Otro año con virus, tapabocas, distanciamiento social y vacunas | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

Otro año con virus, tapabocas, distanciamiento social y vacunas

Destacadas
Otro año con virus, tapabocas, distanciamiento social y vacunas
Compartir en
Viernes, Diciembre 17, 2021
Estudiantes
En su informe de final del año sobre el avance de la pandemia, el profesor de la Especialización en Gerencia Financiera de Utadeo, Carlos Rivera, hace un paralelo con cifras oficiales sobre cómo ha sido la evolución del virus desde su aparición en 2019 y todas las medidas que se han tomado en el mundo desde ese momento; además, hace una reflexión sobre la responsabilidad que debemos asumir con el autocuidado durante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, para que la llegada de 2022, favorezca a la humanidad para salir de la crisis.
Imagen: Pixabay

Llevamos dos navidades consecutivas en las que se nos infiltró un mal visitante por todos lados, nos complicó la vida, a tal punto, que todos hemos sido tocados por su accionar, algunos familiares y amigos han muerto o por lo menos han resultado positivos y se han recuperado, el estilo de vida de ese visitante es que no llegó de paso y de a poco nos dimos cuenta que se quedó en nuestro entorno; a finales de 2019, este sujeto empezó a manifestarse en Asia, el 11 de febrero de 2020, el Comité Internacional de Taxonomía de los Virus (ICTV, por sus siglas en inglés) anunció que el nombre del nuevo virus sería “Coronavirus de tipo 2” causante del síndrome respiratorio agudo severo SRAS-CoV-2, casi simultáneamente la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que el nombre de esta nueva enfermedad sería “Covid 19” y es que este mal visitante al llegar a grupos poblacionales que no aplican medidas de aislamiento cambia su forma de actuar y provoca daños, es la razón por la cual desde ese 11 de febrero nos hemos familiarizado con diversos nombres de ese visitante, resultantes de cambios que lo tipifican como variante una variante se clasifica para su observación acorde a la velocidad de reproducción - impacto en enfermedad y muerte, entre los diversos nombres de este visitante tenemos: a) Variantes de bajo monitoreo: Alpha, Beta, Épsilon, Eta, Iota, Kappa, Mu y Zeta; b) Variantes de preocupación: Delta, Gamma y Ómicron; existe además en segundo nivel de clasificación las variantes de interés, entre las cuales Ómicron en su momento fue clasificada de este tipo, y en el nivel más alto de atención las variantes de grandes consecuencias  de las cuales a la fecha no se ha presentado ninguna.

Desde la Navidad de 2019, el Covid-19 ha provocado a nivel global 4 picos de contagio y 3 picos de muerte, para el 16 de diciembre del 2020 se superaron los 75.39 millones de casos positivos a nivel mundial, 1.67 millones de muertes, 52.95 millones de personas recuperadas; un año después el mundo ha superado los 272.46 millones de personas que se han detectado positivas, se tiene una tasa de mortalidad del 1.9% al haber pasado la barrera de los 5.34 millones de fallecimientos y se tiene una recuperación del 89.8% al superar los 244.77 millones de personas que vencieron la enfermedad, así como las abuelas tenían de agüero el parar una escoba para que las visitas malucas se aburrieran, al covid 19 le llegó su escoba, y es la vacuna, de la cual se tiene varios nombres: Astrazeneca, Biocubafarma, Cansinobio, Clover, Curevac, Epivaccorona, Imbcams, Janssen, Moderna, Novamax, Sanofi, Serum, Sinopharm, Sinovac, Sputnik V, Zhifei y Pfizer; según ourworldindata.org, para el 16 de diciembre a pesar de los movimientos antivacuna y la inequidad mundial de disponibilidad, se han aplicado más de 8.55 billones de dosis, y el 56,4% de la población mundial ha recibido al menos una dosis; se encuentran en escena las píldoras antivirales que vienen a llenar un vacío en el arsenal contra la enfermedad y cuyos nombres son Remdesivir, Molnupiravir, a los que se unirán los productos en actual desarrollo por Pfizer y Roche.

Así como hace dos años el covid 19 empezó a esparcirse por el planeta, desde el pasado mes de noviembre cuando se dio a conocer la presencia y el actuar de Ómicron, esta variante está pisando fuerte, de tal forma  que al 14 de diciembre ya se ha detectado en 77 países, y en palabras del director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, probablemente está ya presente en todo el mundo, expandiéndose a un ritmo no visto en ninguna de las variables anteriores (En Sudáfrica, Dinamarca o Reino Unido, la incidencia se duplica aproximadamente cada tres días), Adhanom Ghebreyesus manifestó su preocupación por que gran parte de la sociedad bajó la guardia ante la evolución del virus, afirmó que se ha aprendido que subestimar el covid es peligroso y la gente está considerando que la variante Ómicron está asociada a casos menos graves y que a causa de esto, se aprecia un fuerte aumento de los casos, de forma que de nuevo los sistemas sanitarios que no estén suficientemente preparados empezarán a colapsar, afirma el director Tedros, que los datos con los que se cuenta son insuficientes para establecer el nivel de gravedad del cuadro clínico que provoca la variante, y que estos mismos datos inducen a pensar que el perfil genético "baja la eficacia con respecto a la protección del contagio"; los datos de la situación en Sudáfrica están mostrando que especialmente los niños más pequeños tienen que ir al hospital cada vez más, con enfermedades severas; el principal epidemiólogo de Alemania, Christian Drostenx, opina que esta situación se está dando en un país donde prácticamente toda la población ha padecido el virus  y se tiene un alto grado de la población no vacunada, de forma que se puede temer que quienes no se han vacunado, se han infectado y no han superado la enfermedad, desarrollen una forma grave del virus, y esto es expandible a otros lugares del planeta en condiciones similares.

Dando una mirada hacia nuestro país, en el cual se han completado al 16 de diciembre 637 días con la visita de covid 19, el cual ha provocado tres picos de incidencia y tres picos de letalidad, un año atrás, se habían detectado 1.4 millones de casos positivos, el nivel de recuperación llegaba a 1.3 millones de  pacientes, y con respecto a la letalidad se tenía una acumulado de 39.7 mil decesos; para el 16 de diciembre del 2.021 en Colombia circulan las variantes Alpha, Gamma, Delta, Iota, Lambda & Mu y se han detectado 5.1 millones de casos positivos, se ha recuperado el 96% de las personas equivalente a 4.9 millones de pacientes y desafortunadamente han fallecido 129.2 mil personas lo que implica una tasa de letalidad del 2.5%. Desde hace algunas semanas el Instituto Nacional de Salud (INS) plantea escenarios hipotéticos en los que Ómicron ya podría estar presente en el país, Marta Lucía Ospina, directora del INS, ha indicado que la variante podría repetir la forma en la que entró a otros países de la región, a través de viajeros que llegan desde sitios en los que ya hay presencia de la nueva cepa. Con respecto a la vacunación en nuestro país se aplica Astrazeneca, Janssen, Moderna, Pfizer y Sinovac, y a corte del 13 de diciembre se han recibido 71’278.864 dosis, se han aplicado 61’087.947 dosis, con esquema completo de vacunación cuentan ya 26’397.923 personas y se han aplicado 2’355.285 refuerzos.

En Bogotá, se presentó el primer caso de coronavirus en Colombia, producto del contacto que una mujer proveniente de Italia que a principio del mes de marzo de 2020 había tenido contacto con una mexicana que fue confirmada positiva en el territorio Italiano. A 16 de diciembre de 2021, se habían detectado en la capital 418.6 mil casos positivos, 380.4 mil personas se habían recuperado del virus y desafortunadamente habían fallecido 9 mil personas; un año después se han detectado 1.46 millones de casos positivos, se han recuperado el 97.6% de las personas, equivalente a 1.43 millones de casos y han fallecido 27.7 mil pacientes que porcentualmente equivale al 1.89% de los casos positivos. Con relación a la vacunación, el reporte del 14 de diciembre del Observatorio de Salud de Bogotá, indica que la ciudad ha recibido 11’581.986 dosis, de las cuales  se han aplicado 11’162.969 dosis, 4’672.441 personas ya cuentan con el esquema total y se han aplicado 558.654 dosis de refuerzo, en la ciudad se usan Pfizer, Astrazeneca, Sinovac y Moderna.

En conclusión, en la Navidad de 2019 las noticias internacionales hablaban de un virus en la China, y una apatía generalizada se generó desde todas las latitudes del planeta, pero debido a la interacción de la población China con el resto del mundo, se empezaron a apreciar puntos rojos de infección sobre todos los mapas, así de un momento a otro el mapa de nuestro país se empezó a llenar de puntos rojos, por acción lógica los medios de prensa visual, hablada y escrita empezaron a dar noticias del covid, con un alza y baja en la información en los momentos de pico; a hoy tal y como lo afirmó el director de la OMS, la población perdió el respeto por el covid 19 y pareciera que este y la pandemia ya no existen, pero desde el 24 de noviembre cuando surgió Ómicron, los medios de información encendieron las alarmas y de a poco están reactivando la seriedad periodística.

A nivel de experiencia personal, un año atrás me encontraba preparando el artículo de fin de año en un hospital, y para el momento la situación de criticidad de la pandemia conllevaba a medidas de extremo cumplimiento en la institución médica; volviendo al presente, por cuestiones del destino me encuentro preparando el artículo en la misma Institución Médica, las medidas de bioseguridad son un cuento del pasado, y es que allí más que en cualquier lugar, la bioseguridad debe tener un cumplimiento al 100%.

Desde el cine pudimos apreciar antes de 2019 visiones futuristas de control de virus para el desarrollo de actividades de la sociedad, dicho control se hacía mediante la implantación de chips en el cuerpo humano de las personas que estuvieran vacunadas, pues bien, hoy somos partícipes de una película o serie de televisión que hoy mismo estamos pudiendo apreciar y que se basan en nuestros hechos reales de control, y estos hechos son escenas de control de acceso mediante presentación del carné físico o digital, como una acción similar a la de las películas de ficción vistas antes de la actual pandemia.

Un segundo año difícil para todos, más para unos que para otros, venimos de medidas (Aún aplicadas en forma aislada) del aislamiento familiar, desastres, desempleo, muerte,  tristeza,  angustia y preocupación; no nos preocupemos por lo pasado, ocupémonos en el presente con la bioseguridad; desde la dirección de la OMS se insiste en que "las vacunas por sí solas no van a sacar a ningún país de esta crisis", ya que la transmisión del coronavirus debe enfrentarse por otros medios, incluyendo el uso de mascarillas, el evitar lugares concurridos, la buena ventilación o la higiene de manos. La generación de variantes se da con alta probabilidad en aquellos grupos de personas no vacunadas, que se  infectan y no se recuperan o mueren, de forma que  la interacción entre personas del estilo antes descrito, facilita la circulación y potenciación de las debilidades del virus.

Mi madre me enseñó desde pequeño: ¡si uno no hace las cosas por sí mismo, nadie las va a hacer por uno¡; es por eso que si no me pongo el tapabocas, si no conservo la distancia con las personas, si  no me lavo las manos, si no…, si no…, si no aplico el autocuidado nadie lo va a hacer por mí, celebremos en comunidad espiritual la Navidad irradiando como regalo la esperanza y si cerramos el año con lo mejor de nuestro juicio, confiemos que el nuevo año llegará con mejores vientos. Es tiempo para que  todas las personas no vacunadas se sienten y piensen con mucho cuidado si realmente quieren seguir así.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.