30 años después, egresados del programa de Ingeniería de Alimentos se reencuentran en Utadeo

30 años después, egresados del programa de Ingeniería de Alimentos se reencuentran en Utadeo

Destacadas
30 años después, egresados del programa de Ingeniería de Alimentos se reencuentran en Utadeo
Miércoles, Agosto 22, 2018
Compartir en
Fotografías: Patricia Chaparro
Con una emotiva visita a su alma máter, estos tadeístas de las promociones de 1987 a 1990 fueron testigos de los cambios que ha experimentado Utadeo. También tuvieron la oportunidad de compartir sus experiencias con las nuevas generaciones de colegas. Reviva aquí este evento.

Han pasado casi treinta años desde que Patricia Chaparro, egresada del programa de Ingeniería de Alimentos de Utadeo y hoy profesora investigadora de la Universidad de La Salle, no veía a algunos de sus más queridos colegas y amigos de la generación de 1989. La emoción embargaba su ser, al igual que al de los 80 egresados tadeístas de esta carrera, de las generaciones de 1987 a 1990, que se reencontraron el pasado sábado 18 de agosto, en las instalaciones de la Universidad, con el fin de ser testigos directos de la transformación de Utadeo y de su programa en las últimas tres décadas, pero también para sembrar la semilla de la que será una fructífera red de trabajo e intercambio profesional, así como de colaboración para pasantías y empleo para las nuevas generaciones de ingenieros tadeístas.

El sueño inició en octubre del año pasado, cuando el egresado Yesid Silva decidió abrir un grupo en Whatsapp conformado por ingenieros de alimentos tadeístas. Este canal de comunicación, que tenía como propósito generar el encuentro, hoy cuenta con 139 personas, gracias al trabajo en equipo de cada uno de sus integrantes, quienes agregaban a compañeros de promoción o colegas conocidos en la industria.

Patricia fue la promotora de visitar la Universidad como tributo a la excelente formación recibida, pero también para encontrarse con esos recuerdos de la vida universitaria, como aquellos que provienen del actual Módulo 1, edificio en el que para entonces se concentraba el quehacer académico en los laboratorios. Ni que decir de las zonas verdes, donde nuestros egresados sobresalían en deportes como el voleibol, el basquetbol y el microfútbol: “Éramos una familia muy unida. Nos conocíamos de todos los semestres y éramos muy cercanos a los biólogos marinos”, evoca la tadeísta.

Eran las diez de la mañana y el momento había llegado. De los cuatro puntos cardinales de la ciudad, comenzaron a llegar los ingenieros de alimentos a su alma máter. Allí fueron recibidos por la directora del programa de Ingeniería de Alimentos, Yineth Piñeros, quien habló con ellos acerca de los desarrollos en investigación e innovación del programa. Uno de los recorridos más importantes que hicieron fue por el CIPI de Utadeo, un centro de laboratorios especializados en ingeniería que, para muchos de nuestros egresados, era desconocido.

Pero también fue el escenario propicio para un encuentro entre estos ingenieros de alimentos, las nuevas generaciones de profesionales representados en los estudiantes y dos profesoras activas del programa, Ligia Rodríguez y Martha Tarazona, quienes también participaron en el evento: “El orgullo de ser tadeísta nace una vez recibido el diploma y este es un compromiso. Seguiremos siendo el estandarte de la Universidad y de nuestro programa”, señaló Patricia. (Lea la carta de agradecimiento a la Universidad, escrita por el comité organizador del encuentro de egresados).

Los egresados visitaron el CIPI

Cada corredor, piso y laboratorio reavivaron las multitudes de historias de nuestros egresados, pero especialmente reforzó ese vínculo con la Universidad, mediado no solo por la calidad académica de nuestros egresados, quienes en su mayoría destacan en papeles de suma importancia en la industria alimenticia y en instituciones educativas y de investigación, sino también por la impronta en valores, ética y compromiso crítico de estos profesionales, en un momento donde su ejercicio cobra vital relevancia para garantizar la seguridad alimentaria en el país: “Fue un encuentro muy fructífero, pues después de 30 años siguen lazos de amistad muy profundos y el orgullo de ser egresados de la Universidad. El conversar con los compañeros y su situación en la industria también es enriquecedor”, sugiere.

El momento más emotivo de la jornada llegaría con las palabras de Pedro Luis Jiménez, quien se desempeñaba como decano del programa en la época en la que Patricia obtuvo su título. Jiménez habló precisamente sobre la evolución de la academia en su aspecto tecnológico, como por ejemplo, el hecho de que generaciones como las de Patricia escribían sus trabajos y preparaban su monografía de grado a máquina, al tiempo que realizaban sus exposiciones haciendo uso de filminas.

Treas visitar la Universidad, los egresados celebraron con un almuerzo

Al finalizar el encuentro, comenta emocionada Patricia, los egresados no querían abandonar la Universidad. Sin embargo, el bus que los transportaría a su almuerzo de encuentro ya había llegado. Esta vez no hubo una despedida, sino más bien un “hasta pronto” a la Universidad que los vio nacer como profesionales, pues la celebración continúa, con una próxima parada en el mes de octubre, cuando el programa de Ingeniería de Alimentos de Utadeo conmemore sus 40 de existencia. 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.