¿Qué sucede con las personas que no pueden celebrar Navidad acompañados? | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

¿Qué sucede con las personas que no pueden celebrar Navidad acompañados?

La Brújula

LA BRÚJULA es un medio de comunicación de la Universidad Jorge Tadeo Lozano "hecho por estudiantes y para estudiantes", donde se dan a conocer los acontecimientos y la realidad que influye en la vida universitaria tadeísta.
  • Cultura

Export taxonomy

Recomendado del mes
¿Qué sucede con las personas que no pueden celebrar Navidad acompañados?
Compartir en
Miércoles, Diciembre 30, 2020

 

Redacción: Nelson José Álvarez De León

Ilustración: Isabella Jaramillo Diaz

Suena un villancico, huele a chocolate, se escucha una voz pausada y titubeante que se traba al leer el libro de las Novenas. El rielar de las luces navideñas, los adornos mayormente de colores verdes y rojos son un complemento de la antesala al plato fuerte que son: la cena navideña y la entrega de regalos. Las risas en la cena del 24, la música tropical y las constantes llamadas de familia y amigos logran ese efecto mágico del que tanto se enorgullece diciembre y sus fiestas. Sin embargo, es justo en este punto donde suena el típico sonido de disco rayado, porque en este texto se va a hablar de la gente que raramente, o de lleno, no experimenta lo anterior descrito; lo cual me lleva a preguntar: ¿Qué sucede con las personas que no pueden celebrar Navidad acompañados?

 

Un apartamento vacío, una cena unipersonal o con compañeros de trabajo con los que casi no se relacionan, o en vez de cena de Navidad hacer almuerzo o desayuno navideño, es una realidad que muchos profesionales de la salud, celadores, taxistas, personas que viven en ciudades apartadas de sus familias, o cualquiera que por alguna circunstancia tenga que abrir regalos en soledad y escuchando villancicos con audífonos. Quizás hasta este punto, aquellos que tienen la gran fortuna, el preciado botín de celebrar con el calor humano de los suyos, las anteriores líneas les hayan sacado un par de sonrisas, no obstante, esto es una realidad que se puede ver una vez se quiten las gafas que contienen todo lo que nos enseñaron los medios, la publicidad y nuestra cultura sobre la Navidad.

 

“Si celebro Navidad, usualmente busco arreglarme ese día y hacer algo que me guste como ver películas o si encuentro algún amigo con quien pasarla, salgo y comparto. No realizo las Novenas, pero si me gusta darme gusticos de comida navideña.” Contó Laura Paola Peña, mujer santandereana que vive sola en Bogotá. En cuanto a la típica decoración de la casa que en muchas ocasiones se hace en familia, las personas que viven solas no se molestan en hacerlo, no le ven necesidad, a pesar de esto Laura Paola contó: “Usualmente pongo algunas decoraciones pequeñas en mi cuarto y si puedo decorar al menos una parte de la casa lo hago. Me gusta ponerle decoraciones que yo haga o comprar cosas sencillas como guirnaldas, bolas decorativas o muñequitos.”

 

Pero no todos logran encontrarle el gusto a celebrar solos estas fechas, existe gente como Vania Martínez y su familia que invitan conocidos a celebrar la Navidad con ellos. “Bogotá al ser tan grande y uno al venir de otro lugar, uno sabe lo que es estar solo en la ciudad, entonces los invitamos. Por lo general a la gente que vive sola o que son solo dos personas e intentamos que estemos todos”, comentó Vania Martínez madre de familia caleña y pastora de la Iglesia casa de fe. Además, también habló de cómo se festejan estas fechas de nuestro lado del charco: “  En Latinoamérica por tradición el 24 y 31 se acostumbra a compartir con los suyos. Y cuando uno está por fuera celebra con los que son extranjero al igual que uno, por eso es importante estar acompañado”.

 

Por cultura se nos enseña que la Navidad es para la familia y hay que estar con ellos, sin embargo, como ya lo vimos en este mismo texto, por diversas razones como estar lejos de esta en ocasiones no es posible; además, debido a que nosotros los latinoamericanos tenemos este chip desde nuestra concepción, si resulta importante compartir con más personas en estas fechas, basta con ver la cantidad de resultados que tiene Google la búsqueda de “Planes para hacer solo en Navidad”. Por otro lado, la gran cantidad de memes que, sobre todo, se comparten en esta época que hacen referencia a las personas que no tienen con quien compartir esta Navidad, o qué se pondrá el estreno para estar solo en casa, por lo cual es evidente la percepción que se tiene de estar acompañado en Navidad. Aunque esta idea que nos ha sido heredada no solo tiene puntos malos, como la sensación de soledad que puede causar en las personas que no tienen con quien compartir, sino que también causa unión, la búsqueda con quien estar o que las personas integren a otros a sus celebraciones. Es común ver en este mes como al celador del edificio se le lleva comida o se le invita a participar de la celebración, ver taxistas charlando y celebrando entre ellos y, en un caso particular, profesionales de la salud (enfermeras, enfermeros, médicos, etc.) que tienen que realizar turnos de noche, por lo general pasan la Navidad entre el equipo de trabajo, llevan comida y disfrutan de las diferentes fiestas, o por lo menos esto cuenta Leanisse De León, enfermera jefe del hospital La Victoria de Bogotá.

 

En un país como el nuestro, el ideal de cómo se debe pasar el 24 es en compañía de la familia, no obstante, si disfrutas de tu tiempo a solas en Navidad, hazlo sin remordientos, pero si te pesa estar solo no dudes en buscar amigos o familiares dentro de la misma ciudad para pasar las fiestas como toda tu vida te enseñaron. 

 

Finalmente, desde La Brújula les preguntamos: ¿Cómo pasarán la navidad ustedes?

 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.