Filtros avanzados

To prevent automated spam submissions leave this field empty.

Noticias destacadas

Destacadas
10 de Julio - 2020
enrique dussel peters

Influencia de China en América Latina

Destacadas
02 de Julio - 2020

Se trata de Perspectivas Globales, dedicado al análisis del panorama internacional, y Colombia-China Conexión, que abordará la cultura del país oriental desde la música y las artes. Prográmese desde este sábado 4 de julio.

Destacadas
07 de Julio - 2017

Su aporte apoyará el bienestar y la permanencia de los estudiantes de Utadeo y contribuirá con la formación de mejores profesionales tadeístas. Lo esperamos.

Destacadas
27 de Septiembre - 2016

Hoy en el programa Milenio, de la HJUT -96.9 fm- a las 8:00 p.m., los invitamos a escuchar

Astor Piazzolla, Centenario de nacimiento

Recomendado del mes
Astor Piazzolla, Centenario de nacimiento
Compartir en
Miércoles, Marzo 3, 2021

                                             EL GRAN ÁSTOR

                                               CENTENARIO

Piazzolla llevó el tango, del piso de baile al escenario de concierto.

Pablo Ziegler.

 

Celebramos en este mes de marzo, la vida, el trabajo, el legado de uno de los más

grandes músicos del siglo XX en Argentina, Ástor Piazzolla, quien junto a Carlos

Gardel son los artistas más reconocidos y admirados en el mundo, en cuanto al

tango se refiere, Gardel por ser el ícono del canto y del cine, en el llamado "tango

clásico" y Piazzolla, por ser el gran innovador, revolucionario y creador del "nuevo

tango". Sin duda, dos grandes personalidades en la música del mundo. Ástor, nació

en Mar del Plata el 11 de marzo de 1921, pero su familia se trasladó a New York

cuando el purrete sólo contaba con 3 años de edad. Allí vivió su infancia y sus

primeros años de educación, su padre, don Vicente, quien era músico por afición, le

regaló su primer bandoneón, sus clases iniciales con el instrumento las recibió de

manos de Andrés D'Aquila, Terig Tucci y Bela Wilda -discípulo de Rachmaninov- En

New York conoció a Carlos Gardel, cuando fue a entregarle un presente enviado por

su padre al Zorzal, era apenas un pibe de 13 años, allí demostró sus habilidades

interpretando algunas piezas para su admirado cantor, Gardel le aconseja que siga

estudiando y, de paso lo invita a participar en la película que estaban rodando por

entonces El Día que me Quieras. Fue un pequeño papel como "canillita", vendedor

de periódicos y revistas, su primer acercamiento al cine, arte para el cual

compondría años después más de 40 bandas sonoras. Una anécdota: poco tiempo

después, Gardel quería llevar al joven a su gira por el Caribe y Suramérica, pero

don Vicente se opuso y no dio el permiso, quien sería más adelante El Gran Ástor,

se salvó de la muerte.

 

Inicios profesionales, ocurrieron cuando a su regreso a Buenos Aires y luego de

formar con varias agrupaciones, es convocado por el maestro Aníbal Troilo para que

haga parte de su orquesta como bandoneonista, fue tal la química con Pichuco que

poco tiempo después, ya era su arreglador oficial e incluyó el cello en ésta, una de

las orquestas más importantes en el pentagrama tanguero, eso fue toda una

novedad. Simultáneamente, adelantaba estudios de música clásica y

contemporánea con su maestro Alberto Ginastera. Con Troilo estuvo hasta 1944 y

luego pasó a la Orquesta Odeón, hasta cuando se independizó en 1949. Durante

sus primeros años de creación conservó gran parte del legado de Pichuco Troilo,

pero a su vez comienzan a surgir en él las influencias del jazz, que tanto amó en su

período americano: Bill Evans, Duke Ellington y Charlie Parker, entre sus favoritos.

Por supuesto y, gracias a sus estudios con Ginastera, aflora en su creación el amor

que sentía por grandes de la música clásica, desde el barroco de Vivaldi y Bach,

pasando por Mozart y Beethoven hasta llegar a Bartok, Ginastera y sus

contemporáneos. Con su cerebro creativo lleno de un universo musical variado y

ecléctico, llega a manos de quien sería su maestra en el Conservatorio de París,

 

Nadia Boulanger, cuya influencia resultó decisiva en su orientación profesional. Es

muy conocida la frase de la Boulanger, luego de conocerlo y escucharlo por un buen

tiempo, "Para qué intentar en otros campos musicales, si el tango corre por tus

venas, eso es lo tuyo, ahí está el Piazzolla del presente y del futuro".

 

Su creación, toma fuerza a su regreso a Buenos Aires, en París ya había formado

un pequeño conjunto con Lalo Schiffrin, Martial Solal y otros músicos. Con una

formación similar actuó desde su regreso en 1955 hasta el 58, su Octeto de Buenos

Aires, conjunto que gestó inspirado en ensambles de jazz. Los amantes del tango

clásico no entendían el, por qué pretendía ir en contra de los tempos, de la armonía

y del ritmo oficial del tango, Piazzolla pretendía otra cosa, lo de él no era tango o,

como él mismo lo manifestaba, "el tango es una religión para los argentinos, pero mi

deber es hacer música nueva, incursionar en lo no repetido, buscar nuevos

lenguajes, que representen lo actual en la música, sin lágrimas, sin folclorismo. Yo

no debo tocar ni crear como Troilo, por ejemplo". Los rechazos de los músicos

tradicionales y de los medios no se hicieron esperar y le hicieron la vida imposible.

En 1958 decide regresar a Nueva York, inicia su etapa conocida como Jazz Tango.

Durante su estadía en Estados Unidos se entera de la muerte de su padre, don

Vicente y en medio de su dolor compone una de las obras más sentidas y queridas

de Ástor y de sus seguidores, Adiós Nonino, un bello himno al amor por su padre.

Años después regresa a su país y crea su famoso Quinteto Nuevo Tango y, a pesar

de las críticas, se presentó en muchísimos escenarios de Argentina y Uruguay para

luego ser invitado a importantes giras por Latinoamérica y Europa. Por aquella

época contó con la amistad y el apoyo de personalidades como Ernesto Sábato y

Jorge Luis Borges, a quienes musicalizó varios de sus textos y poemas.

 

La cima de su carrera, comienza con el reconocimiento que recibe su trabajo con

los escritores argentinos y, muy especialmente con sus creaciones al lado del gran

poeta, escritor y compositor uruguayo Horacio Ferrer, nace así en 1968, la ópera en

dos actos María de Buenos Aires, poesía porteña y sus emociones estéticas, de

Ferrer y música de Piazzolla, un espectáculo teatral y musical, primero en el género

del tango compuesta por poemas y música instrumental que le dio la vuelta al

mundo, fue la época de “Mayo del 68” y el deseo de un cambio profundo en la

civilización occidental, la época del “Amor y la Paz”. Al año siguiente, en 1969,

aparece otra obra cimera en la carrera de Ástor, Balada para un Loco, con textos de

Horacio Ferrer y la magistral interpretación de la cantante Amelita Baltar en su

versión original. Esta primera versión se lleva al disco en un sencillo, cara A Balada

para un Loco y cara B Chiquilín de Bachín, este disco, de acuerdo con la versión de

su hijo Daniel, vendió más de 200.000 copias en una semana. A mediados de la

década del 80, aparece otra versión, que vuelve a dar vida a esta obra inmortal, en

esta ocasión en la voz de la cantante y actriz italiana Milva, también éxito

internacional. Desde 1971, el gran Ástor ya es residente europeo, llegó, como todos

los artistas argentinos a la Rue Descartes # 16 de París, la casa del arquitecto

argentino José Pons y su esposa francesa Jacqueline, míticos y amados anfitriones.

 

Se inicia allí la consagración internacional de Piazzolla, especialmente en Francia y

en Italia. Su primera gran producción en Europa fue Libertango en Milán. Luego

grabó en vivo desde el Olimpia de París, un álbum con la estrella Gerry Mulligan, las

invitaciones a giras por Europa llegaron de inmediato, varios músicos se unieron a

Piazzolla en varias presentaciones y grabaciones, Patty Smith, Georges Moustaki y

Claude Nougaro, entre otros. Aparte su aporte musical para varias películas, le

coparon todo el tiempo. El Gran Ástor, falleció en Buenos Aires, el 4 de julio de

1992, su legado sigue presente, sus obras no pierden vigencia, el maestro se había

adelantado 40 años en su creación musical, un verdadero revolucionario y, como

dice Horacio Ferrer, “es el músico más completo, el artista más discutido, una de las

personalidades más originales del tango”.

Durante este mes de marzo, celebramos la vida y la música de Piazzolla en los

programas Música Iberoamericana, domingos a las 12 del día y en Tangos en la

Noche, Sábados a las 8 de la noche.

 

                                                                                          Rogelio Delgado Gallego

                                                                                          Director HJUT 106.9 FM