Pájaros de verano | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

Pájaros de verano

La Brújula

LA BRÚJULA es un medio de comunicación de la Universidad Jorge Tadeo Lozano "hecho por estudiantes y para estudiantes", donde se dan a conocer los acontecimientos y la realidad que influye en la vida universitaria tadeísta.
  • Cultura

Export taxonomy

Recomendados
Pájaros de verano
Compartir en
Lunes, Mayo 24, 2021
No sé si ustedes suelan ver las películas en su idioma original, por mi parte, me gusta poder escuchar otros idiomas, sobre todo el italiano —aunque no lo entienda—, pero el wayuunaiki le está haciendo una fuerte competencia.

Por: Antonia Gómez Almarales

 

No sé si ustedes suelan ver las películas en su idioma original, por mi parte, me gusta poder escuchar otros idiomas, sobre todo el italiano —aunque no lo entienda—, pero el wayuunaiki le está haciendo una fuerte competencia.

 

Protagonizada por José Acosta, Carmiña Martínez, Natalia Reyes y dirigida por la dupla de Ciro Guerra y Cristina Gallego en 2018, Pájaros de verano es una de las joyas disponibles en el catálogo de Amazon Prime y una de las películas que en su momento recomendó el mismísimo Obama. Es una cinta sobre el narcotráfico, según la mayoría de las sinopsis que se encuentran en internet, por mi parte yo no la definiría como tal, aunque en efecto este sí influye directamente el conflicto central. Diría que es la historia de Rapayet y su familia, quienes, intentando ceñirse a las tradiciones wuayúu y enmarcados por la bonanza marimbera de los setenta, tendrán que evitar que sus problemas traigan deshonra y guerra.

 

A mi parecer, esta es una de esas historias que, una vez estamos involucrados con los personajes, la intriga del “¿qué pasará después?” no desaparece. Este efecto se lo atribuyo en parte al hecho de que nos están presentando un contexto cultural muy distinto al de nuestro día a día. Vemos rituales sociales comunes como un cortejo o un funeral, llevados a cabo desde sus tradiciones, y me gusta mucho que se ponga sobre la mesa el tema del respeto hacia ellas, el desarrollo que se le da a esta temática y la forma como la abordan e incluyen dentro de la película me parece muy acertada, casi se le propone al espectador una suerte de diálogo de saberes.

 

Diálogo de saberes es un concepto que me enseñaron en clase de Metodología de la investigación —sí, existe gente que le pone cuidado a esa materia, aunque sea de a ratos— y que, en mi opinión, tendrían que enseñarlo desde la primaria; consiste en una forma de buscar conocimiento teniendo en cuenta las ciencias exactas y los saberes tradicionales (sean indígenas o de cualquier otra índole) sin desmeritar a estos últimos por no utilizar el método científico y sin tildarlos de supersticiosos; se aborda desde el respeto y con la conciencia de que una forma de conocer distinta no la hace menos válida. En Pájaros de verano no se busca el conocimiento propiamente, pero se trae este escenario a la mesa que, con la situación de hoy en día, resulta muy interesante de revisar.

 

De la forma como está contada la historia me gusta que, cada tanto, algunos personajes canten lo que acaba de pasar o lo que está por suceder, como si de alguna manera lo presintieran y nos estuvieran alertando de lo que viene (pero por favor, no me mal entiendan, está lejos de ser un musical).

 

Ya entrando en términos audiovisuales, quiero decir que me llamó la atención el diseño de producción de esta película (el diseño de producción es el área del cine que se encarga de pensar cómo van a ser los escenarios, la utilería, los vestuarios, la ambientación y otros aspectos estéticos). Puntualmente me encantó cómo los patrones de las mantas que visten las mujeres no compiten entre sí, que sus diseños, lejos de chocar, generan armonía, y la forma cómo rejuvenecieron y luego envejecieron a Natalia Reyes utilizando maquillaje, realmente daba la impresión de estar viendo a una señora.

 

El sonido en este filme está cambiando constantemente entre lo orgánico y fantástico de una forma que, a mi parecer, le agrega bastante a la narrativa de la historia. Hay momentos donde podemos escuchar el rugir del viento, el ruido que hace la ropa cuando es movida por este y los diálogos de nuestros personajes sin que ninguno de los sonidos compita para opacar a los otros, manteniendo un equilibrio que emula muy bien la sensación de estar realmente en el desierto. Sin embargo, cuando la historia lo requiere, los sonidos incrementan para involucrarnos a un nivel mayor dentro de lo que está sucediendo, por ejemplo, cuando le disparan a una persona, podemos escuchar el sonido del disparo, pero también una salpicadura de sangre con perfecta claridad, consiguiendo en este caso un efecto más siniestro.

 

Escuché en algún sitio decir que era como una película de vaqueros versión colombiana, honestamente de películas de vaqueros sé poco, pero se escucha divertido. Pájaros de verano es una película atrapante que mantiene un buen equilibrio entre los temas que aborda, que van desde la venta de marihuana, el respeto a las tradiciones, los problemas entre clanes, hasta llegar a los problemas familiares y el honor.

 

“Si hay familia, hay honor

 

Si hay honor, hay palabra

 

Si hay palabra, hay paz”.

 

 

 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.