Una caricatura resume la alerta de la OMS de una nueva ola de contagios de COVID-19 | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

Una caricatura resume la alerta de la OMS de una nueva ola de contagios de COVID-19

Novedades
Una caricatura resume la alerta de la OMS de una nueva ola de contagios de COVID-19
Compartir en
Viernes, Julio 8, 2022
En su escrito semanal en el que analiza el estado de la pandemia, que muchos consideran terminada, el docente de cátedra del Programa de Gerencia Financiera, Carlos Eduardo Rivera Rodríguez, trae a relación una caricatura de "Matador" que resume el regreso de dos de los actores de la pandemia del Coronavirus.
Foto de Business Insider México

Una caricatura de Julio César González Quiceno, conocido como “Matador” publicada en El Tiempo.com, resume, según el profesor Carlos Eduardo Rivera Rodrígez, el regreso de dos de los actores de la pandemia: el Coronavirus y el tapabocas.

Los expertos siguen con atención a las subvariantes de Ómicron BA.4 y BA.5, responsables de una nueva ola de infecciones a nivel mundial, con una tasa de crecimiento del 12% entre los meses de mayo y junio (Cerca de 17 millones de casos en mayo y 19 millones de casos en junio), según lo manifestó la Organización Mundial de la Salud -OMS- el pasado 7 de julio; agregó además, que la tasa de muerte está a la baja, -13% entre mayo y junio (Aproximadamente 48 mil eventos en mayo y 42 mil eventos para junio), la tendencia semanal de incidencia y letalidad presentada en el siguiente gráfico, permite ver una disminución de las muertes desde la primera semana del mes de mayo cuando se tuvieron 12,5 mil fallecimientos, mientras que durante la primera semana de julio se presentaron 9,8 mil eventos fatales; en contraste, la incidencia viene en alza desde la primera semana de mayo donde se confirmaron 2,7 millones de casos y para la primera semana de julio se presentó una confirmación de 5,8 millones.

En las conversaciones diarias, la situación del Covid ya no es tema de discusión, ni siquiera se tuvo un despliegue noticioso ante el fin de la emergencia sanitaria en nuestro país a partir del 30 de junio, pero una semana después, desde el Ministerio de Salud se prendieron alarmas sugiriendo “un uso solidario” del tapabocas en lugares cerrados y la inminencia de un quinto pico (Tema que se había tratado en el artículo del pasado 17 de junio (https://www.utadeo.edu.co/es/noticia/destacadas/home/1/quinto-pico), esto a raíz de que en el reporte de cifras del Instituto Nacional de Salud del 30 de junio, se presentó un incremento del 92,31% en las muertes con respecto a la semana inmediatamente anterior y un incremento promedio semanal de incidencia de nuevos casos durante el mes de junio del 41,27%, la alarma del inminente quinto pico se dio con el recordatorio del retorno a la cultura de medidas de protección a aplicar por parte de la población, destacándose el siguiente aparte del anuncio del viceministro de Salud, Germán Escobar Morales : “… por todo lo anterior, sumado a que esta nueva ola coincide con el pico respiratorio, y con una prolongada temporada de lluvias, el llamado general es a no desestimar las recomendaciones de velar por el cuidado solidario, manteniendo el uso del tapabocas y las demás medidas no farmacológicas hasta que los factores de riesgo cedan y la lógica que debe primar en estos casos lo requiera. Todo esto sin necesidad de que para ello se tengan que dictar normas específicas o deba mediar la presencia de autoridades competentes para recordarlas”.

La alarma de nuevos picos se da en diferentes puntos del planeta, y es que la mutación a lo largo de más de 2 años de Covid-19 se ha dado de una forma continua y veloz, con una alta variabilidad de contagio y severidad, a tal punto que varios expertos ya hablan de Covid-22 y que se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • El virus ataca menos los pulmones, ya no se ven las insuficiencias respiratorias por neumonía doble como al principio.
  • Se presenta mayor mucosidad y más casos con dolor de garganta.
  • Persiste la diarrea, el dolor de cabeza, afonía, visión borrosa y la pérdida del apetito.
  • La pérdida del olfato y el gusto ya no se asocian a las variantes de Ómicron.
  • Mayor velocidad en aparición de los síntomas: Subida de fiebre, dolor muscular y el cansancio, que sí son iguales a otras variantes, pero con mayor rapidez.
  • Reducción del periodo de transmisión de 5 a 3 días.
  • El virus dura más en el cuerpo, de acuerdo con test de antígenos, pasa de 7 a 10 días.
  • Con respecto a la transmisibilidad, un estudio de la revista médica “The Lancet” indica que la velocidad promedio R0 (Número promedio de personas infectadas por un primer caso en un entorno que no tenga inmunidad previa), la variante aparecida en Wuhan a finales de 2019 tenía un R0 de 3,3; Delta lo tenía de 5,1; BA.1 de 9,5 y las variantes BA.4 & BA.5 presentan un R0 de 18,6 -cifra comparable a la del sarampión- considerada la más contagiosa de las infecciones virales, y esto también afecta a las posibilidades de reinfección.

De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Salud, facilitadas el pasado 7 de julio, durante la primera semana del mes de julio, se presentó una leve disminución semanal en la incidencia (-0,67%), se detectaron 23.667 nuevos casos, llegando a 6.198.848 casos, permanecen activos 25.057 pacientes, fallecieron en la semana 132 personas, lo que implica un incremento del 32% con respecto a la semana inmediatamente anterior y llegando a un agregado de 140.202 fallecimientos; el gráfico adjunto presenta la evolución semanal de incidencia y letalidad desde el 28 de abril, donde se aprecia un alza continuada de ambos indicadores, mientras que durante la primer semana de mayo se presentaron 12 fallecimientos, para el 7 de julio, tal y como se indicó anteriormente se confirmaron 132 eventos por semana; se tuvo una incidencia de 978 casos para la semana del 5 de mayo, para la semana corte del 7 de julio fueron confirmados 23.667 casos, esto acompañado de una positividad del 22,67% en un agregado de 21 millones de pruebas.

En conclusión, ha pasado una semana desde que finalizó la emergencia sanitaria en Colombia, el Covid-19 nos ronda y tiene intenciones de cambiar de nombre, de coronavirus nos podemos infectar y reinfectar, hemos pasado 3 puentes festivos en medio de una temporada de vacaciones, las cifras no mienten, la tendencia de las cifras va al alza, se relacionan a continuación las recomendaciones desde el Ministerio de Salud: “…acudir a las IPS vacunadoras para iniciar o completar esquemas, o recibir las dosis de refuerzos…Por lo pronto, Colombia ya alcanza en primeras y únicas dosis el 83,4 %, mientras que el 70,9 % de la población ya tiene el esquema completo. Así mismo, el 39,6 % de las personas mayores de 12 años cuentan con la también llamada tercera dosis, y 867.597 personas han recibido su segunda dosis de refuerzo…Estas cifras hacen necesario que hoy hagamos la recomendación fuerte del uso del tapabocas en espacios cerrados, donde existan aglomeraciones, cuando vayamos a visitar o si vivimos con personas mayores o con comorbilidad,…lo anterior es una recomendación, no es una medida obligatoria, pero muy importante hacerlo en la medida que nos protegemos y cuidamos a los demás”. Dejó claro el viceministro que “La pandemia ha dejado lecciones marcadas con dureza, pero también experiencias para no repetirlas, es hora de echar mano de ellas, pensando en la salud y la vida de todos”.

No olvidemos que dos viejos enemigos entre sí, y que pensábamos habían dejado de visitarnos no lo han hecho: regresaron el Covid-19, sujeto de mil caras que nos busca para afectarnos la salud, el cual ronda adentro y afuera de nuestra casa y el tapabocas, un buen amigo, que nos protege del Covid y que podemos llevar como una prenda de vestir.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.