te enamoras de la docencia?

El clic con la docencia y en general con la educación superior llegó cuando se me presentó la oportunidad de participar en la convocatoria para trabajar con los procesos de aseguramiento de la calidad del programa de contaduría en la Universidad de Antioquía. Empecé a vincularme a todas las actividades que tenían que ver, en ese entonces año 1997, con la acreditación de alta calidad del programa y esa fue mi primera inserción en el mundo de la educación.

Ya luego cuando me vine a vivir a Bogotá tuve la oportunidad de aplicar a una convocatoria aquí en la Tadeo para el cargo de administrador docente y desde ahí tenía las dos ópticas de una institución educativa: la óptica desde la administración y desde la docencia. Empecé a trabajar en esos dos campos de acción y han sido los que he comibinado en mi ejercicio profesional.

En el año 2012 con una de las reestructuraciones de la universidad, ese cargo de administrador docente desapareció y ahí fue cuando me postulé en el Comité de Clasificación Profesoral para ser profesor de planta. Desde el 2013 asumí el rol de profesor asociado adscrito a la Escuela de Administración, Contaduría y Mercadeo.

¿Cómo se da este proceso de participar en el concurso para  ser la directora del programa de contaduría?

En el mes de marzo cuando se dio la renuncia de la anterior directora, el Decano Carlos Andrés Brando me encargó de la dirección, en tanto se llevaba cabo todo el proceso de convocatoria pública para proveer el cargo. Apliqué a esa convocatoria e hice todos los procesos en igualdad de condiciones, con los candidatos internos y externos que se habían presentado... hubo entrevista... pruebas psicotécnicas... étc. Al finalizar el proceso me comunicaron que yo era la persona elegida para ocupar la dirección del programa.

¿Cómo recibes este reto?

Con muchas expectativas frente a lo que puedo hacer ,creo que conocer la institución y haber vivido las transformaciones de la Universidad, por lo menos en los últimos 20 años, me da la posibilidad de mirar cuáles son las necesidades actuales, tanto en el campo profesional del pregrado y de los dos posgrados a cargo. Tambien la mirada institucional, pues el programa de contaduría pública ha sido uno de los programas pioneros en la Universidad y en el país, pues fue el primer programa de esta disciplina que se creó en Colombia. 

Entonces hay un reto gigante en cuanto a su posicionamiento y a trabajar naturalmente por los procesos de acreditación de alta calidad que es algo que tenemos entre manos. Hay otros retos como por ejemplo,  acercar nuevamente los egresados al programa, pues siento que ahí ha habido una separación y creo que el aporte que ellos puedan hacer compartiendo sus vivencias, sus conocimientos, ayuda mucho a retroalimentar todos los procesos que estamos desarrollando.

Escoge un par de recuerdos de esos que llevas en el corazón, de estos 20 años que llevas en la Tadeo...

Por el lado positivo me gustaría destacar el logro más reciente que fue el proceso que hice en el año 2018, que condujo al reconocimiento a la excelencia en docencia,  y para mí este es el resultado de mi trabajo entre los años 2016 y 2017, en el que logré avanzar en innovación pedagógica,  reformular las clases,  la didáctica, la estrategia con la que estaba abordando las asignaturas, y que luego eso se vio reflejado en el proceso de reconocimiento,  que también fue muy rico... aprender a hacer los portafolios docentes,  a documentar y a evidenciar mi trabajo en la intimidad del aula, para mí fue fabuloso.

¿Qué significó para ti el Reconocimiento a la Excelencia en Docencia que te otorgó la Universidad y que además nació de la postulación de tus estudiantes?

Gratitud por la generosidad de los colegas y de los estudiantes que me postularon y que vieron  el esfuerzo que hago para hacer bien mi trabajo y lo están recibiendo de esa manera. Gratitud también para la Universidad, que nos provee los medios para haber logrado esas innovaciones y esos cambios que pude implementar en mis clases.

¿Qué significa para ti la Tadeo?

La Universidad es mi casa en Bogotá. Entre mi llegada a Bogotá y mi entrada a la Tadeo solamente transcurrieron nueve meses, creo que es un periodo corto para haber logrado llegar una institución grande,  una institución que se ha convertido en mi familia tadeísta...no es retórica... me acogió de una manera muy bonita y es en la Tadeo donde he construido mi carrera profesional, aquí he crecido como persona muchísimo.

Haber venido de estudiar toda la vida en un colegio de monjas, luego hacer mi pregrado en una universidad pública, significó un gran contraste para mí, y luego, llegar  a una ciudad como Bogotá y a una Universidad tan plural como esta, es seguir en esos contrastes, que no hacen otra cosa que enriquecerte, en tus puntos de vista, en la forma de ver la vida, en cómo te relacionas con las personas y en las percepciones que uno tiene de muchas cosas. Eso es la Tadeo para mí.
 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.