Utadeo acoge a 1.040 proyectos de investigación en Encuentro Regional de Semilleros de RedColSI

Destacadas
Utadeo acoge a 1.040 proyectos de investigación en Encuentro Regional de Semilleros de RedColSI
Compartir en
Jueves, Mayo 10, 2018
Tipo de convocatoria: 
Externa
Investigadores
Fotografías: Alejandra Zapata - Oficina de Comunicación

“La ciencia no sirve para nada, pero cambia el mundo”, con esta frase, que para muchos puede sonar lapidaria, finalizó su conferencia Diego Alejandro Torres, profesor Asociado del Departamento de Física de la Universidad Nacional, como parte de la inauguración del XVI Encuentro Regional de Semilleros de Investigación de RedColSI, nodo Bogotá-Cundinamarca, que se celebra en Utadeo entre el 10 y el 11 de mayo, y que reúne a más de 3.000 estudiantes e investigadores de 60 universidades, colegios, centros de investigación, SENA y escuelas de formación de las Fuerzas Armadas de Bogotá y Cundinamarca, a través de 1.040 proyectos de investigación, la mayoría de ellos en curso y otros finalizados, así como propuestas de innovación y emprendimiento.

Desce las 8:00 a.m., ponentes y asistentes al Encuentro iniciaron sus inscripciones.

¿Pero qué tan cierta es esta afirmación? Para Torres es responsabilidad de las nuevas generaciones hallar utilidad a los avances científicos que hoy se están haciendo, y para ello es necesario general una sociedad que sepa leer la ciencia y comprenda su lenguaje, así como se adquieren competencias lingüísticas en un idioma: “La sociedad debe tomar como decisión que la educación científica es parte integral de su formación. No es algo exclusivo para genios o que pocos deben saber, todos deben conocer de ciencia. Hay que trabajar en la educación y la cultura de la ciencia desde la primera infancia y entender que no es un aspecto accesorio, sino que es fundamental”, destacó, en entrevista con Utadeo.

Diego Alejandro Torres, profesor Asociado del Departamento de Física de la Universidad Nacional

Según el investigador, ante un horizonte desalentador donde no hay políticas públicas claras en inversión en ciencia, tecnología e innovación, las universidades son los únicos centros que pueden generar, reproducir y preservar el conocimiento. Muestra de ello, aunque muchos no lo saben, se dio en la Casa de la Sabiduría, en Bagdad, en plena Era dorada del Islam, lugar donde florecería el método científico y que serviría como espacio de reunión de los escolares, similares a los académicos de nuestro tiempo.

Y es que para el conferencista, la ciencia, al igual que el arte, debe ser un conocimiento sin fin, conducente al divertimento intelectual, tal como sucedía en el Siglo VI A.C., en la Escuela de Atenas: “Los seres humanos, desde pequeños, exploramos el mundo que nos rodea y formulamos preguntas”. Así es, por ejemplo, como surgieron las grandes teorías que transformaron nuestra vida y el mundo, entre ellas la experimentación que dio vida a las vacunas o la física cuántica que hoy rige, incluso, en los dispositivos tecnológicos que usamos a cada minuto: “El método científico genera en la observación la base de su proceder. Logra generar constantes cuestionamientos sobre la realidad (…) Sin embargo, no sirve crear ciencia solo en el laboratorio, es necesario darlo a conocer con gente que tome decisiones y las aplique. No solo se necesita tener grandes ideas, sino también tener espacio propicios para que florezcan”, subrayó.

 

Más de 3.000 estudiantes e investigadores se dan cita en el Encuentro de RedColSI.

Talento investigador que traspasa las fronteras

A sus 16 años, el joven investigador Vili Aldebarán Martínez tiene en su haber la publicación de dos artículos científicos en revistas indexadas, así como la publicación de un libro. Su principal interés, cultivado desde que apenas tenía tres años, se enfoca principalmente en la Biología, y en especial, lo que tiene que ver con los tardígrados, una especie de invertebrados microscópicos a los que se les ha llamado osos de agua, y que según estudios científicos, serían los únicos seres vivos que sobrevivirían a un eventual cataclismo en la tierra.

Precisamente, el mexicano, quien siempre va acompañado de su padre, José Martínez, del Colegio de Posgraduados en Administración de la República Mexicana, presentará en el Encuentro de RedColSI un taller al que ha denominado como la “cuádruple hélice”, en la que intervienen gobierno, academia, sociedad e industria en el proceso de desarrollo o estancamiento de la ciencia, lo cual puede conducir a la generación de políticas públicas robustas en ciencia y tecnología: “Un país que no es capaz de entender su ciencia, apoyar a sus jóvenes y desarrollar procesos científicos propios, va a estar condenado a pagar los desarrollos científicos de otros países”, señala José.

Vili Martínez y Diego Alejandro Torres.

Vili es un muy buen ejemplo de la cultura científica de la que habla Torres. En tan solo tres años, ha conseguido tres premios internacionales, otros tres nacionales y tres reconocimiento regionales de investigación: “Los niños y jóvenes que vienen a estos encuentros son personas que en el futuro van a asumir cargos y van a definir directrices de hacia dónde va el país. Los adultos, infortunadamente, ya no somos tan proclives al cambio de las ideas, como si lo son ellos”, indicó Torres.

Formando a investigadores desde su ser sensible

La memoria no solo se narra, también se teje. Así lo demostraron Valentina Delmau y Sebastián Castro, estudiantes del programa de Trabajo Social de la Universidad de La Salle, en “Mandalas, reconstruyendo historias a través de colores”, uno de los ocho talleres que se presentaron en el marco del Encuentro.

Taller de mandalas para la reconstrucción de la memoria.

A través del color y de la construcción de estos dispositivos de meditación, adoptados por comunidades milenarias como la Huixaraca en México, los estudiantes han intervenido una fundación de mujeres afro víctima del conflicto armado, llamada Afromupaz. Así pues, el color que los participantes seleccionan da cuenta del estado de ánimo en el que se encuentran, a tal punto, que la mandala puede registrar un mapa completo de historias y sentidos del individuo que lo construye, en momentos donde la memoria y el olvido parecen tener limites desdibujados, así como los hilos de fique se entrecruzan entre los palos de madera dispuestos en cruz.

Utadeo, un protagonista indiscutible en la investigación regional

Ser la sexta institución que más patentes presentó durante el año pasado ante la Superintendencia de Industria y Comercio, así como la clasificación de 28 grupos de investigación en los niveles más altos de la medición de Colciencias, demuestran que Utadeo se enfoca a ser un centro de investigación de alta calidad. Así lo destacó la vicerrectora Académica de la Universidad, Margarita Peña, en su discurso inaugural del Encuentro de RedColSi. La funcionaria recordó que la Institución cuenta con más de 800 estudiantes vinculados a semilleros de investigación, orientados por 104 profesores, y como fruto de ese fortalecimiento, en el último año, los investigadores tadeístas publicaron 74 artículos académicos en Scopus.

Margarita Peña, vicerrectora Académica de Utadeo

Sin embargo, Peña llamó la atención en que Colombia aún no ha logrado formular una política de Estado en torno a la ciencia, la tecnología y la innovación: “Entre 2010 y 2016, las instituciónes de educación superior privadas invirtieron cerca del 38 por ciento en investigación y desarrollo. Cifras del Observatorio de Ciencia y Tecnología en Colombia indican que el sector público solo representa el 4,3 por ciento en la financiación de la investigación”. Así, la directiva señaló que RedColSI se ha convertido en un catalizador de la interacción entre los estudiantes y la investigación.

Taller de mandalas.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.