“El cine se convirtió en una herramienta para acercarme a los refugiados”: Natalia Sierra

“El cine se convirtió en una herramienta para acercarme a los refugiados”: Natalia Sierra

Destacadas
“El cine se convirtió en una herramienta para acercarme a los refugiados”: Natalia Sierra
Martes, Mayo 14, 2019
Compartir en
Fotografías: Archivo Natalia Sierra
Esta tadeísta del programa de Cine y Televisión ha vivido tres años en Suiza en calidad de refugiada política. Actualmente, con su cámara y creatividad, trabaja en pro del desarrollo y la visibilidad de asilados y migrantes en ese país. Este año fue contactada por la Acnur para hacer parte de la feria de arte contemporáneo sobre la fuerza de la mujer refugiada en el mundo.

En el mundo, según cifras de Acnur (la Agencia de la ONU para los Refugiados), hay cerca de 25,4 millones de personas refugiadas por diferentes condiciones, uno de los más recurrentes es por temas políticos. Desde el 2016, a un año de finalizar su carrera profesional de Cine y Televisión en Utadeo, Natalia Sierra y su familia pasaron a engrosar esta lista. Como ella misma lo relata, “la ficción se había convertido en realidad”.

Después de vivir año y medio como refugiada en un campamento en Zúrich (Suiza), donde convivió con más de 500 refugiados de todos los lugares, idiomas y religiones del mundo, aprendió a convertir esa situación extrema en una oportunidad para crear programas artísticos y de integración, gracias a su cámara y creatividad. Sin embargo, el proceso no fue sencillo, ya que las primeras historias que filmó fueron las de su familia, a través de la lente de su celular.

Taller de fotografía creativa liderado por Natalia Sierra

Estando allí, conoció a un colectivo de jóvenes cineastas de la Universidad y el Instituto Tecnológico de Zúrich, quienes tienen uno de los cine clubes más antiguos de ese país, con cerca de cien años de historia. Allí trabajo como voluntaria, y posteriormente, gracias al aval del programa de Cine y Televisión de Utadeo, pudo hacer su pasantía internacional, lo que le permitió graduarse a la distancia.

“Todo empieza por las herramientas que a mi me brinda el cine para entender y contactarme con el ambiente y las personas que me rodean. El arte para mí fue esa herramienta que me permitió acercarme a personas en diferentes contextos como excusa. El cine es mi mecanismo de defensa que me permite ayudar a crear una sociedad más justa, diversa y multicultural”, dice.

Taller de fotoperiodismo inclusivo en Zúrich

De hecho, gracias al trabajo que viene adelantando con las comunidades de refugiados de esa ciudad y a sus experiencias como refugiada, fue contactada por Acnur, por intermedio de la Universidad de las Artes de Zúrich donde se encuentra adelantando la Maestría en Arte y Sociedad, con el fin de ser una de las dos artistas refugiadas invitadas a la feria internacional de arte contemporáneo ART BASEL, que se realizará durante el mes de junio en la ciudad de Basilea, Suiza, y que abordará el tema de la fuerza de las mujeres refugiadas. La tadeísta participará con un póster, en una exhibición que contempla a artistas de gran trayectoria internacional, entre ellos Alfredo Jaar y Tania Bruguera.

Su propuesta se titula “Mis últimos tesoros”, un collage digital que recoge las fotografías de algunos de los objetos valiosos que se llevó de Colombia a Suiza. Un collar roto, una hoja de árbol que tiene guardada en un libro desde hace años, así como una hoja de su diario, rollos de cine súper ocho y una foto de su niñez, son algunos de esos objetos que evocan melancolía y ese amor a la tierra que la vio nacer, a pesar de los más de 9.000 kilómetros de distancia que la separan de Colombia.

Presentación de talleres Our Zúrich

Pero este es tan solo uno de los proyectos que desarrolla Natalia en pro de los refugiados. Actualmente trabaja en torno a un emprendimiento de paseos turísticos alternativos que combinan el arte, la comida y la arquitectura de Zúrich; experiencias que son diseñadas, creadas y guiadas por refugiados y dirigidas a turistas y residentes.

También está vinculada a la Asociación de Arquitectura para Refugiados (Architecture for Refugees Schweiz), en la que es encargada de video y fotografía de los talleres inclusivos que esa organización desarrolla por toda la ciudad, llamados Our Zurich, dirigido tanto a refugiados como a cualquier ciudadano interesado. Su trabajo allí principalmente se ha centrado en la fotografía arquitectónica y del espacio público.

Otra de las apuestas que unen arte y tecnología en pro de los refugiados es Aerial Balloon Photography, desarrollado en el marco de su maestría, y con el apoyo de la directora de teatro virtual y de cine Corinne Soland, en donde a partir de globos gigantes y cámaras go-pro se trabajaron tomas aéreas con los refugiados, en los campamentos donde viven, en una apuesta por generar conciencia en torno al espacio que estos actores habitan en la ciudad. La propuesta fue seleccionada en la muestra anual de la universidad suiza y se presentó como mapping & connecting.

 

Apertura de exhibicion sobre postales de Zúrich, dirigidas por Natalia Sierra

Cine y Televisión: la carrera de sus sueños

Antes de tomar la decisión de estudiar Cine y Televisión en Utadeo, en parte debido a la influencia de su hermano, quien estudiaba la Tecnología en Producción de Imagen Fotográfica en nuestra Universidad, Natalia vivió dos años en Boston. A su llegada, este pregrado se ofertaba por primera vez en el ciclo profesional.

De inmediato, recuerda que el programa la cautivo por su apuesta integral: “Veíamos desde el guión, cómo escribir y contar una historia, lo cual requería no solo mucha imaginación sino también experiencia literaria; luego estaba la producción, donde hay que gestionar, coordinar actores, locaciones y presupuestos; la parte artística, entre ellas la dirección de arte, el concepto visual y el vestuario, y finalmente la edición, donde la historia se reinventa, se experimenta y se prueban nuevas cosas en sonido, música y video. Este resultó ser el programa de mis sueños”.

Diseño del proyecto Aerial Balloon Photography

Uno de los momentos que atesora de su paso por Utadeo son los proyectos de fin de semestre, esas experiencias de rodaje que se hacían en grupo con compañeros que terminaban siendo familia: “mi casa se convirtió en un centro de producción, pues vivía a cuatro cuadras de la Universidad. Rodábamos mucho en el municipio de La Vega, pues mi papá vivía en ese lugar, así que las madrugadas y trasnochadas en el campo eran espectaculares”.

Fuente: ACNUR

Ahora, el reto de Natalia es que, desde la distancia, más tadeístas se vinculen para generar propuestas desde diferentes campos y en el ámbito cultural en pro de estos actores que muchas veces son invisibles para la sociedad. Para eso, los interesados pueden contactarla a través de su sitio oficial, su perfil en Instagram o correo electrónico.

Así, para Natalia ser tadeísta es valorar la diversidad y el contacto humano, las diferencias de ideas e interdisciplinariedad, es, en últimas, tener la libertad para construir su propio camino: “ser tadeísta es dejar volar mi libertad y creatividad, pero con los pies en la tierra”.

Taller fotográfico inclusivo - Diseño de mapas
Fotos

Añadir nuevo comentario

To prevent automated spam submissions leave this field empty.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.