Los problemas y las esperanzas para el posconflicto en el Chocó

Los problemas y las esperanzas para el posconflicto en el Chocó

Destacadas
Los problemas y las esperanzas para el posconflicto en el Chocó
Viernes, Octubre 27, 2017
Compartir en
A pesar de la entrega de armas por parte de las FARC, el Chocó, una de las zonas más olvidadas del país, sigue viviendo un conflicto por el control de sus recursos. Este es el panorama.

La crisis humanitaria y económica que vive el Chocó es bien conocida por el país. Por esta razón, cuando Ariel Quinto, representante de la Federación de Mineros del Chocó, afirmó que este Departamento “cabalga siempre sobre el último puesto en Colombia”, no pareció algo alejado de la realidad. Tampoco lo fue cuando se mencionó la inigualable biodiversidad que habita esta región y el orgullo que nos produce cuando en el mundo nos califican como uno de los países con mayor cantidad de especies en flora y fauna del planeta.

Ambas afirmaciones se hicieron en el panel “El Chocó tiene la palabra. Problemáticas y esperanzas”, realizado el jueves 19 de octubre en Utadeo, como parte del Encuentro Conciencia Alma de la Tierra, organizado por la Escuela de Publicidad de la Universidad. Y aunque parecen realidades totalmente opuestas, hacen parte del día a día de los chocoanos y están atravesadas por el conflicto armado del país. Una realidad que se espera cambie con el acuerdo de paz firmado con las FARC.

El Panel, que estuvo moderado por Sandra Borda, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de Utadeo, integró a representantes de diferentes sectores económicos y sociales del Chocó.

Tal como comenta Ariel Quinto, uno de los problemas que enfrenta el Chocó es la minería mal hecha e irresponsable. Aunque para muchos el problema es la minería, Quinto comentó que en el Departamento se ha hecho minería desde la colonia y que el 70% de sus habitantes viven de esta actividad.

“El problema legal del chocó es que los pequeños mineros no pueden acceder a los títulos porque no cumplen con las formalidades necesarias”, afirma Ariel, quien resalta que en la región es muy difícil cumplir con los criterios establecidos desde Bogotá, y que este es el problema de la administración en el país: la política pública se dicta desde el centro y no soluciona el problema en el departamento, en lo local.

Por su parte, Francisco de Paula Gutiérrez, profesor del Departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales de Utadeo, mencionó que más allá de un problema administrativo, la minería, sea legal o ilegal, representa una amenaza a la población por el uso de mercurio, que contamina las fuentes hídricas.

Según datos del Profesor, en Colombia tenemos 500 veces la cantidad de mercurio permitido en los ríos por cualquier norma internacional. Este dato se obtuvo gracias a una investigación realizada por la Universidad en la que se midió la cantidad de mercurio presente en las latas de atún que se distribuyen en el país.

Al respecto, Ubaldo Zúñiga, excombatiente de la guerrilla de las FARC, considera que estos problemas no han encontrado una solución porque no ha habido posibilidad de formar sociedad en el Chocó. Aunque la paz firmó hace meses, la guerra en esta zona no ha disminuido su intensidad, ahora con la presencia de otros grupos armados.

“Siempre se ha dicho que el paramilitarismo fue una respuesta a la presencia de la guerrilla. Ahora que no hay guerrilla, ¿qué hace el paramilitarismo en el Chocó?” denuncia Zúñiga, quien afirma que la intención de ese grupo es asegurar la implementación de un modelo económico ajeno a los habitantes, por medio de las armas.

Por esta razón, el Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico, ha venido pensando en una visión del desarrollo que nazca de los chocoanos y que tenga en cuenta sus opiniones y cultura. Eladio Rentería, representante del Insittuto, resalta que más allá de los problemas que tiene la zona, es importante enfocarse en su gran biodiversidad y riqueza hídrica. Y para ellos se habla de organizar, planificar y restaurar el territorio.

Con esta visión, se pretende generar un desarrollo económico competitivo con el resto del país, que tenga en cuenta los recursos de la región recursos, sus vías de transporte, e incluso, los monocultivos y los cultivos ilícitos que existen. Y para ello, lo fundamental es entender que el choco no es homogéneo, cada sector tiene sus propias necesidades y capacidades, y que por eso se deben tomar decisiones desde lo local y no lo nacional.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Superior.