"Colombia requiere de un Estado fuerte y eficiente que lubrique el desarrollo y no lo obstaculice con la corrupción"

Utadeo en los Medios
"Colombia requiere de un Estado fuerte y eficiente que lubrique el desarrollo y no lo obstaculice con la corrupción"
Compartir en
Martes, Marzo 13, 2018
Profesores
Fotografía: Laura Vega - Oficina de Comunicación

A propósito del panorama electoral, tras conocerse los resultados de las consultas interpartidistas, así como del Congreso de la República, el profesor emérito de Utadeo, Salomón Kalmanovitz, en su columna de opinión en El Espectador, analiza las propuestas de Iván Duque, candidato presidencial del Centro Democrático, a la luz de una de las consignas más famosas del ex presidente de la República, Álvaro Uribe: “Mano firme, corazón grande”.

Según el economista, el lema de Uribe se ha relativizado a ser “mano blanda frente a los grupos armados ilegales de extrema derecha y corazón pequeño frente a las madres de Soacha, a quienes revictimizó. Hay siempre mano dura contra los que luchen por sus intereses laborales o de pequeños propietarios y contra las Farc, no importa qué tan debilitadas estén; corazón siempre generoso para los grandes empresarios y terratenientes tradicionales que financian sus campañas”, destaca el columnista.

Kalmanovitz agrega que, a pesar de que Duque se ha presentado como un joven moderno y moderado, también repite las viejas políticas de su jefe político. Por otra parte, la consigna de campaña de Duque se ha centrado en bajar los impuestos y en aumentar el salario, situaciones que se oponen entre sí, debido a que la primera medida puede reducir el ingreso público, y por ende, los gastos sociales. En la segunda propuesta, se desconoce que, desde hace cuarenta años, y durante cada diciembre, se ajusta el salario para compensar la inflación, sumando uno o dos puntos porcentuales más.

Así mismo, recuerda que Duque ha relacionado la informalidad con el exceso de tributación, situación que no es cierta pero si simplista, pues la informalidad es resultado del desequilibrio de la población y acumulación de capital en la demanda de empleo: “Colombia requiere de un Estado fuerte y eficiente que lubrique el desarrollo y no lo obstaculice con la corrupción que ha hecho tanta mella siempre, y no menos durante los gobiernos de la seguridad democrática”, finaliza el columnista.

Lea la columna completa en el portal web de El Espectador

 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.