Becas SER Utadeo, transformando la vida de jóvenes talentos colombianos

Becas SER Utadeo, transformando la vida de jóvenes talentos colombianos

Destacadas
Becas SER Utadeo, transformando la vida de jóvenes talentos colombianos
Jueves, Noviembre 19, 2020
Compartir en
Conoce la historia de Sergio Alejandro Arteaga, Roger Stiwer Castellanos, Daniela Romero Díaz y Sara Herrera, beneficiarios de estas becas que, a través de fondos recaudados mediante donaciones, han podido adelantar sus estudios en nuestra Universidad y cumplir sus sueños de ser profesionales de alta calidad.

De acuerdo con estadísticas del Ministerio de Educación Nacional (MEN), en los últimos cinco años, el promedio de deserción anual de estudiantes en educación superior ha sido del 9,6%. Sin embargo, debido a la pandemia, según el observatorio de empleo Work University, se teme que esta cifra haya alcanzado el 24% en lo que va corrido del año. Con el fin de mitigar la deserción, para que más colombianos puedan convertirse en profesionales de Alta Calidad, Utadeo ha emprendido una serie de beneficios y estímulos para nuestros estudiantes, entre ellos descuentos en el valor de la matrícula, facilidades de financiación y becas.

Sobre estas últimas, el MEN, mediante el Decreto 1584 del 4 de septiembre de 2019, permitió que las donaciones que reciben diferentes Universidades, entre ellas Utadeo, puedan ser utilizadas para financiar los estudios de algunos de nuestros jóvenes que cuentan con un excelente desempeño académico, pero que, debido a dificultades económicas, tienen riesgo de deserción. Así nacen las Becas Ser Utadeo, que, a la fecha, han traído felicidad a varias familias, entre ellas a las de Sergio Alejandro Arteaga (Ingeniería en Automatización), Roger Stiwer Castellanos (Comercio Internacional y Finanzas), Daniela Romero Díaz (Comunicación Social y Periodismo) y Sara Herrera (Diseño Gráfico), quienes han sido beneficiarios con una beca del 100% del costo de su matrícula.   

Para Sergio recibir la noticia de haberse ganado la beca, a mediados de este año, fue uno de los momentos de felicidad más grandes en su vida, pero a su vez de orgullo y satisfacción por parte de este ibaguereño, quien ansía poder recorrer próximamente los pasillos de la Universidad, de la que quedó enamorado cuando, el año pasado, tuvo la oportunidad de visitar Bogotá.

Aunque hasta ahora va en primer semestre de su carrera, dice ser un apasionado de la robótica; por eso, durante este semestre que vio la fundamentación de esta disciplina, tuvo la oportuniudad de desarrollar ejercicios prácticos, entre ellos hacer circuitos, usar sensores y motores. Su sueño ahora es continuar sus estudios para llevar esos experimentos a otro nivel, en los que ya pueda desarrollar automatización de equipos por su propia cuenta.

Mis más sinceros agradecimientos a todos los que aportan y hacen posible que muchos jóvenes puedan dar el primer paso y alcancen sus sueños”, son las palabras de Sergio, quien actualmente combina sus estudios con las actividades en el gimnasio, pues sabe que siempre es necesario cultivar el cuerpo y la mente. 

Sergio Alejandro Arteaga

Por su parte, Roger es un fiel ejemplo de cómo las Becas Ser pueden transformar la vida de una persona. A punto de desertar de sus estudios, debido a problemas económicos, estas becas se convirtieron en una luz esperanza para un estudiante destacado, quien desde corta edad estudia inglés y que hoy, como parte de su plan de estudios, puede estudiar mandarín con el Instituto Confucio de Utadeo, alcanzando ya el nivel 3, pues su sueño es poder estudiar un posgrado en el ‘gigante asiático’.

Gracias a la beca, Roger está cada vez más cerca de convertirse en el primer profesional de su familia y en un orgullo para los habitantes del barrio María Cano, en la localidad de Ciudad Bolívar. Por eso, su principal motivación es mantenerse como uno de los mejores estudiantes de su programa y, posteriormente, poder hacer doble titulación con el programa de Economía de Utadeo, así como adelantar un posgrado relacionado con derecho aduanero o finanzas.

La vida tiene una retribución a quienes le permiten a otra persona cumplir sus sueños y metas. En Colombia hay un tesoro estudiantil que muchas veces no puede ser explotado, por las dificultades económicas”, señala con emoción Roger, quien agrega que la beca le permitió enfocarse en sus estudios y mantenerse por la senda del éxito, pues hoy continúa con un promedio de calificaciones de 4,6.

Roger Stiwer Castellanos

Daniela, por otro lado, ya ha podido cursar los dos semestres de su carrera con la Beca Ser. Para ella, la clave de mantenerse con este beneficio es la disciplina y la entrega a cada uno de los trabajos que realiza, con calidad y a tiempo, así como no parar de formarse, incluso por fuera de las aulas de Utadeo.

“Estar en la Universidad es una oportunidad muy grande para mí, de retarme a mí misma y de mantener la disciplina para estudiar”, puntualiza Daniela, quien pone en diálogo sus estudios como comunicadora social con los de bailarina profesional. Por eso, durante el primer semestre, y como parte de la formación extracurricular que ofrece el Centro de Arte y Cultura, se integró a las clases de Danza Urbana.

Para ella, su carrera es multifacética y multidisciplinaria, lo que le ha permitido explorar y enamorarse de diferentes áreas de la comunicación y el periodismo: “mi gratitud a aquellos que hacen posible la financiación del programa, pues estas becas tienen un impacto muy grande en nuestras vidas, formación y futuro”.

Daniela Romero Díaz

Finalmente, para Sara las Becas Ser se han convertido en un escenario de tranquilidad, pues sabe que a través de ella podrá continuar su proceso académico. La primera vez que la recibió, recuerda, fue un llamado inesperado, un día antes de iniciar la jornada de inducción del primer semestre del 2020: “fue emocionante y aún, estando en la inducción, no asimilaba que estaba en la Universidad”.

De su paso por la Tadeo, Sara destaca la amabilidad y calidad de los profesores: “siento que estoy explorando muchas capacidades que creí que no tenía, a desarrollarme como persona y conocer amigos. La Universidad ha cambiado mi forma de ver la vida. He expandido mi mente para ver que puedo llegar muy lejos”, comenta nuestra tadeísta, quien es amante de la ilustración y afirma haber aprendido muchas técnicas.

Ha sido tal su exploración por ese mundo que, actualmente, desarrolla un proyecto de ilustración informativo, en el que cuenta la historia del municipio de Funza, como parte de un plan de estímulos de la Alcaldía de ese lugar, del que fue ganadora.

Esta beca ha cambiado no solamente mi vida sino también la de mi familia, pues ahora podemos contar con esa proyección profesional. Hay muchísimas personas como yo que queremos estudiar, que no tenemos los recursos, pero sí toda la disposición para aprender y salir adelante”.

Sara Herrera

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.