Salvar vidas desde un servicio de salud de calidad, la meta de la tadeísta Adriana Morillo

Destacadas
Salvar vidas desde un servicio de salud de calidad, la meta de la tadeísta Adriana Morillo
Compartir en
Miércoles, Agosto 1, 2018
Estudiantes
Fotografías: Archivo personal Adriana Carolina Morillo

Salvar vidas suele ser la misión que todos los médicos juran solemnemente el día de su graduación. Sin embargo, más allá de las salas de urgencias o los consultorios de una clínica, hay otras formas para salvarlas, como por ejemplo a través del trabajo arduo en el mejoramiento continuo en la prestación de un servicio de salud integral y de calidad. Esta consigna la tiene clara Adriana Carolina Morillo, una médica ecuatoriana, quien desde sus primeros años de ejercicio, cuando trabajó en el Ministerio de Salud Pública de ese país, sabía que lo suyo eran los procesos de calidad y aseguramiento del paciente.

Luego de buscar ofertas de posgrado en Ecuador sobre el tema, fijó su mirada en Colombia, y particularmente, en la Especialización en Gerencia y Auditoría de la Calidad en Salud en Utadeo, un programa que, a su juicio, es único en la medida que abarca la gerencia, la auditoría y la calidad en una sola apuesta académica.

Adriana con su grupo de compañeros de la Especialización en Utadeo

Así fue como, junto con otros dos compañeros ecuatorianos, tomó la decisión de viajar a Bogotá durante un año, experiencia que califica como maravillosa desde el punto de vista académico, pero también cultural y turístico: “La especialización tiene unos docentes increíbles, que cuentan con una importante experiencia gerenciando hospitales de la ciudad. Su coordinadora, María Victoria Ocampo, y Fredy Rodríguez, siempre estuvieron pendiente de nosotros, dándonos directrices claras”.

Aunque llegar a vivir sola a una nueva ciudad fue un gran reto, esto rápidamente se convirtió en todo un placer para Adriana, quien tuvo la oportunidad de conocer Cartagena, Anapoima y algunos municipios del Tolima, y así, descubrir lo que nos asimila y diferencia a ecuatorianos y colombianos, en especial el uso del idioma y los platos típicos. De estos últimos, aunque aprendió a amar el ajiaco, siempre extrañó la comida de su tierra.

Nuestra tadeísta también descubrió en Bogotá su gusto por la pintura. De hecho, en mayo pasado participó en el Seminario de Pinturas y Manualidades Mixmedia, donde aprendió sobre diferentes técnicas de pintura para cuadros y tarjetas, entre otros materiales.

 

“Anímense con todo el corazón, pues definitivamente el mundo y los países necesitan lideres en calidad. Atrévanse a estudiar esta carrera, que abre muchas opciones y posibilidades que como médica amplió las fronteras de mis conocimientos”

Adriana Morillo, egresada de la Especialización en Gerencia y Auditoría de la Calidad en Salud de Utadeo

 

Una experiencia que la cambió la vida

“Uno regresa a los lugares donde amó la vida” es un dicho popular en Ecuador que emplea Adriana a la hora de evocar, con nostalgia, su paso por Utadeo, lugar en el que creció como profesional, pero también albergó miles de recuerdos con amigos y compañeros de la especialización. Recuerda, por ejemplo, que con sus amigos Carina, Mario y Lorena, antes de entrar a clase, se reunían en la cafetería OMA de la terraza en el Módulo 7A para tomar un café, mientras divisaban el espectacular atardecer del cielo bogotano, uno de los aspectos que más amó de la capital colombiana.

Sin embargo, su mayor deleite era entrar a clase: “Los docentes son increíbles. De las mejores cosas que disfruté de mi paso por la Tadeo fue ir a clase, pues los profesionales tienen tantas experiencias por contar que para mí, como extranjera, me llamaba la atención y me motivaba a investigar”.

Fredy Rodríguez y Adriana Morillo, en visita al Hospital Nemours de Orlando (Florida)

Precisamente, fueron esos conocimientos adquiridos en nuestra Universidad los que la llevaron recientemente a ser nombrada como Coordinadora de la Unidad de Calidad Hospitalaria en el Hospital Pediátrico Baca Ortiz de Quito, uno de los centros asistenciales más reconocidos de ese país por sus altos estándares de calidad y seguridad a los pacientes, credenciales que lo han hecho merecedor de la Certificación Canadá: “Agradezco la experiencia, pues me cambió la vida. De hoy en adelante lo que voy a hacer y lo que estoy haciendo va a ser para jubilarse en esto que aprendí en la Tadeo. Voy a dedicarme con todo el corazón para que todo lo aprendido en Bogotá se replique no solo en este hospital sino en las demás instituciones en las que me encuentre”, aseguró emocionada nuestra tadeísta, quien desea, muy pronto, volver a la ciudad, y en especial a Utadeo, para continuar sus estudios, esta vez desde la Maestría en Gestión y Políticas de Salud.

Adriana junto a sus compañeras de trabajo en el Hospital Pediátrico Baca Ortiz de Quito

Por lo pronto, busca extrapolar cada experiencia y concepto aprendido sobre el Sistema de Salud Colombiano a las realidades de Ecuador, especialmente lo que tiene que ver con la atención primaria y el sistema de garantías en salud. Pero su visión va mucho más allá, pues también tuvo la oportunidad de conocer el sistema de salud estadounidense, en el marco del Seminario Internacional que realizó en la Universidad Central de la Florida, organizado en el marco de la especialización. Allí, se aproximó a los servicios de calidad e innovación en el manejo organizacional de entidades de salud, al tiempo que realizó una visita técnica al Hospital Nemours en Orlando, donde identificó varios procesos que podrían implementarse en su quehacer profesional.

Adriana salva vidas, las salva desde la medición y gestión de indicadores de calidad de la salud y el mejoramiento continuo en pro de la seguridad del paciente. Esa es su principal satisfacción: "Quiero que la atención a los pacientes sea con calidad y que nuestros profesionales continúen empoderados, dando un servicio médico con todos los estándares de calidad, y eso se ve reflejado en la atención, la recuperación y rehabilitación de nuestros pacientes”, afirma la tadeísta.

En sus tiempos libres, Adriana ama compartir con su familia, amigos y novio

Aunque el próximo 20 de septiembre no podrá asistir a su ceremonia de graduación, debido a sus compromisos laborales, Adriana tiene claro que, una y mil veces, volvería a vivir esta experiencia en Utadeo: “Anímense con todo el corazón, pues definitivamente el mundo y los países necesitan lideres en calidad. Atrévanse a estudiar esta carrera, que abre muchas opciones y posibilidades que, como médica, amplió las fronteras de mis conocimientos”. 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.