Saludo del rector designado Carlos Sánchez Gaitán a la comunidad tadeísta

Destacadas
Saludo del rector designado Carlos Sánchez Gaitán a la comunidad tadeísta
Compartir en
Martes, Octubre 15, 2019

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA TADEÍSTA

Escribo estas líneas con profundo agradecimiento y emoción. Después de 30 años al servicio de esta comunidad, es para mí un honor, haber sido designado como Rector de la Universidad Jorge Tadeo Lozano para el período 2020 – 2022.

Me gustaría en este breve texto, compartir con la comunidad, algunas de mis ideas, principios y sueños para hacer aún más grande esta universidad.

Empiezo con una obsesión, el bienestar. Antes que todo, esta universidad es una comunidad, si sus miembros están bien, el éxito académico está asegurado, de lo contrario, ningún esfuerzo será suficiente para alcanzarlo. En los últimos años, ha sido una constante la deserción estudiantil, por razones económicas, a veces familiares, a veces personales.  Cuando un estudiante se retira, hay una familia frustrada, un esfuerzo perdido, un camino truncado. Me propongo establecer un plan de acompañamiento y tutoría de plan de vida para todos y cada uno de los estudiantes de pregrado, para asegurar que ninguno de ellos deba abandonar su carrera por problemas que pueden ser resueltos o mitigados con ayuda de la comunidad. Estrategias económicas, sociales, académicas, laborales están en nuestras manos para contribuir a que nuestros estudiantes puedan graduarse.

Así mismo, tengo la idea de conformar un gran espacio de bienestar estudiantil: una mezcla de deportes, arte, descanso, esparcimiento y, sobre todo, de construcción de comunidad. En los primeros meses de mi administración estaré convocando un proceso de construcción colectiva de este proyecto, para definir entre todos los espacios que se necesitan para fortalecer nuestro bienestar de manera decidida.

Trabajaremos de la mano con nuestros docentes, quienes entregan su tiempo y su vida a transmitir con amor todos sus conocimientos a las nuevas generaciones. Tampoco nos olvidamos de nuestros administrativos quienes apoyan con cariño las labores de la academia. Para ellos, una nueva espacialidad de oficinas, más espacios de reuniones, más espacios de salud, mejores espacios de comidas, para hacer de su tiempo laboral un tiempo de bienestar. Nos proponemos reconstruir el sentido Tadeísta de Comunidad, basada en la confianza, en el diálogo y el buen trato entre nosotros.

En la última década, esta universidad se ha empeñado, y a fe que lo ha logrado, en fortalecer la calidad académica de nuestros programas. Hemos logrado 2 acreditaciones institucionales, la última, de 6 años, lo que nos pone en el conjunto de las primeras universidades del país. Lograr esa acreditación ha implicado esfuerzos importantes en infraestructura y en la contratación de profesores cada vez más calificados. Sin embargo, nos falta trabajar aún más en dos aspectos fundamentales: la pedagogía y la flexibilidad del currículo. Me propongo desarrollar un plan de apoyo, capacitación y entrenamiento para convertir a buenos profesores en profesores fabulosos: que innoven en sus contenidos, en sus metodologías, que motiven y reten a sus estudiantes, que transformen sus aulas en espacios de debate, discusión, y logren que los alumnos quieran aprender más por sí solos.  

Esta Universidad ha sido defensora del acceso libre e igualitario a la educación. Hemos creído que debemos ofrecer a todos nuestros estudiantes, las mismas oportunidades de convertirse en excelentes profesionales, sin importar su procedencia y formación previa. Pero el esfuerzo es insuficiente todavía. Necesitamos fortalecer la formación en matemáticas y en lecto-escritura en los primeros semestres. Me propongo incorporar modelos innovadores de pedagogía que nos ayuden a orientar a los estudiantes a superar estos retos y continuar con nuestro propósito de lograr una formación integral de los mismos. Es nuestro deber fundamentar una cultura del diálogo, el intercambio crítico de razones, ideas y orientaciones epistemológicas. Dentro de este contexto de acceso libre e igualitario, reiniciaremos programas completos en horario nocturno para dar la oportunidad a mas colombianos de acceder a una educación de calidad en esta importante y social jornada.

Así mismo, creo que es necesario trabajar en la flexibilización definitiva del currículo. No podemos estar hablando de comprensión multidisciplinaria de problemas complejos, y limitar a nuestros estudiantes a estudiar solo las materias que son afines a su carrera y algunas pocas electivas. Queremos ingenieros que disfruten la literatura y entiendan el arte como un complemento imprescindible de la funcionalidad, queremos biólogos que puedan abordar investigaciones cuantitativas de especies, usando modelos matemáticos complejos, economistas que puedan valorar el medio ambiente como parte de la riqueza del país. Es un trabajo complejo, para el que nos proponemos convocar miembros destacados de otras comunidades académicas para aprender de los que ya han recorrido ese camino.

No podemos dejar de lado el papel fundamental de la investigación y los procesos de creación en la calidad universitaria. Me propongo continuar fortaleciendo las capacidades investigativas y de creación de la universidad a través de un mayor apoyo a la formulación y gestión de proyectos.

A propósito de medio ambiente, es perentorio recuperar el destacado papel de la academia Tadeísta en la discusión ambiental del país. En el pasado fuimos abanderados de las discusiones sobre protección de la diversidad marina entre otros aspectos. Necesitamos convocar de nuevo a esa comunidad para que emprenda estudios urgentes, sobre el calentamiento de las ciudades, o sobre los incendios de la Amazonía. Vamos a recuperar nuestra capacidad de opinar e influir en el país, me propongo convocar a la comunidad alrededor de la idea de construir un Think Thank sobre temas ambientales, respaldado por nuestra comunidad científica.

Además de nuestra fortaleza en lo ambiental, necesitamos reencontrar y redescubrir otras capacidades diferenciadoras de nuestra universidad que nos ayuden a fundamentar y fortalecer nuestro orgullo Tadeísta, como estudio y opinión de temas internacionales.  Mi rectoría va a ser de puertas abiertas y de paseos a pie. Voy a estar como siempre, disponible y feliz de comunicarme directamente con los miembros de la comunidad, por lo que les dejo mi correo institucional y los invito a escribirme sobre sus ideas para hacer aún mejor a la Tadeo.

 

Carlos Sánchez Gaitán

Rector designado 2020-2022

carlos.sanchez@utadeo.edu.co

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.