Repensar el progreso y el consumo, una tarea para los diseñadores tadeístas

Repensar el progreso y el consumo, una tarea para los diseñadores tadeístas

Destacadas
Repensar el progreso y el consumo, una tarea para los diseñadores tadeístas
Viernes, Febrero 8, 2019
Compartir en
Fotografía: Adriana Botero
¿Son los objetos los culpables de la crisis ambiental que vive nuestro planeta? ¿Estamos a tiempo de cambiar nuestros hábitos de consumo y la forma como nos relacionamos con los demás, con lo demás?

Estamos viviendo el cambio de un paradigma. El consumo desenfrenado, que caracterizó a la sociedad capitalista desde sus orígenes hasta finales del siglo XX, parece estar llegando a su fin. El cambio climático y la amenaza de un cercano agotamiento de los recursos han hecho que satanizar el consumo sea una respuesta cada vez más popular por parte de los ciudadanos alrededor del globo.

Pero esta no es necesariamente la salida. Ser más conscientes de lo que consumimos y la forma como consumimos puede ayudar a detener la avalancha. Precisamente, desde el Observatorio de Diseño Tadeísta, un grupo de estudiantes y profesores están comprometidos con encontrar soluciones a este y otros problemas. Una labor que esperan llevar a cabo a través del dialogo de saberes entre diferentes disciplinas.

En un primer encuentro, llevado a cabo el miércoles 6 de febrero, se discutió en torno a la relación que tiene el imaginario de progreso con el consumo y el papel que todos jugamos, desde nuestras diferentes profesiones, en él.

Alberto Moscoso, profesor de la Escuela de Diseño de Producto de Utadeo, habló de cómo la modernidad ha estado caracterizada por un ideal de progreso atado a la ciencia y la tecnología, en el que la constante elaboración de productos y artefactos ha llevado necesariamente al antropocentrismo, una visión en la que el ser humano está por encima de las demás especies del planeta y las usa para satisfacer sus necesidades o placeres.

Por su parte, Luis Beltrán, profesor del Departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales, recordó que "el ser humano hace parte del entramado ambiental y sus acciones tienen consecuencias". Advirtió que el mundo se encuentra en un grave deterioro ambiental irreversible y que necesitamos actuar cuanto antes.

Frente a este escenario, la historiadora y profesora de la Escuela de Diseño de Producto, Cira Mora, hizo un llamado a no satanizar el consumo. Es necesario asumir al consumidor no como un actor pasivo sino como personas con capacidad de decisión. El consumo es más que una transacción económica, es necesario pensar en el contexto en el cuál se produce un artefacto o se provee de un servicio y ser más conscientes de lo que consumimos.

Ya hay un trabajo adelantado en esta área. Según comentó Alfredo Gutiérrez, profesor de la Escuela de Diseño de Producto, comunidades indígenas a lo largo del mundo han desarrollado ejemplos de producción e intercambio en los que "el consumo no consume, no se consume". Habla de experiencias que son amigables con el entorno y tienen una huella ambiental reducida.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.