La energía limpia, un concepto hecho realidad en la Tadeo

Destacadas
La energía limpia, un concepto hecho realidad en la Tadeo
Compartir en
Viernes, Octubre 24, 2014
Fotografía Luis Carlos Celis.

La vocación científica y humanística con la que fue fundada la Tadeo hace 60 años, continúa siendo el motor de sus avances e innovaciones pedagógicas y tecnológicas. Con la creación y apertura de su nuevo Centro de Investigación en Procesos de Ingeniería -CIPI- Utadeo se posiciona como la universidad que produce más energía solar para su funcionamiento, incursionando además en la producción de energía eólica en Bogotá, y al mismo tiempo, como una institución de educación superior que brinda a sus estudiantes de ingeniería la posibilidad de experimentar y aplicar sus conocimientos en modernos laboratorios de alta tecnología.

El CIPI, energía renovable para la auto sostenibilidad

En su cubierta exterior, el CIPI cuenta con un sistema de paneles solares fotovoltaicos interconectados con la red eléctrica, con la más alta capacidad instalada en el país en una institución universitaria. Este sistema está conformado por 24 paneles solares de 250W c/u para un total de 6 kW de potencia instalada y 33 metros cuadrados de área, lo que le permite generar 504 kWh/mes. Adicionalmente se ha instalado una turbina eólica de 0,3 kW de potencia nominal para caracterizar el potencial eléctrico del viento en el centro de Bogotá.

Estos dos sistemas serán utilizados también para investigación en energías renovables que podrán generar futuros proyectos de investigación y consultoría para la Universidad en este campo tan importante para la conservación del planeta.

El CIPI cuenta además con áreas para mantenimiento de equipos, almacenamiento de materias primas y gases especiales y tiene una caldera piro tubular para generación de vapor que provee la energía de algunos procesos.

La utilización de energía verde (solar y eólica) en los procesos y productos que se desarrollen en el CIPI, incorporan un sello de sostenibilidad ambiental ya que su uso aporta en la disminución de CO2 mediante la producción de energía eléctrica, diversificando la producción a base de combustión de hidrocarburos o carbón.

Innovación y Creatividad al servicio de la ciencia y el ingenio colombiano

El sector ingenieril del país y sus ingenieros de alimentos, industriales, de sistemas, químicos y de automatización, cuentan ahora con un escenario pedagógico y de creación dotado de reactores químicos y biológicos, así como equipos de separación a condiciones supercríticas en el área de reacciones químicas y alta presión para transformar químicamente las materias primas en productos de muy alto valor agregado. En el área de transferencia de calor los estudiantes podrán aprender a usar la energía de forma eficiente en los procesos que diseñen. En el área de transferencia de masa y cantidad de movimiento crearán productos con las especificaciones de calidad necesarias y con un menor impacto ambiental, mejorándolos y optimizándolos, mediante el uso de equipos de separación, purificación y manejo de sólidos. Es importante mencionar que algunos de estos equipos están totalmente automatizados.

En el CIPI dialogan el aprendizaje, la experimentación y la investigación, logrando que estudiantes y profesores construyan de manera conjunta procesos, productos y proyectos que le permitan al país y a sus habitantes avanzar y desarrollar su propio ingenio disminuyendo el riesgo ambiental.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Superior.