"La popularización del auto eléctrico requiere la construcción de una amplia red de puntos de recarga o de cambio" | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

"La popularización del auto eléctrico requiere la construcción de una amplia red de puntos de recarga o de cambio"

"La popularización del auto eléctrico requiere la construcción de una amplia red de puntos de recarga o de cambio"

Utadeo en los Medios
"La popularización del auto eléctrico requiere la construcción de una amplia red de puntos de recarga o de cambio"
Jueves, Julio 15, 2021
Compartir en
El consejero de Utadeo, José Fernando Isaza, destaca en su columna de opinión en El Espectador, que los desafíos que se tendrán en torno a este tipo de vehículos se centran en la autonomía de duración de la recarga, el alto costo de las baterías y el precio de venta de los automotores.

A propósito de la creciente búsqueda en el planeta de tecnologías que sean sostenibles y reduzcan sustancialmente las emisiones de CO2, en su más reciente columna de opinión en El Espectador, el consejero y exrector de Utadeo, José Fernando Isaza, señala que en las próximas décadas los vehículos eléctricos desplazarán por completo a aquellos con motor de combustión de gasolina o diésel. Sin embargo, aclara, también es necesario reducir las emisiones de CO2, a través de fuentes sostenibles de carga de las baterías de estos vehículos, pues de lo contrario, este gas emitido por las centrales térmicas sería mayor que el ahorrado en la emisión de los vehículos.  

Es posible implementar sistemas para capturar el CO2 emitido por las plantas térmicas. Ya existen plantas piloto. En estas condiciones, dado que es más viable capturar el CO2 en una central que el emitido por miles de vehículos, el cambio tecnológico tendría adicionalmente el efecto de reducir los gases de efecto invernadero. La generación solar o eólica permite la carga de las baterías sin emisión de CO2”, explica.

En su escrito, Isaza argumenta también que, si bien los automoviles eléctricos fueron creados antes que los propios vehículos a diésel o gasolina, una de las principales limitantes ha sido la autonomía de duración de la recarga, el alto costo de las baterías y el precio de venta de los vehículos, que es prácticamente el doble de los convencionales. 

“La popularización del auto eléctrico requiere la construcción de una amplia red de puntos de recarga o de cambio. No es viable creer que un mayor número de autos eléctricos genera más puntos de carga; al contrario, más puntos de carga estimulan la electrificación del transporte. Esto fue lo que ocurrió con el cambio de combustible líquido a gas natural comprimido, pues la proliferación de estaciones de servicio que ofrecían gas propició el cambio por el ahorro obtenido y la facilidad de llenado del tanque”, precisa.

Lea la columna de opinión completa en el portal web de El Espectador.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.