La niebla mental y la niebla informativa, efectos secundarios del Covid-19 | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

La niebla mental y la niebla informativa, efectos secundarios del Covid-19

Recomendados
La niebla mental y la niebla informativa, efectos secundarios del Covid-19
Compartir en
Viernes, Julio 22, 2022
En el artículo semanal del estado de la Pandemia en nuestro país, Carlos Eduardo Rivera R., Docente de Cátedra de la Especialización de Gerencia Financiera de Utadeo, habla sobre como la niebla desde el campo meteorológico, de la información y de la pandemia, nos evita tener un panorama claro del camino y las circunstancias que se presentan.
Imagen: BBC

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) define la niebla como la suspensión de gotas microscópicas de agua en el aire, conllevando a la reducción de la visibilidad horizontal en la superficie terrestre a menos de 1 km. Pues bien, semanas antes de que se declarara el fin de la emergencia sanitaria en nuestro país derivada de la pandemia del Covid-19 y con mayor evidencia desde el 1 de mayo, tenemos ante nosotros una niebla rara, originada por varios temas, entre ellos el nuevo ambiente político; esta “niebla” redujo totalmente la visibilidad de la evolución de la pandemia caracterizada durante más de dos años por indicadores epidemiológicos entorno a variables como nuevos casos, muertes, recuperación, ocupación de las Unidades de Cuidado Intensivo y avance de la vacunación; esta niebla, que nos impide estar atentos a los datos de la pandemia, en opinión del autor del presente artículo, es la razón principal del ya “no ponerle atención al Covid”, situación que ya pasa por desapercibida.

Incluso al interior de nuestras familias o grupos sociales, se presentan personas con síntomas de resfriado y no enfrentamos la situación con la debida atención y precaución: Una persona cierto día muestra síntomas “de gripa”, quizás se hace una prueba, se confirma positiva de Covid, quizás se aísla por 7 días recurriendo a analgésicos y líquidos; mientras que el entorno familiar y social del paciente continúa en convivencia sin tomar precauciones mínimas como el uso del tapabocas; afortunadamente en nuestro país ya el 80% de la población cuenta con al menos una dosis de la vacuna, desafortunadamente el Covid tiene varios frentes de ataque denominados variantes, cada vez más contagiosos y con menor severidad, afectando personas con inmunidad adquirida vía vacuna o vía natural por infección previa o hasta con inmunidad combinada, tal y como se ha señalado en varios artículos del profesor Rivera, como el de una semana atrás: https://www.utadeo.edu.co/es/noticia/recomendados/home/1/ba5-una-variante-mas-o-la-nueva-pandemia.

Así la información oficial de la pandemia y por ende la presentada por los medios informativos esté opacada por esta rara “Niebla Informativa”, debemos tener conciencia del ataque continuo del Covid que viene desde su aparición generando efectos secundarios, como la “Niebla Mental” y que hace relación a un efecto secundario de la enfermedad, relativo a un deterioro cognitivo (Problemas de memoria) persistente por meses en algunos pacientes positivos de Covid-19 hospitalizados y no hospitalizados; el Neurólogo Gabriel Erausquin -Profesor del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas- quien ha desarrollado estudios sobre deterioro cognitivo y síntomas de la enfermedad de Alzheimer en pacientes con Covid-19, afirma que entre los síntomas más recurrentes de la niebla mental se encuentran problemas de concentración, ansiedad y depresión; a su vez, la Universidad de Nueva York, desarrolló otros estudios en el mismo tipo de pacientes que se vienen relacionando con la participación del Neurólogo Thomas Wisniewski -Profesor de Neurología de la Facultad de Medicina Grossman- y se encontraron otros síntomas como olvidos persistentes, dificultad para secuenciar tareas y olvido de palabras.

Adicional a lo anterior, en una publicación en el portal nature.com de marzo del 2.022 se indica que personas con casos leves de Covid-19 pueden haber acelerado el envejecimiento del cerebro, con mayor pérdida de materia gris y anomalías en el tejido cerebral en comparación con personas no afectadas por Covid; en la publicación en mención se indica que la base del mismo fue un estudio con la participación de varios profesionales, entre ellos, la doctora Gwenaëlle Douaud -Profesora asociada de neurociencias en la Universidad de Oxford- quien indica que “…es normal que las personas pierdan entre un 0,2 % y un 0,3 % de materia gris cada año en las áreas del cerebro relacionadas con la memoria a medida que envejecen, pero en la evaluación del estudio, las personas que habían sido infectadas con el coronavirus perdieron entre un 0,2 % y un 2% adicional de tejido en comparación con las que no habían sido infectadas”.

Esta niebla mental, hace parte de síntomas del denominado Covid de Largo Plazo (Long Covid), situación que ya se había detectado desde mediados del 2.020, cuando ya en el planeta se había superado los 39 millones de casos Covid y 1 millón de muertes (Mas información en https://www.utadeo.edu.co/es/noticia/destacadas/home/1/con-alzas-y-bajas-en-el-numero-de-contagios-asi-va-el-avance-del-covid-19-en-nuestro-pais), otros de los síntomas del Long Covid detectados, y también relacionados en diversos medios como nature.com/scienticreports son el cansancio o fatiga que interfiere con la vida diaria (80% de casos), síntomas que empeoran después del esfuerzo físico o mental, fiebre, dolor de cabeza, problemas para dormir, mareos al ponerse de pie, sentimientos de alfileres y agujas, pérdida del cabello, cambio en el olfato o el gusto, sudoración, nauseas y vómito, desórdenes digestivos, pérdida de la audición con tinitus y reducción de la capacidad pulmonar, entre 55 efectos identificados.

La evolución de los casos en nuestro país que desde el 1 de mayo cambió de periodicidad de publicación diaria a semanal, en la plataforma de datos abiertos del INS, y cuyo último reporte es del 21 de julio indica que pasadas 12 semanas desde que se dio por finalizada la emergencia sanitaria en nuestro país, se vienen detectando en promedio por semana 12.914 nuevos casos, 67 fallecimientos, 2.073 pacientes permanecen activos, se tiene también un indicador semanal de 45.197 pruebas y una aplicación promedio por semana de 203.659 dosis de la vacuna. 

A 21 de julio se tiene un agregado de 6’247.634 casos positivos, durante los 83 días sin emergencia sanitaria se han detectado 154.967 casos; con respecto a la letalidad, en Colombia la pandemia ha dejado 140.603 personas fallecidas, de las cuales 806 han ocurrido desde el 1 de mayo; con respecto a casos activos, el 30 de abril se tenía 2.322 casos y para el 21 de julio se tienen 27.199; la ocupación promedio de las Unidades de Cuidado Intensivo ha estado en el 56,14% al corte de cada semana. Con respecto a las vacunas, la cifra a 12 de julio del Ministerio de Salud es de 86’474.076 dosis aplicadas.

Desde el Ministerio de Salud, se ha indicado que nos encontramos en un quinto pico de la pandemia, tal y como se evidencia en la Curva de Incidencia, graficada en forma diaria desde el 6 de marzo de 2.020 hasta el 1 de mayo de 2.022, y desde esa fecha a la actualidad se presentan los agregados semanales de la siguiente gráfica.

Durante las 12 semanas, sin emergencia sanitaria se ha presentado un alza continuada en la incidencia de casos, únicamente se presentó baja en la ocurrencia de casos entre 30 de junio y el 6 de julio y entre el 14 y 21 de julio. A su vez la letalidad se mantuvo constante durante las tres semanas posteriores al 5 de mayo y de ahí en adelante se tiene un alza continuada en la ocurrencia de eventos de muerte semana a semana.

A nivel mundial, acorde con la información de ourworldindata.org y de worldometers.info, se tiene a 21 de julio un agregado de 572,70 millones de casos; 6,40 millones de muertes y la aplicación de 12.250 millones de dosis de la vacuna; durante el mismo periodo de tiempo analizado para el país, sin emergencia sanitaria, se tiene una incidencia diaria de 716.513 casos y 1.667 fallecimientos, así como una tasa de inoculación diaria de 7’591.807 dosis de la vacuna. La tendencia semanal de la ocurrencia de casos durante 12 semanas a nivel global ha sido de alzas y bajas (2,7 – 3,8 – 6,1 – 4,4 – 3,7 – 5,2 – 4,0 – 5,1 – 4,5 – 5,8 – 8,0 y 6,0 millones), mientras que la letalidad semana a semana está en descenso. 

En conclusión, así como la meteorología describe a la niebla como un fenómeno natural que nos impide ver con claridad el horizonte, evitemos que la niebla documental del Covid nos haga bajar la guardia de nuestro sistema de protección y volvámonos curiosos en la búsqueda de información que manejan nuestras autoridades y que ni estos estamentos ni la prensa difunden con la debida oportunidad; actualmente el Instituto Nacional de Salud (INS), publica cifras de casos y su tipificación con periodicidad semanal, y en la página web del Ministerio de Salud se puede consultar el avance de la vacunación, también se encuentran algunos tips en la cuenta de Twitter @MinSaludCol. Si bajamos la guardia es posible que el Covid entre en nuestro organismo y quedemos con secuelas como la niebla mental.

La variante BA5 del Covid está afectando a todos, la ciencia nos ha indicado que mientras haya nichos de personas sin vacuna, las variantes seguirán presentándose, subamos ese 80% de personas ya vacunadas identificando a aquellos más vulnerables de contagio y convenzámoslos de agrandar el círculo de protección.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.