Formación, pasión y el disfrute, los secretos de Hernández, Pastrana y Laguado

Destacadas
Formación, pasión y el disfrute, los secretos de Hernández, Pastrana y Laguado
Compartir en
Jueves, Septiembre 25, 2014
Fotografía Laura Vega-Oficina de Comunicación

Con la moderación de la reconocida periodista Rocío Arias Hoffman, se realizó el conversatorio Arte y Negocios en el que participaron los empresarios Mario Hernández, Marco Pastrana y Henry Laguado en el marco del encuentro sobre Arte, Innovación y Negocios que realizó Utadeo.

Cada uno, desde sus diferentes disciplinas, aportó una serie de pautas de lo que debe ser el trabajo innovador, de las características que debe tener una persona al desempeñar un determinado oficio, de cómo perciben la convivencia entre el arte y los negocios, pero también hubo tiempo para conocer cómo su vida personal aporta a su visión de empresarios exitosos.

Marco Pastrana, presidente de Audi en Colombia, señaló que el diseño en su marca sigue siendo una destreza manual, una artesanía “en este tiempo se debe satisfacer a un mundo que demanda arte, no sólo funcionalidad”; destacó la importancia de conocer el entorno del consumo y al consumidor como tal “el lujo tiene etapas para entender su consumo: va desde quien sólo quiere mostrar hasta quien lo lleva a la vivencia de una experiencia” por eso hay que pensar en cómo satisfacer la sensibilidad del consumidor “El arte despierta la sensibilidad: una persona que lo aprecie y valore ve el mundo y lo que ofrecen los productos de otra manera”.

Como dato personal señaló que es precisamente el arte lo que lo mantiene centrado en lo que tiene que hacer “el mundo empresarial es muy competido y difícil pero lo que me hace poner los pies sobre la tierra, definitivamente es el arte”.

Por su parte, Mario Hernández, dueño de una importante empresa marroquinera colombiana que lleva su nombre, inició su intervención recordando su infancia en el sector del centro y destacó el papel de Utadeo en la recuperación del sector.

Hernández señaló que “en todo el proceso de su negocio está presente el diseño, desde la selección de las pieles hasta el producto terminado”. Para él, las tendencias, pero sobre todo el gusto del comprador, son claves muy importantes para el éxito empresarial “hay que estar pendiente de qué es lo que quieren las personas; hay que satisfacer sus gustos, pero sobre todo hay que poner mucha pasión y amor por lo que se hace, eso se refleja en el producto final que el público consume”.

Hernández dice que su marca compite en Colombia con grandes multinacionales, pero su secreto está en dar una respuesta respaldada en el “diseño con calidad y tradición para producir piezas que son casi de colección”. Destacó además que cada vez más, hay una gran preocupación por parte de los empresarios por el tema medio ambiental “los elementos deben ser bien tratados, no deben dañar el entorno, deben ser de calidad porque si la materia prima es buena, el producto es bueno”.

Hernández dice que en lo personal lo que lo equilibra espiritual y emocionalmente es el arte alrededor de la cocina, la música y el mundo que lo hace reinventar constantemente.

Entre tanto, Henry Laguado, empresario de la industria del cine, afirmó que para él “el cine es la mezcla de todas las artes, pero también es un negocio que necesita financiarse” por lo que indicó que es cada vez más necesario encontrar a personas de diferentes disciplinas que aporten para su promoción, para su comercialización y su desarrollo.

Laguado mencionó que al cine colombiano le va muy bien en festivales y premios, pero al ser una industria necesita apoyo como negocio y criticó que el cine colombiano no haga promoción no haga mercadeo del producto “estos son campos que en nuestro país están descuidados”.

Laguado destacó que en lo personal tiene mucho interés en el arte colombiano y destacó el aporte que la Tadeo hace a través del Museo de Artes Visuales y sus diferentes actividades.

El aporte formador de la academia

Los tres personajes coincidieron en destacar que hay valores que definitivamente no se encuentran en los salones de clase, pero que son determinantes para el éxito en la vida y en los negocios “La pasión por algo, querer el oficio y disfrutar lo que se hace” son los secretos que señalaron Pastrana y Hernández.

Laguado expresó que en su sector las universidades deben formar más allá de la dirección “todo el mundo quiere ser director; cuando finaliza una película se ve pasar una lista interminable de créditos, pero todos los que estudian cine quieren estar solo en el primer renglón, por eso es necesario que las universidades se preocupen por formar a los técnicos y a todos los otros elementos que componen una película”.

Por su parte Pastrana recomendó a las Universidades enseñar lo básico: “puntualidad, redacción, congruencia y paciencia para aprender de verdad desde la experiencia” son sus claves.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.