Ingeniería de Alimentos, un programa de Utadeo que transformó las ingenierías en el país | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

Ingeniería de Alimentos, un programa de Utadeo que transformó las ingenierías en el país

Ingeniería de Alimentos, un programa de Utadeo que transformó las ingenierías en el país

Destacadas
Ingeniería de Alimentos, un programa de Utadeo que transformó las ingenierías en el país
Viernes, Octubre 22, 2021
Compartir en
En el marco de la celebración de los 43 años del programa de Ingeniería de Alimentos de nuestra universidad, la egresada y actual profesora, Ligia Rodríguez, nos cuenta lo importante que significó la implementación de esta carrera en la oferta académica y en el mundo de las ingenierías en Colombia.
Fotografías: Alejandra Zapata - Oficina de Comunicación Utadeo

Desde 1978 Utadeo revolucionó el estudio de las ingenierías en Colombia, cuando incorporó la carrera de Ingeniería de Alimentos en su oferta académica, y a lo largo del tiempo, se ha caracterizado por graduar a los mejores profesionales en su campo, siendo personas completamente integrales, con un enfoque que se ajusta a las necesidades de la industria, generando un gran diferencial que ha logrado posicionar el programa y sus egresados dentro de los mejores del sector.

La profesora, Ligia Rodríguez, egresada de esta carrera en 1984, y quien regresó hace 20 años a la Universidad en calidad de docente, explica que esta Ingeniería se puede considerar “la mamá de las ingenieras en la Universidad”, puesto que no solo es pionera en su tipo en el país, sino que es la primera Ingeniería que ofreció Utadeo "El primer programa que se acreditó de alta calidad fue el de Ingeniería de Alimentos, nosotros iniciamos con mucha anterioridad el proceso que después la Universidad continuó con otros programas e inclusive con la totalidad de la Universidad para lograr nuestra acreditación institucional".

Rodríguez, quien anteriormente ejerció en la industria de alimentos, asegura que "El programa de Ingeniería de Alimentos de la Tadeo tiene mucho reconocimiento a nivel nacional, tanto en la academia como en la industria, por la calidad y naturaleza del programa" y señala que en ese sentido el programa que ofrece la universidad se ha mantenido en un sector que es muy importante para el país, teniendo en cuenta que "el tema del aprovechamiento agrícola agroindustrial en un país como el nuestro hace que nuestro programa sea muy importante".

La profesora Ligia Rodríguez, explica que el concepto de ingeniería de alimentos se remonta a miles de años atrás, cuando las personas tenían que cazar para alimentarse y así mismo utilizar métodos para lograr preservar la carne para que no se pudriera tan fácilmente y así sucesivamente, con el pasar de los tiempos han surgido nuevas técnicas que nos han ayudado a lograr tener alimentos en buenas condiciones “Esa es la función del ingeniero de alimentos, ofrecer todas las posibilidades tecnológicas que maximicen el aprovechamiento de los recursos alimentarios, que le alargue la vida útil a los alimentos, para que la oferta de productos sea permanente, porque garantizar la seguridad alimentaria es algo que pasa por temas económicos y políticos, pero sí tenemos una fuerte influencia en la disponibilidad, en tenerlos disponibles”.

Según cuenta la profesora Rodríguez, desde la dirección del programa siempre se han preocupado por ofrecer la mejor educación, y recuerda que durante su época como estudiante no existía la figura de profesor de tiempo completo, sin embargo "La Universidad se encargó de ponernos en contacto con gente de altísimo nivel, el autor del libro mecánica de fluidos era nuestro profesor, la Universidad realizó una apuesta importante por ofrecer un programa de alta calidad, desde ese entonces ya se pensaba en un programa de Ingeniería de Alimentos a la vanguardia nacional, que fuera pionera en hacer Ingeniería de Alimentos en el país".

También señala que al volver a la Universidad, tras sus experiencias laborales en la industria, se dio cuenta que era necesario darle una fortaleza equivalente a nuestros egresados, algo que hiciera deseable a un ingeniero químico en la industria de alimentos, esto teniendo en cuenta que durante sus experiencias laborales se dio cuenta que su competencia en el trabajo se centraba en los ingenieros químicos, por lo que comentá que "Necesitábamos fortalecernos más en ingeniería; porque al ingeniero de alimentos no lo ven como un 'ingeniero', la gente no le veía el carácter de ingeniería y que probablemente iba a demandar mucho menos esfuerzo en temas como matemáticas, física o química y es tan demandante como cualquier ingeniería".

De esta manera, explica que Utadeo se ha encargado de darle a este programa un posicionamiento nacional entre el mundo de las ingenierías y la ciencia, en donde hay una formación exigente en torno a las ciencias básicas, que permite que nuestros alumnos comprendan completamente la complejidad de los fenómenos de los alimentos "Nosotros como ingenieros de alimentos además de tener la formación técnica para hacer los cálculos técnicos para el producto, debemos tener la conciencia de que nuestro producto tiene que ver con las personas y la salud pública, ese es el diferencial de nuestros ingenieros de alimentos, que nuestro compromiso también es la salud pública".   

"Para garantizar que se cumplan muchos ODS de la ONU, que se basan en acabar con el hambre y la pobreza en el mundo, el poder garantizar la alimentación para una población pasa por un proceso que es responsabilidad del ingeniero de alimentos, aunque no es el único profesional que podría intervenir en este tema; sin embargo, el ingeniero de alimentos toca aspectos que otros no, como el aprovechamiento de los recursos de la producción primaria (cultivos, crías de animales y demás) y la optimización de los recursos para garantizar que los alimentos lleguen a más personas".

Sin embargo, el trabajo realizado por docentes y estudiantes, también ha ayudado al crecimiento del programa tanto en la calidad académica, como en infraestructura, tal ha sido el caso de la profesora Rodríguez, quien tras volver a la Universidad presentó 3 proyectos a Colciencias que fueron aprobados, logrando financiación para la dotación de laboratorios y para su desarrollo; estos proyectos fueron trabajados en conjunto con la industria privada "Eso nos permitió desarrollar infraestructura, comprar equipos, hacer cosas en su momento que fueron innovadoras".

"El equipo que tenemos hoy en día de extracción supercrítica, se construyó en 2008 con financiación de un proyecto que presentamos a Colciencias", resaltando que un estudiante suyo se fue a Chile a hacer su doctorado con relación a este tema y actualmente trabaja con una compañía alemana desarrollando proyectos de innovación para la industria; así mismo explica que muchos de sus estudiantes luego de desarrollar investigaciones académicas en conjunto con empresas, han logrado vincularse a ellas.

Para ella, la celebración del Día del Ingeniero de Alimentos, es muy importante al ser un espacio de reconocimiento de la carrera y su importancia para la sociedad, al reconocer al ingeniero de alimentos como un elemento importante dentro de la sociedad "De alguna manera sirve para que la gente conozca y entienda de qué se trata, el reconocer eso le permite a la profesión posicionarse y que la sociedad entienda quién es el ingeniero de alimentos y qué hace".

Por eso, en el contexto del aniversario de nuestro programa, la profesora Rodríguez envía un saludo a todos los estudiantes, recordándoles que deben estar orgullosos de su profesión, pues "Es una carrera que puede garantizar al mundo la disponibilidad de los alimentos, que en el fondo estamos llamados a nutrir el mundo y garantizar la salud de las personas; además de tener la gran ventaja de emprender, muchas de las empresas de comida más importantes del país iniciaron en una cocina familiar, con el molino de la mamá, ahí tienen una oportunidad para comenzar”.

Desde hace unos años, la celebración del Día del Ingeniero de Alimentos coincide con el Día Mundial de la Alimentación instituido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), celebrándose cada 16 de octubre.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.