Hernando Ramírez, la vida de Nueva Época

Temporary content for block seed_title, will be altered in hook_process_block() from SeeD Theme.

Los paramilitares llegaron al edificio de la emisora regional Nueva Época en Fusagasugá. En plena transmisión del noticiero del mediodía, Hernando Ramírez y su equipo eran amenazados con ametralladoras con el fin de leer el comunicado que declaraba al alcalde y a una lista de quienes eran considerados colaboradores de la guerrilla como objetivos militares. La vida prevalecía, y al final de la emisión, por indicaciones del que por ese tiempo era el gerente de la emisora, decidieron ceder ante la presión y leyeron el comunicado tal cual estaba escrito. La Policía llegó al edificio momentos después para controlar la situación, una avalancha de críticas cubría a la emisora y al director de noticias. Tiempo después algunos de los objetivos militares fueron asesinados.

Hernando Ramírez es un periodista polivalente que ha desarrollado su carrera en los deportes, la política, aspectos sociales y ambientales. De él se destaca su amplia lista de contactos que, como dicen sus colegas, es “del presidente para abajo”. Las descripciones que lo destacan suelen ser las palabras tranquilo y trabajador, lo cual puede variar al describir sus defectos o virtudes según la persona a quien se le pregunte. Un hombre que consume y vive por la radio, le gusta comparar y analizar la información dada por los diferentes medios del país: “A veces en la radio nacional hay información sesgada”, por lo que ve como una alternativa las emisoras en AM.

El periodismo comunitario es la forma en la que ayuda por medio de la emisora, pues le cuesta mucho decir ‘no’ a lo que piden las personas al llegar a la cabina o fuera de ella. La religión que profesa es el cristianismo, la persona que más admira es Jesús y se rige por los valores del respeto y la solidaridad. Valores que se reflejan en casa donde tarde en la noche lo espera su esposa Marinela, con la que se casó hace 17 años, junto con sus dos hijos, que aprovechan al máximo el tiempo con su padre.

Hernando es amante al deporte. Cubre en todo el año carreras de ciclismo como La Vuelta Cundinamarca, Vuelta Colombia y el Tour 2.1 Colombia, junto a su equipo de Nueva Época. 

 

Decisiones

Periodista o abogado, fue lo que arrojó la prueba de orientación vocacional, y Hernando, que había ya participado durante su bachillerato en la emisora del colegio, ya tenía clara la carrera que más adelante estudiaría en la Universidad Libertadores de Bogotá. Comenzó trabajando para el Grupo Radial Colombiano en Radio 24, que pertenecía a los hermanos Rodríguez Orejuela, y Néstor Morales ejercía como subdirector de noticias. Es ahí donde tuvo que vivir momentos difíciles, no solo de transición universitaria a laboral sino la época más violenta del narcotráfico que sacudía al medio donde trabajaba por la guerra entre el cartel de Cali y Medellín. Las instalaciones eran constantemente evacuadas por amenazas de bombas, el día que el personal no fue evacuado, Hernando se encontraba en el segundo piso, y en el primero, se sintió un fuerte estruendo, muchos de sus compañeros salieron heridos. Después del atentado se dejaron pocas franjas de programación, periodistas emigraron a otros medios, por decisión de las directivas, la emisora cerró.

Antes de salir del Grupo Radial Colombiano la transparencia del periodista fue puesta a prueba, ejercía como director de la tercera emisión de noticias en Bogotá, y a altas horas de la noche, hubo una matanza en una discoteca de Chapinero, a la cual le hicieron cubrimiento. Después de informar al aire el hecho noticioso, fue cuestionado por sus directivos, pues la discoteca donde había ocurrido el suceso era parte de la pauta importante de la emisora. Hernando recuerda ese hecho como un momento donde prevaleció su imparcialidad como periodista.

Hernando Ramírez recibió un premio otorgado por la Asociación de Ambientalistas que hace parte de la junta directiva de la CAR por las campañas adelantadas en preservación del medio ambiente. 

Posteriormente estuvo en RCN Radio, cubriendo orden público, y en Caracol Radio donde forjó una reputación y se hizo de más contactos. Cansado del trajín de Bogotá, como lo llama él, decide aceptar una oferta de una emisora regional en Fusagasugá, donde Eduardo Aponte lo recibió hace 25 años.

 

Nueva Época viva

Como director de noticias se encarga del manejo de la emisión de Noticias Nueva Época de las 7 a.m. y del medio día, de lunes a viernes, y sábados después de las 7 a.m., con el mismo formato semanal que incluye un invitado especial. Con su equipo debe salir de la provincia de Sumapaz a cubrir eventos y noticias de última hora sin importar  la hora o el día en que sucedan.

Es un ser muy cariñoso con los animales. Hace mimos al perrito del barrio, al llegar a su casa, saca de la lacena un paquete de galletas que compra cada mes para el animal.

Sus colegas destacan de él lo dedicado que es al trabajo, su compromiso y la humanidad que emplea en su labor. Nubia Arias, gerente de la emisora, y su gran amiga desde hace 21 años, pasó de ser su compañera y se convirtió en su jefa, con la que se mantiene el respeto y la confianza. Trabajan en conjunto en la gestión social y comercial de la emisora. A Hernando lo describe como un hombre tranquilo, humano, solidario, responsable, y un polémico radial, uno muy respetuoso. Como amigos han enfrentado momentos de dificultad, como las complicaciones cardiacas que sufrió Hernando debido a la sobre carga de trabajo, Nubia, junto a su esposo, lo acompañaban a los controles médicos y estaban presentes en todo el proceso con la familia Ramírez. “Hernando es mi potencial, él tiene a Nueva Época viva, su forma de ser tiene viva a esta empresa”.

La emisora ha enfrentado duros momentos vinculados a la violencia impartida por grupos armados, desde amenazas en emisiones en vivo hasta el secuestro de uno de los periodistas que hacían parte del grupo de trabajo. Pero frente a las adversidades, el equipo de trabajo se toma las cosas con calma, siendo siempre precavidos y confiando en las autoridades. Hay momentos de diversión y bromas en medio de tanto trabajo y tensión. Hernando es el impulsor de jergas. Es común jugar una broma de bienvenida a los practicantes, les dan un espacio al aire donde son entrevistados para darse a conocer a la audiencia, sin saber que en realidad no están al aire, lo que les permite hacer preguntas incómodas y hasta subidas de tono con la intención de poner a tope los nervios del nuevo integrante. ¿Cuántas veces hace el amor al día? fue una de las preguntas que le hicieron a una de las practicantes mientras ella creía que su padre la escuchaba en una vereda cercana.

Abre un espacio los sábados a invitados de diferentes ideales políticos para lograr un equilibrio en la emisora. Como al precandidato a la alcaldía de Fusagasugá, Ricardo Rodríguez, a su derecha. 

Nueva Época también ha pasado por momentos molestos que luego se convirtieron en grandes anécdotas. César Fernández, que fue contratado por Hernando y llegó a manejar máster y conducción de algunos programas, recuerda una entrevista que le realizaron a Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia, en una visita que realizó a Fusagasugá. El director se dispuso a entrevistarlo durante media hora. El equipo, al abrir la grabadora, al final del día, para escuchar el material se percataron que no tenía casete.

Milton Pérez, colega y compañero de Nueva Época, recuerda que en La Vuelta Colombia de 2018 llegaron a Puerto Gaitán con el equipo de transmisión esperando tener un hotel reservado. El director de noticias, encargado de los viáticos y de la logística de llegada, había omitido comentar al equipo que no había ninguna reserva de hotel para recibirlos, esperando encontrar de último momento algún hotel.  A pesar de ser una zona petrolera con gran flujo de visitantes, hay muy pocos hoteles. Duraron hasta media noche en busca de hospedaje, hasta poder contactar un amigo de Hernando que les tendiera una mano, recuerdos que fueron un gran dolor de cabeza pero que ahora recuerdan entre risas. Milton resalta su polivalencia y adaptabilidad del director de noticias, pero también recuerda situaciones en las que sobresalen su confianza y descuido que genera la sobrecarga de trabajo. “Él le abre la puerta del noticiero a quién lo necesita, y rompe el esquema de la programación”, dice como virtud de su colega que se convierte en error en periodismo por ser ‘demasiado buena gente’.

Emisora Nueva Época se ha destacado en sus 60 años de servicio comunitario por ser de las más sintonizadas, con una cobertura en Cundinamarca, región del Alto Magdalena y sur del departamento del Tolima. 

 

Periodismo regional

Como director de noticias de Nueva Época, ha recibido premios como el Reconocimiento de Transmisión del Tour 2.1 Colombia y de la Asamblea del departamento de Cundinamarca a la trayectoria del periodismo regional. El señor Ramírez habla con orgullo de la labor del periodismo de la emisora a la cual describe como un medio regional que hace periodismo nacional. Para Hernando es muy importante establecer las prioridades en información emitida en el noticiero: “Primero regional, departamental, nacional y por último internacional, eso nos hace diferentes. Esta emisora tiene carácter”.

No piensa aún en la jubilación, aunque no la descarta, al pensar en dedicar más tiempo a su familia y al cuidado de su salud.

 

***
Este perfil hace parte del especial "Contar la región, así se hace periodismo en Cundinamarca" producido por el CrossmediaLab

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.