Víctor Castaño, una historia para cambiar los imaginarios sobre la comunidad LGBT

Víctor Castaño, una historia para cambiar los imaginarios sobre la comunidad LGBT

Destacadas
Víctor Castaño, una historia para cambiar los imaginarios sobre la comunidad LGBT
Miércoles, Octubre 21, 2020
Compartir en
“Extraños” es el nombre de la serie web con la que, Castaño, estudiante de la Maestría en Gestión y Producción Cultural y Audiovisual, ha ganado una de las convocatorias audiovisuales del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Aquí nos cuenta cómo los sucesos de su vida lo inspiraron para crear esta historia.

“O trabajo o estudia”, fue lo que le dijo su mamá el día que se acababa el año sabático que, junto a su padre, habían acordado. Víctor por aquella época cantaba y actuaba y, aunque sus padres le habían dicho que lo apoyaban en todo, ese apoyo era siempre y cuando fuera en una carrera universitaria. “Mis padres no veían cantar o actuar como una profesión”, dice Víctor.

En aquellos días, Tango Discos vivía una época dorada, pues el formato físico aún predominaba sobre el digital. Ir a una tienda de estas era perderse, durante horas, entre libros y discos que se podían escuchar. Para Víctor este era uno de sus planes favoritos. Un día, saliendo de la tienda y caminando por el norte de Bogotá, se encontró con la Embajada de España, donde se preguntó: “¿por qué no estudiar algo afuera?”.

Fue durante una conversación con la agregada cultural donde Víctor conoció que una de sus pasiones, el cine, se podía estudiar de manera profesional, pues en Estados Unidos, Inglaterra y España, a mediados de los 80, se empezaron a formar las primeras carreras profesionales que giraban en torno al "Séptimo Arte".

Me inscribí a la carrera de cine de la Universidad Complutense. Nunca le dije a mis padres, pero a regañadientes me apoyaron, porque el trato era que me apoyaban, sin especificar donde”, comenta Víctor, que estuvo cuatro años en el país Ibérico, donde abandonó la carrera, y sin mucho que hacer, el tiquete de regreso estaba comprado.

Víctor volvió al país iniciando los noventa, época que coincidía con la apertura del programa de Cine y TV en la Universidad Nacional. “Me inscribí y pasé de una, en un momento donde muchos se inscribían y pocos pasaban”, señala. Desde ahí empezó una historia de experiencias que giraban en torno al mundo audiovisual por el lado de la producción, talento que Víctor ha sabido cultivar durante años.

Documentalistas como Carlos Alvares y Fernando Ramírez, entre otros, empezaron a contactar a Victor para que trabajara en sus proyectos aún siendo estudiante; ademas, resultó siendo el productor de la mayoría de los largometrajes de sus compañeros que se iban a graduar. “Adquirí cierto reconocimiento, eso me llevó a estar en la alcaldía de Mockus haciendo producción de todas las campañas de cultura ciudadana”.

Su vida laboral ha transcurrido en un 95% en la televisión pública, realizando producciones educativas y deportivas. Estuvo en el equipo de trabajo de la serie educativa “Verde Manzana”, que abrió un hito en una época donde la mayoría de los contenidos de este tipo llegaban del extranjero.   

En el 2005, después de muchos años, Colombia volvía a organizar los Juegos Bolivarianos, un reto no solo para los deportistas, sino también para la televisión nacional. “En España me había enfocado mucho en las transmisiones deportivas que son con muchas cámaras y móviles”, comenta Víctor, quien, fue el organizador de las transmisiones de esos juegos en Señal Colombia, además de las del 2006 de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. “Ese año se hizo por primera vez una multitransmisión en nuestro país”.

Una historia para cambiar

Víctor es activista. Pertenece a la comunidad LGBT, de la cual es defensor en primera persona. Sus experiencias a lo largo de 50 años de vida le han dejado reflexiones e inquietudes que, como él señala, despeja por aquel “terrible defecto” que deja la Universidad Nacional. “En la Universidad Nacional la parte académica te la brindan los salones de clase, pero el aprendizaje de la vida te lo brindan los pasillos”, dice entre risas.

Se ha convertido en un curioso de los temas históricos en torno a la comunidad LGBT. “Antes de las invasiones, todo el planeta era diverso”, comenta Victor, tras aclarar que va hacer un paréntesis de su historia. “Hay información histórica de China, Corea, Japón que, en su cultura, siempre ha existido la diversidad sexual, igual que en África subsahariana y en este continente, desde Alaska hasta la Patagonia. En el mundo, la diversidad sexual hasta el Siglo XV era natural, pero después de las invasiones se volvió antinatural, fue perseguida, criminalizada”.

También es un cazador de series y películas que tratan el tema LGBT, y hace énfasis en que el trato que se le da normalmente es oscuro y de personas excluidas: “esas cosas que están en el imaginario”, comenta y añade que, “en la literatura, por ejemplo, en el Boom Literario, fueron muy pocos los autores que lo abordaron y siempre desde la exclusión social, familiar, emocional y condenados a una muerte horrenda”.

Todas esas ideas, observaciones, inquietudes y reflexiones lo llevaron a descubrir un género que lleva por nombre “Boys Love”, el cual hace parte del anime japonés, está en la cultura K-Pop coreana y es el boom en Tailandia. “Boys Love” o “BL”, es el término de origen japonés utilizado para enmarcar la representación artística, erótica o romántica de las relaciones centradas entre dos sujetos del sexo masculino. Generalmente estas producciones están enmarcadas en comedias románticas, mostrando aspectos positivos de las relaciones.

El gran epicentro de las series BL está en Tailandia, donde este tipo de producciones son emitidas en la televisión y muchas han alcanzado gran popularidad a nivel mundial. Inspirado en este género, Víctor le propuso a la guionista María José Posada que trabajaran juntos una historia en torno a la comunidad LGBT, a lo cual Posada respondió que sí en época de pandemia, pero solo con una condición: “No quiero una tragedia”, respuesta ideal para él, quien tampoco buscaba una.

Un impulso

Víctor hace parte de la Maestría en Gestión y Producción Cultural y Audiovisual de Utadeo, a la cual llegó después de mucha búsqueda. “Empecé una en Argentina, pero no me gusto casi, así que solo tomé algunas clases”, señala, y agrega que, después de una conversación con Santiago Trujillo (director de la maestría) y cursar uno de los diplomados que ofrece Utadeo junto al Ministerio de Cultura, se enganchó a esta.

Fue así como Yaneth Marín, quien es su directora de tesis, le dio un impulso para presentarse a una de las convocatorias audiovisuales del MinTIC, tras decirle: “Series LGTB no hay, nunca se presentan, nunca hay nada por ese tema y tú con esa conceptualización, presenta algo que le sirva a Equal”, que es su proyecto de grado. La idea convenció a Víctor a pesar de no estar muy entusiasmado, pues hace mucho no se presentaba a una convocatoria y veía que, entre los más 900 postulados, las posibilidades eran mínimas.

“La maestría genera un motor, una energía para que uno empiece a cumplir sus metas”, señala.

Trabajaron junto a Posada en una historia para postular como serie web, la cual lleva como nombre “Extraños”. “María José construyó los personajes. Uno es Pablo y lleva parte de mi memoria adolescente. Iñaki tiene muchos elementos de lo que yo me encontré en España. Sofía tiene mucho de lo maravillosa y respetuosa que fue mi madre con mi identidad; ella me apoyo desde que supo que yo era homosexual, nunca fue algo extraño, ni un horror”, señala.

Antes de que se anunciaran las propuestas ganadoras, se publicaron los puntajes. En la categoría de las series web solo dos fueron calificadas con puntaje de 100 puntos, “la nuestra era una de esas”, comenta Víctor y destaca que, “los jurados estaban muy felices con nuestro proyecto, porque la cotidianidad parece una obviedad, pero no lo es.”

Ahora empieza todo un proceso de grabación que ya está en marcha con todas las medidas necesarias para los tiempos de pandemia, “decidimos irnos a Salento, porque en las estadísticas Quindío es uno de los departamentos con menos Covid y Salento tiene números muy bajos”, dice Víctor, quien junto a todo el equipo se harán la prueba del Covid-19, antes de partir hacia la locación alquilada.

Para Víctor esta producción es un compromiso con los chicos y chicas que empiezan a identificarse y a descubrirse, ya que esta historia les permitirá ver que la comunidad LGTB está presente en muchas familias y estructuras sociales y hace énfasis en que, “somos cotidianos, es decir, estamos presentes en la vida”.

 

Por: Miguel Ángel Durán Guzmán

Oficina de Comunicación Utadeo

 

 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.