Utadeo celebrará el Día del Administrador de Empresas con la única latinoamericana en el Forbes Business Development Councils

Utadeo celebrará el Día del Administrador de Empresas con la única latinoamericana en el Forbes Business Development Councils

Destacadas
Utadeo celebrará el Día del Administrador de Empresas con la única latinoamericana en el Forbes Business Development Councils
Jueves, Octubre 15, 2020
Compartir en
Con motivo del Día del Administrador de Empresas, la empresaria y estratega de negocios, Katherine Loaiza, acompañará a nuestros tadeístas, con la conferencia “Los fracasos son una oportunidad para la transformación”, el próximo 5 de noviembre. Hablamos con ella sobre sus éxitos y derrotas.
Foto: Cortesía

Se describe como una mujer apasionada por el emprendimiento, la responsabilidad social y el fútbol. Con 35 años, Katherine Loaiza se mueve como una hormiga entre los universos paralelos de sus cerca de 15 empresas y su vida personal. Y con todo puede.

"Toda la vida he tenido la vena del emprendimiento, porque vengo de una familia así: mi papá creó su propia empresa hace más de 50 años y mis hermanos y yo le seguimos los pasos. Desde muy pequeña conocía de sus negocios y pasaba el tiempo de mis vacaciones en la oficina de él. Así que siempre estuve en ese mundo", comenta esta emprendedora colombiana, única latinoamericana en el Forbes Business Development Councils.

Sus habilidades en los negocios quedaron demostradas durante su paso por el colegio y la universidad. En sus últimos años estudiando Derecho, montó un bufete de abogados y aprovechó los clientes que tenía su padre para ayudarlos en la parte jurídica.

Pero su vida tomó otro rumbo, cuando su hermana, que vivía en Canadá, le comentó que había una serie de productos de Israel (cremas) que podrían tener una gran acogida en Colombia. El negocio le sonó y con su hermana avanzaron a pasos agigantados en el proceso para formalizar la compañía y así nació Go Lab Cosmetic, el primero de varios emprendimientos que estarían alejados de su vocación de abogada.

Con el apoyo de sus padres, su esposo y el trabajo juicioso de darse a conocer, el negocio iba viento en popa. En dos años, los productos de belleza ya se podían encontrar en algunos centros comerciales y su presencia en ferias como la de Belleza y Salud o la del Hogar en Corferias le permitieron cerrar alianzas con importantes proveedores de cosméticos, entre otras empresas de productos de la misma línea.

Con 80 stands en centros comerciales y cerca de 500 empleados, el negocio empezó a verse afectado con la subida del dólar. Ya no era posible seguir importando productos porque el costo sería cargado al precio final para el consumidor y eso no era viable, y segundo, para esa misma época la DIAN les impuso una multa y les embargó las cuentas por haber presentado mal unos impuestos. Quedaron en quiebra.

"Ese momento fue muy difícil para mí, porque nos acostumbraron a que, cuando tienes problemas, eso no se cuenta, "la procesión va por dentro". No tenía cómo decirle a los demás que estaba quebrada; y la angustia de no poder pagarle a mis colaboradores, además de los arriendos y las deudas, me llevó a una depresión a tal punto de intentar quitarme la vida", cuenta sobre ese desplome que la llevó a internarse en un centro psiquiátrico y a empezar de cero.

Luego de semanas de silencio y de encontrarse, emprendió el camino para retomar las riendas de sus negocios. Era el momento de cambiar el modelo de negocio y empezar a producir en Colombia, pero en la búsqueda de un laboratorio que produjera las cantidades que necesitaban, conseguir los ingredientes y las mezclas perfectas para sus productos, tropezó con varias barreras. Es así como decide posponer el pago a los bancos, comprar su propio laboratorio en Bucaramanga con el poco dinero que quedaba y empezar a vender. 

La adquisición dio frutos y le permitió contar con su propia línea de cosméticos, cremas faciales, splash y, en adelante, crear líneas institucionales para empresas como Bodytech, Fuera de Serie, celebridades como Franklin Ramos, Pautips y Paola Turbay, con su línea 24/7, y a hacer líneas blancas a terceros, incluso a nivel internacional. 

Hoy, los tres laboratorios no solo le permiten producir sus propios productos, sino también cumplirle los sueños a otros emprendedores que también quiere materializar sus productos de belleza y comercializarlos.  

Katherine Loaiza. Foto: Cortesía

Entre los 15 emprendimientos que hoy cuenta están GoDynamics SAS, una firma consultora para empresas que tiene como finalidad estructurarlas y ayudarlas a crecer; We Boots SAS, una empresa que diseña y produce cobertores de zapatos e impermeables para conciertos, festivales, estadios y en el día a día para la lluvia, y Bioducto SAS, que se mueve en el sector de restaurantes y limpieza de ductos y cocinas, etc. 

Con la pandemia y su buen olfato para los negocios, esos proyectos se ampliaron. Se metió de cabeza en la producción de antibacteriales que se venden no solo en Colombia, sino también en varias ciudades del mundo. Además, a través de su blog y redes sociales, da a conocer los emprendimientos de otras personas que empezaron como ella; además, adelanta la iniciativa Goodfeelis, un espacio para conversar sobre salud mental con profesionales y que cuenta con el apoyo de varias instituciones.

Para Loaiza es importante que, quien quiera emprender en el mundo de los negocios, identifique para qué es bueno, qué es lo que sabe hacer, cómo puede contribuir al mundo y de paso ganar dinero. Se trata de tener no solo olfato, sino visión, como ocurrió con su proyecto We Boots SAS, que surgió luego de asistir a un Estéreo Picnic y de ver que las personas necesitaban un tipo de protección para su calzado ante la lluvia y el barro. 

"Es ver el problema y plantear posibles soluciones con un valor agregado. Es emprender con propósito y no solo copiarse de algo porque a otro le funcionó", agrega.

A los jóvenes, sobre todo, a quienes nacieron con la tecnología en la mano, Loaiza les aconseja que hagan lo que les gusta y para lo que son buenos, que emprendan con propósito, que aprovechen esta época "porque no ha existido un mejor momento para emprender que este, lo digital te permite hacer prueba y error, salir con el mínimo viable y probar. Así que no pierdan la iniciativa, pero que también entiendan que la vida en todas sus facetas no te da todo por sentado, porque todo el tiempo la vida te va a poner en situaciones que te van a exigir estar cambiando. Hay que persistir, insistir y nunca desistir". 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.