Déficit fiscal, con el 'espejo retrovisor' a la Colombia de 1904

Déficit fiscal, con el 'espejo retrovisor' a la Colombia de 1904

Utadeo en los Medios
Déficit fiscal, con el 'espejo retrovisor' a la Colombia de 1904
Miércoles, Diciembre 5, 2018
Compartir en
Fotografía: Oficina de Comunicación
En su columna de opinión en El Nuevo Siglo, el presidente del Consejo Directivo de Utadeo, Jaime Pinzón, asegura que ante el panorama desolador dejado por la Guerra de los Mil días, las medidas del general Reyes reactivaron la economía.

En una lección de historia económica, a propósito del anuncio hecho por el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, en torno al déficit fiscal de Colombia, cercano a los 14 billones de pesos, el presidente del Consejo Directivo de Utadeo, Jaime Pinzón, destacó, en su columna de opinión en El Nuevo Siglo, que este tipo de crisis no es nueva y que de lejos, guardando las proporciones, no tiene comparación a lo vivido por nuestro país cuando el general Rafael Reyes asumió la presidencia del país en 1904.

Remontándose a la época, Pinzón expone que Colombia venía de finalizar la guerra de los mil días y de la separación de Panamá. Ya en 1898, un año antes de iniciar la guerra civil, el ministro del Tesoro había sentenciado la crisis, pues para ese entonces el déficit era de 5.193.180 pesos. Seis años después, este hueco fiscal se había cuadruplicado, la guerra había diezmado al ejército, mientras que la destrucción y el abandono se convirtieron en el común denominador de las zonas aledañas a Bogotá.

“Las escuelas públicas no funcionaban, imposible emitir moneda sin respaldo, se hallaba suspendido el pago de la deuda,  el retraso en el cubrimiento de sueldos afectaba la administración, los caminos públicos se encontraban intransitables, ¿Cómo llevar al Congreso un proyecto de ley de financiamiento  si el gobierno carecía de mayorías? ¿Dónde conseguir préstamos internos o externos? Bueno, don Pepe Sierra y otros ricos le hicieron préstamos”, describe el columnista.

Ante ello, afirma Pinzón, Reyes asumió el reto con ahínco, al reabrir el Ministerio de Obras y al reestructurar la rama ejecutiva, al tiempo que fortaleció la agricultura e impulso la industria textil, entre otras acciones. Como visionario de su época, Reyes se anticipó a lo que hoy se conoce como economía naranja y permitió que las empresas constructoras florecieran, al tiempo que se abarataban los servicios públicos: “El mandatario se hizo presente en las regiones,  escuchó la opinión ciudadana”, argumentó.

Lea la columna completa en el portal web de El Nuevo Siglo

Consulte el artículo en su versión impresa

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.