Los sueños de 188 tadeístas alzaron vuelo en las entregas de diplomas de grado | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

Los sueños de 188 tadeístas alzaron vuelo en las entregas de diplomas de grado

Los sueños de 188 tadeístas alzaron vuelo en las entregas de diplomas de grado

Destacadas
Los sueños de 188 tadeístas alzaron vuelo en las entregas de diplomas de grado
Lunes, Mayo 31, 2021
Compartir en
Tras un año de pandemia, algunos de nuestros graduandos tadeístas recibieron su título profesional de manera presencial; algunos otros vivieron esta experiencia inolvidable de manera virtual. Revive aquí estos momentos de la mano de sus protagonistas. Además, si asististe a los grados presenciales, puedes descargar aquí tu fotografía.
Fotografías: Alejandra Zapata - Oficina de Comunicación

En tres sesiones de entregas de diplomas de grados sin precedentes en la historia de nuestra Universidad, que se llevaron a cabo el 27 y 29 de mayo, en la que los graduandos tuvieron la posibilidad, por primera vez en un año,  de asistir presencialmente al momento culmen de su formación universitaria, así como algunos otros que vivieron este momento desde la virtualidad, un total de 188 tadeístas iniciaron su vuelo profesional, el cual, dadas las circunstancias sociales, económicas y de salud que atraviesan Colombia y el mundo, debe situarse en una plena conciencia que lleve a repensar las realidades.

Así lo manifestó el rector de Utadeo, Carlos Sánchez, en su discurso de felicitación a los graduandos, haciendo alusión a la passarola, la primera aeronave conocida en el mundo por efectuar un vuelo, desarrollada por el monje portugués Bartolomeu Lourenço de Gusmão, que sirvió como fuente de inspiración para que, casi tres siglos después, José Saramago escribiera su obra: “Memorial del Convento”.

 

“Para que la passarola se elevara por los cielos fue necesaria una mente creadora y una pregunta: ¿para qué volar? Para que un escritor hablara sobre ella años después, fue necesaria la construcción de un relato histórico y del origen de un discurso que dio sentido al amor profundo entre dos seres humanas, a la voluntad de los hombres y la existencia misma”, expresó el directivo al recordar que la creatividad no es un asunto de generación espontánea, sino que es propio de los valores que construyen las ideas, en la capacidad mental que tienen los seres humanos por conseguir y producir.

Ante ello, Sánchez invitó a los nuevos egresados a no radicalizar las miradas ni dejarse influir por marcadas tendencias autoritarias que pululan en la actualidad, sino más bien volverse empáticos, hablando desde el lugar del otro: “El racionalismo moderno se centra en los principios de pensar por sí mismo, pensar en el lugar del otro y actuar consciente; este último como la forma en la que la confrontación de las ideas permite perfeccionar una tesis o aceptar su falseación, aceptando el cambio o ratificando una idea, en un intercambio comunicativo con pares, negando el determinismo o el juzgar al otro como inferior”.

Carlos Sánchez Gaitán, rector de Utadeo

Este es, precisamente, el diferencial que puede ofrecer el profesional tadeísta en una sociedad que ha estado marcada por la censura, la xenofobia, la aporofobia (rechazo a inmigrantes o refugiados) y las injusticias sociales que se presentan en el día a día y que llevan a la inferiorización del otro. Para Sánchez, la solución a estas problemáticas está en la mediación del intelecto y del pensamiento, en un actuar consciente como regulador de la ética, en la que se comprenda al otro y se le reconozca como par.

De ahí que el rector, citando a Martha Nussbaum, recuerda que la educación, la salud y el bienestar son la punta de lanza para lograr el desarrollo pleno de las capacidades individuales y alcanzar la dignidad humana para la realización de la potencialidad de los derechos, entre ellos el de libertad de expresión, conciencia, participación política y de asociación.

El actuar consciente también habla de la temporalidad, de ubicarse aquí y ahora de toda la situación individual y social, entendiéndola como un proceso histórico. La mediación del pensamiento es la que permite las posibles rutas, diseñar los escenarios y elaborar los procesos; es crear las passarolas, es imaginarlas en un lugar y un tiempo determinado, mediadas por valores supremos y reconocimiento de la diferencia con el otro, como un par y no como un inferior, e interactuando conscientemente en un ejercicio humano, pero también público”, sostuvo Sánchez. 

Por último, recordando las palabras de Peter Frankopan, en su libro: “El corazón del Mundo”, Sánchez recordó que ninguna generación tiene el monopolio de la paz ni tampoco las habilidades únicas para reducir las tensiones o desescalar los conflictos.

“Ustedes serán profesionales garantes de una generación que puede, a través del reconocimiento del proceso histórico, lograr una actuación consciente que sea capaz de mover el estado de las cosas en el mundo, para hacer posible la comunicación en comunidad, libertad y justicia”.

 

La nostalgia de volver, tras un año de virtualidad  

Santiago Martínez Chaves recibió en estas ceremonias su título como publicista. Él, hijo de Carlos Martínez, funcionario del Centro de Producción Audiovisual de la Universidad, destaca que el principal sentimiento de volver a la Universidad es la nostalgia.

“Lo que más extrañaré son los compañeros de vida que uno consigue estando en la Universidad, esas personas que son completamente únicas y que encajan perfectamente en la vida de uno; voy a extrañar poder compartir las aulas con ellos, pero también los juegos que había entre clases. A Cabito también lo voy a extrañar mucho. La vida en la Universidad se vive solo una vez”, apunta.

Pero para él, la apuesta de seguir educándose no termina aquí. Santiago viene de una familia de tadeístas, entre ellos su padre, tía y prima, por lo que quiere continuar sus estudios posgraduales en la Universidad.

Hoy como egresado tengo orgullo de mi universidad, orgullo de mis profesores, orgullo de ser parte de esta gran familia tadeísta, pero también agradecimientos totales a cada una de las personas que hicieron parte de este proceso”, precisó.

La nostalgia también embargó a Evelyn Díaz, quien obtuvo su título de comunicadora social y periodista. Para ella volver a recorrer los pasillos y los sitios que frecuentaba en su cotidianidad como estudiante significó conectarse nuevamente con ese espíritu tadeísta. En todo caso, para Evelyn esta no fue una despedida, pues continuará con su rol como estudiante, dado que se encuentra en quinto semestre de Derecho.

“Yo quiero vivir de lo que me gusta: me apasionan la comunicación y el periodismo, así que me gustaría hallar en esto mi sustento y, posteriormente, convertirme en docente, pues tuve muy buenos profesores que me llenaron de amor por la profesión, y eso me encantaría replicarlo en los futuros comunidadores”. 

Además, si de algo está segura Evelyn es que la Tadeo fue la mejor decisión que pudo haber tomado: “amo a la Universidad y haber estudiado aquí, pues siento que yo no elegí a la Tadeo sino que la Tadeo me eligió a mí; ha sido mi casa y una parte muy significativa de mi vida, así que ser egresada significa que, cuando las personas me vean a mí, piensen en que la Universidad forma a los mejores profesionales”.

Ese sentir lo comparte Laura Castillo, egresada de Ingeniería Química. Para ella ser tadeísta significa ser una persona capaz de cumplir sus sueños, siendo ética en su trabajo, haciendo las cosas con profesionalismo y que aporten a la sociedad: “aunque me falta muchísimo más por aprender, la Universidad me dio bastantes herramientas que es un honor y me hacen ser una profesional íntegra”, sostiene nuestra egresada, quien precisa que, desde marzo del 2020 no había estado en el campus.

Por último, Diego Fernando Orjuela, egresado del programa de Contaduría Pública, relata que en este nuevo inicio de la realidad como profesional significa abrir nuevas puertas, cuyas llaves son la responsabilidad y el llevar a la Universidad siempre en alto, con dignidad y valores que se inculcaron en las aulas de clase.

“Ser tadeísta es algo muy grande, algo que se me metió en la cabeza, que tocó sufrir para poder ser egresado de una de las universidades más renombradas y reconocidad del país”.

 

Revive las ceremonias de grados

 

  • Ceremonia 1: 27 de mayo – 10:30 a.m.

 

  • Ceremonia 2: 27 de mayo – 2:00 p.m.

 

  • Ceremonia 3: 29 de mayo – 10:30 a.m.

 

 

Descarga aquí las fotografías de tu grado, seleccionando la ceremonia a la que asististe 

Ceremonia 1: 27 de mayo – 10:30 a.m.

Ceremonia 2: 27 de mayo – 2:00 p.m.

Ceremonia 3: 29 de mayo – 10:30 a.m.

Fotos

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.