Andrés Barrios, un tadeísta enamorado de la radio

Destacadas
Andrés Barrios, un tadeísta enamorado de la radio
Compartir en
Martes, Octubre 30, 2018
Fotografía: Lina Alejandra Zapata - Oficina de Comunicación

Andrés Barrios es Bogotano, un orgulloso padre y esposo, comunicador social y especialista en Edición Digital y Multimedia de Utadeo, finalizó en el 2016 su doctorado en Contenidos de Comunicación en la Era Digital con la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente es el Director(e) del Departamento de Comunicación Social de la Facultad de Ciencias Sociales y a la vez el creador y Director de Óyeme, la emisora virtual de los estudiantes de Utadeo, que en este mes de octubre, está celebrando 10 años de su fundación. Aprovechamos esta fecha para conversar con Andrés sobre su vida personal y profesional, y esto fue lo que nos contó.

¿Quién es Andrés cuando sale de las instalaciones de la universidad?

Soy un padre de familia, casado, me divierto con mi hijo y con mi señora, hago muchos planes familiares, me alejo totalmente de la parte académica, para dedicarme a una parte  más personal, familiar, de reunión, no de muchos amigos, más concentrado en la casa, me gusta prender chimeneas el fin de semana, disfrutar de juegos de mesa, generalmente en familia.

¿Qué más te gusta hacer? ¿vas a cine? ¿te gusta leer? ¿te gusta cocinar? aparte de la radio ¿qué otras pasiones tienes?

Me gusta mucho salir a comer, a conocer, a viajar, soy pésimo cocinero, se me quema un agua hervida, la única vez que me tocó cocinar fue durante el embarazo de mi esposa, entonces ella me daba las instrucciones para preparar la comida. Soy muy calmado, poca rumba, muy familiar, me gusta ir a cine y también voy a ver fútbol.

¿Hincha de qué equipo?

De todos, esa es la gran pregunta de los que se sientan en esta mesa y nunca lo han podido saber, como buen periodista deportivo soy hincha de todos los equipos, y a todos los equipos les doy palo cuando hay que darles palo.

¿Cómo elegiste tus estudios de pregrado?

Soy egresado de la Tadeo, arranque en el 95 en la Universidad de La Sabana, duré tres semestres estudiando allá, y luego me transferí aquí, arranqué nuevamente la carrera de Comunicación en ese momento y me gradué en el 2001.

En la Universidad de la Sabana no me sentí cómodo con distintos aspectos y decidí cambiarme, en ese momento tuve una discusión con mi mamá porque ella quería que escogiera la Javeriana,  yo me inclinaba por la Tadeo y  terminé imponiéndome, me parecía una universidad bastante diversa, con mucha libertad, no había que casarse con ninguna corriente ni con ninguna línea, desde que entré me acomodé rápidamente a la universidad, empecé a participar en los grupos que existían en esa época, que eran cuatro grupos de estudiantes en los que se hacían “diez mil actividades” con todos, eso hacia parte de un proyecto llamado Integración Tadeísta y ahí participe los 5 años que estuve en la universidad, gracias a eso me gocé la Tadeo de principio a fin, estudié, salí de rumba, disfruté de los conciertos que hacíamos aquí hasta las 10 de la noche.

¿Cómo son tus comienzos en la radio?

Cuando estaba en 6to semestre empecé a hacer radio, gracias a un profesor que tuve aquí en la universidad, que me dijo “camine empezamos a loquear que a usted le gusta eso y lo hace bien”, cuando me gradué ya tenía muchos amigos en la radio, había pasado por muchas emisoras aquí en Bogotá, y en ese momento me dice “el Tato Sanín” de Caracol ¿Quiere ir a vivir a Ibagué? Él sabía que mi abuelo vivía en Ibagué, le conteste “pues sí" y me dijo: “es que le tengo allá el puesto en Caracol”, empaque maletas, efectivamente llegue allá, me presentó al gerente y al otro día ya estaba trabajando en Caracol Radio, fueron 3 años de trabajo con ellos.

Aparte de este trabajo que tuviste en Caracol a inicio de tu carrera ¿has vuelto a la radio convencional?

Si, recién inicie con la Tadeo estuve con Radio Santafé y con Colmundo Radio, ahí hice un alto, luego me dediqué a Óyeme, todo este tiempo, en 2014 a 2015 y alguito de 2016 me llamaron de Radio Nacional para hacer deportes con ellos y estuve alternando los fines de semana, iba a hacer el programa deportivo y entre semana me llamaban y hacía informes rápidos de deportes.

¿Dónde te nace ese amor por la radio Andrés?

Desde niño cuando me iba para el estadio empecé a mirar las transmisiones de futbol, me gustaba ver lo que hacían en cabinas, prácticamente no miraba el partido a veces, y era pegado al radio de lunes a viernes, me movía con la radio para allá y para acá, me dio la locura de empezar a conocer gente de la radio, así fue como me fui acercando al medio, me empezaron a dar la oportunidad y uno de esos periodistas me dijo, “yo no lo dejo entrar a la radio si usted no estudia”, por eso estudie Comunicación y fue él mismo que luego, ya graduado, me ofreció mi primer trabajo en Radio en Ibagué.

¿Te gustaría volver a esa radio convencional?

Mi respuesta es sí, es un bichito que no se pierde, que no se apaga, que ahí queda, cuando voy al estadio me invitan a veces a acompañarlos en transmisiones y cojo el micrófono y hago transmisión, entonces es una pasión que no se va a  acabar. Cuando mi hijo va a jugar partidos de futbol yo termino narrándole los partidos y acompañándolos a ellos en el club.

¿Cómo llegaste nuevamente a la Tadeo?

Regresé a Bogotá después de vivir en Ibague y llegué a conectarme con medios de comunicación, pero me dio por pasar a saludar a la gente de la universidad, en ese momento existía el Programa de Tecnología en Producción Radial, y en esa visita me propusieron dictar clase de sector radial, me fue muy bien con esa asignatura y  empezaron a incrementarme la carga, terminé dictando clases de Publicidad en la Radio, y ya cuando vieron que me estaban llevando para el Programa de Publicidad, en Comunicación me dieron las 16 horas en de clase y así fue como me vinculé después como profesor de tiempo completo. 

¿Cómo se gesta el proyecto de Óyeme?

Cuando llegué en el 2003 a la universidad como profesor en las clases de radio empecé a encontrar la queja de los estudiantes acerca de que no los dejaban practicar en la HJUT, ellos tenían el imaginario que la emisora de la universidad era para ellos y todo ese cuento, y yo les decía que esa era la misma frustración que tuve de estudiante, la ventaja es que en ese momento ya la Internet existía.

Por esa época empecé a hacer la especialización en edición digital y multimedia, y allí fue que se me ocurrió que mi proyecto de grado iba a ser la emisora virtual de la universidad para los estudiantes, le propuse a Vera Schutz el reto y me apoyo; cuando me gradúe, el proyecto ya estaba listo, lo presentamos en ese momento a la vicerrectoría que lideraba Juan Manuel Caballero, quien no lo aceptó, luego llegó la visita de registro calificado de producción radial del Ministerio de Educación y nosotros les presentamos el proyecto. El Ministerio, para dar el registro calificado, puso la condición de implementarlo, para ese entonces Diógenes Campos había asumido la vicerrectoría, le presentamos el proyecto y él nos dio el aval para ponerlo en marcha.

 

 

¿Cuántos estudiantes han pasado por Óyeme, cuántas historias?

Aproximadamente más de 600 estudiantes han pasado por estos micrófonos, pero lo más valioso es que ha sido un trabajo voluntario de ellos, quienes vienen y presentan sus propuestas para hacer los programas.  Inicialmente con la Tecnología en Producción Radial había una asignatura final que era la Estación de Radio, los estudiantes venían a hacer prácticas aquí en la emisora,  ahora está el laboratorio de medios Óyeme, donde tienen la posibilidad de venir a hacer su práctica.

Los estudiantes han hecho programas de todos los temas que te imagines, consejos para la crianza de hijos, programas de sexo, de Reguetón, incluso hicimos un contenido de qué hacer en esta ciudad sin gastarse un peso y eran consejos de planes para la gente que estaba sin plata, para que disfrutaran sin gastarse un peso, tenemos el programa Código Urbano, que ha estado con nosotros desde el principio en la emisora, uy es que son infinidad de historias...

¿Cuáles han sido los invitados de lujo en Oyeme?

Por aquí han pasado expresidentes como Ernesto Samper, candidatos a la Presidencia, a la Alcaldía, al Concejo de Bogotá, también han venido artistas de todo tipo, aquí tuvimos a Piso 21 cuando ellos recién comenzaban, hemos tenido periodistas y actores de televisión, por aquí han pasado miles de personas.

Es decir, ¿la emisora no solo ha sido un escenario para la práctica de la radio de los estudiantes, si no también un escenario de relacionamiento en el que ellos pueden ver  las caras del mundo a partir de lo que pueden explorar en esas entrevistas?

Sí, ha sido un escenario bastante amplio y el reto muchas veces es que el invitado no lo traigo yo, lo han traído ellos, son los estudiantes los que gestionan todo, yo simplemente soy el cómplice que pone la cara de la universidad, firmando una carta para respaldarlos, pero eso pasa después de que ellos han hecho diez mil recorridos, entonces ha sido un escenario de bastante crecimiento, incluso ellos se van y vuelven acá, ahora que hemos publicado los 10 años de la emisora tu encuentras los mensajes de agradecimiento en redes sociales, muchos dicen: “hice parte de Óyeme”, son estas personas que están en Blu Radio, que están en Caracol, que se acuerdan que pasaron por la emisora y que reconocen a Óyeme como su primera casa y su primer escenario de prácticas.

¿Cómo es el proceso para hacer la práctica en Óyeme?

Los estudiantes practicantes se “pelean” a principio de semestre su espacio en Óyeme, y no solo los de Comunicación, aquí tenemos gente de Relaciones Internacionales, de Derecho,  de Administración, de Contaduría, de muchísimas carreras, que quieren venir a explorar y hacer radio, acá a todos se les abre las puertas, pasan su propuesta de programa o solicitan sumarse a uno que ya existe. Los estudiantes  se gozan este espacio de la emisora y se van en noviembre,  pero desde diciembre cuando ellos arman su horario, me escriben contándome su disponibilidad, ahí es cuando yo empiezo a organizar toda esa parrilla.

Para los estudiantes que no saben que en la Tadeo tenemos ese espacio ¿cuál es la invitación para que hagan parte de Óyeme? 

Que vengan, que se atrevan, que tomen la decisión, este espacio es de ellos, y es por ellos y para ellos, aquí es totalmente libre, muchos piensan cuando llegan a presentar las propuestas nosotros les vamos a decir cómo tienen que hacerlo o que vamos a tener límites sobre los contenidos, y yo soy el primero que les quito eso. 

Lo que queremos es que los estudiantes hagan la radio de ellos para ellos, que hagan los programas que a ellos les gustaría escuchar en una emisora, es muy fácil llegar a la emisora, solo es ir y hacerme la propuesta, mostrarme qué saben de radio, para dónde van, que es lo que quieren, y ahí iniciamos.

¿Dónde podemos escuchar Oyeme?

El que nos quiera escuchar nos encuentra en la página web de la universidad, ingresa en el home y ahí encuentra el enlace de Óyeme, o también por la aplicación TuneIn, busca Óyeme y ahí nos pueden escuchar. 

Háblanos de una anécdota que recuerdes con cariño asociado a tu carrera en Óyeme…

Cuando llegue a la Tecnológica de Ecuador, el profesor que dirigía la emisora, me muestra toda la emisora y me hacen la exposición del proyecto, basados en lo que nosotros hicimos en la Tadeo con Óyeme.

¿Qué otras experiencias a parte de esa de Ecuador, conoces de una radio universitaria como esta?

La de la Universidad de El Rosario, ellos vinieron a entrevistarme un mundo de veces y toda la emisora está sustentada en el proyecto nuestro. Nos han buscado de Argentina, de España,  también en Barcelona me contactaron varias veces para que les hablara de Óyeme.

Esta cabina me imagino, se ha convertido en un semillero de gente que luego ha ido a la radio, cuéntame de algunos de los casos que te enorgullecen porque esa persona la formaron en Óyeme y ahora está haciendo un  trabajo brillante en radio…

Julián Capera que hace el programa El Alargue de Caracol Radio, recuerdo cuando Julián entró  al programa de comunicación, me buscó y me dijo que quería hacer deportes con nosotros en Óyeme, él estuvo con nosotros un año, año y medio en Zona de Candela y en Frecuencia Deportiva, que son los programas de esa materia que tenemos en la emisora; él era un muchacho curioso que quería ver, quería aprender, manejar la consola, pedía consejos, se fue adecuando y  se fue formando, llego a la practica en Caracol, lo engancharon y míralo donde está hoy, ese es un ejemplo de los que tenemos. También tenemos personas que han pasado por Blu Radio, que han pasado por las distintas emisoras. Hace poco tuve la oportunidad de ir a esas emisoras a hacer un trabajo de investigación y la gente me decía “que buenos profesionales de radio los que forman ustedes en la Tadeo” y creo que se debe a esta  experiencia de estar en Óyeme, el proceso de enseñanza y aprendizaje lo que los ha formado y los destaca en los medios de comunicación hoy en día.

¿La Tadeo que significa para tí?

La Tadeo es ese segundo hogar, esa segunda casa donde llegué con mucha expectativa de conocer el mundo, de coger el mundo con las manos, me formé aquí y después tuve la oportunidad de volver y retribuir lo aprendido, La Tadeo me ha abierto las puertas de muchos panoramas, con la Tadeo he recorrido todo Suramérica, Europa, Estados Unidos, con conferencias, con diez mil actividades, a la Tadeo le debo y le agradezco mucho porque hice mi pregrado, mi especialización, la Tadeo me ayudó a hacer el doctorado en España y me ha abierto las puertas de proyectos que se me han ocurrido, me han respaldado, gracias a eso he crecido muchísimo en lo personal y obviamente en lo profesional.

 

Si quieres escuchar Óyeme Utadeo ingresa en este enlace.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.