Filtros avanzados

To prevent automated spam submissions leave this field empty.

Noticias destacadas

Destacadas
27 de Septiembre - 2016

Hoy en el programa Milenio, de la HJUT -96.9 fm- a las 8:00 p.m., los invitamos a escuchar

Destacadas
16 de Agosto - 2016

Emilio Sanmiguel analiza y presenta los lieder de Schubert con orquesta.

Joaquín Rodrigo y la Tradición de la música española

Recomendado del mes
Joaquín Rodrigo y la Tradición de la música española
Compartir en
Martes, Julio 2, 2019

JOAQUÍN RODRIGO, 20 AÑOS

Este 6 de julio se cumplen 20 años del fallecimiento del compositor Joaquín Rodrigo (1901-1999), figura fundamental de la música española del siglo XX. Nació en Sagunto, Valencia, el día de Santa Cecilia y una circunstancia dramática marcó su vida desde los 4 años cuando una epidemia de difteria que mató a varios niños lo dejó ciego. Sin embargo el mismo compositor comentó muchas veces, sin rastro de amargura, que esta limitación lo llevó a la música. Ingresó a un colegio para niños ciegos y estudió solfeo, piano y violín en braile. De esta época le quedó el recuerdo imborrable del maestro valenciano Francisco Antich, organista de mérito y gran improvisador que ayudó a Rodrigo a dar sus primeros pasos musicales.

Con 20 años ya era un pianista destacado que admiraba a Ravel y a Stravinsky y con la idea de seguir creciendo como artista viajó a París, siguiendo los pasos de Manuel de Falla, Isaac Albéniz y Joaquín Turina. Durante estos años perfeccionó su estilo con Paul Dukas, siempre con el apoyo de Falla, quien fue su promotor y amigo. En París conoció a quien sería su esposa: Victoria Kamhi, la pianista turca que lo acompañó en vida hasta 1997. Ella es la autora de la biografía “De la mano de Joaquín Rodrigo, historia de nuestra vida”.

Joaquín Rodrigo es conocido en el mundo por el Concierto de Aranjuez, escrito para guitarra y orquesta en el Barrio Latino de París en 1939 y estrenado por Regino Sáinz de la Maza, amigo del compositor y quien le sugirió la idea de componer una obra para guitarra y orquesta. Varias fuentes sirvieron de inspiración a Rodrigo para esta composición: su visita a Aranjuez con sus jardines, palacios y el agua infinita. En palabras del compositor: “quise evocar la historia de Aranjuez en el siglo XVIII, con las cortes de Carlos III y Carlos IV y las majas y duquesas”. Aranjuez en palabras de algún poeta es un oasis en un punto de la meseta castellana, un paraíso creado por los árabes”.

Después de la grabación de la obra en 1948, esta pieza comenzó su propia historia con un gran concierto en París ofrecido por la Orquesta Nacional de España, con la dirección de Ataúlfo Argenta y Narciso Yepes como guitarra solista. La popularización definitiva de esta obra se dio cuando Miles Davis ofreció una versión jazzística en Sketches of Spain. Hay que decir además, que esta obra supuso el bienestar económico y personal del compositor, pues se realizaron cientos de versiones en muchos géneros musicales y en el cine.

Joaquín Rodrigo es un pilar definitivo en la música española. Hay que recordar que la Guerra Civil aisló a España de las corrientes musicales europeas y sus principales figuras emigraron. En ese triste panorama sólo destacaban las figuras de Xavier Montsaltvage y Gerardo Gombau. La personal labor creadora de Rodrigo y su esfuerzo por dar continuidad a las conquistas técnicas y estéticas de las últimas obras de Falla, le permitieron a España  mantener un nivel artístico, difícil, en tiempos de guerra.

Destacan en la obra de Rodrigo sus canciones, obras para piano, de cámara, corales, orquestales, música incidental para la escena y el cine y obras destinadas al teatro lírico. El género más practicado por el maestro valenciano fue el del concierto en el que escribió para diversas modalidades instrumentales y recordamos algunos de los más importantes. El Concierto heroico, el Concierto de estío, el Concierto galante, el Concierto serenata, el Concierto madrigal, el Concierto andaluz y el Concierto pastoral, entre otros.

El arte de Joaquín Rodrigo es reconocido en todo el mundo y especialmente en su España natal. En 1991 el rey Juan Carlos dio al compositor el título de Marqués de los Jardines de Aranjuez. Él y su esposa Victoria están enterrados en el cementerio de Aranjuez y en esta localidad existe un monumento que conmemora el segundo movimiento del concierto y a su autor con la reproducción en el pavimento de las notas musicales.

“Mi vaso es pequeño, pero bebo en mi vaso”, fue la frase a la que recurrió Rodrigo, y que sigue estando presente en su epitafio. Pero su labor fue mucho más allá: enlazó la antigua tradición española con las vanguardias y la música popular. Y al final otra frase suya nos deja una lección: “Lo importante ha sido seguir mi propio camino”.

Música Nocturna, 11 a 12 de la noche, lunes a viernes, estará dedicada al maestro Joaquín Rodrigo y a la tradición de la música española. El lunes 1 de julio realizaremos un gran especial con el legado artístico del maestro y el aporte de los nombres más importantes de la música española.

 

                Orlando Ricaurte López, Comité de Programación, HJUT 106.9 FM