Los fascinantes misterios de la exposición Horror Vacui

Destacadas
Los fascinantes misterios de la exposición Horror Vacui
Compartir en
Miércoles, Septiembre 13, 2017

Los fascinantes misterios de la exposición Horror Vacui

Conozca, en una visita virtual, las historias que esconden 106 pinturas inéditas de los siglos XVII y XVIII.

 

Cuadros que fueron intervenidos para ocultar ideas teológicas, obras únicas cuyo hallazgo significa un aporte para la historia del arte y narraciones de santos que quedaron plasmadas en lienzos son algunos de los fascinantes misterios que guarda la exposición Horror Vacui: una colección de pintura barroca.

Esta muestra del Museo de Artes Visuales de Utadeo, que permanecerá hasta el 22 de septiembre, fue concebida bajo el concepto barroco de horror vacui, una práctica de acumulación y disposición de pinturas de la época en donde se colmaban todos los espacios disponibles. No en vano la traducción literal de la expresión es ‘horror al vacío’.

Juan Francisco Hernández es un amante y coleccionista de arte gracias a quien esta exposición sale a la luz pública. Él nos revela, con una visita guiada, esta impresionante muestra de pintura barroca (y sus secretos). 

 

¿Virgen del Rosario o Virgen de la Luz?
 

 

Tres cuadros de la Virgen del Rosario llaman la atención. Se trata de una serie de pinturas en las que la virgen aparece con un rosario en sus manos o en su pecho, acompañada por querubines.

Sin embargo, una de las pinturas es diferente, pues aparece en el costado izquierdo un hombre al que la virgen sujeta de la mano como representación de un alma que ella salva del purgatorio. 

Después de un análisis por radiografía, los dos cuadros restantes evidencian que fueron intervenidos para ocultar la figura del hombre. Así mismo se determinó que los rosarios que las vírgenes cargan fueron introducidos, y que en realidad no se trata de una representación de la Virgen del Rosario, sino de la Virgen de la Luz, patrona de la Compañía de Jesús.

Pero, ¿a qué se deben estos cambios?

Es raro que estas pinturas se hayan preservado al ser un tema prohibido y que, por demás, incluía la representación del diablo.

Uno de los marcos también revela otra intervención al llevar la frase “Mater purísima”, letanía utilizada en el siglo XIX, pues el cuadro data del siglo XVIII.

 

 

 

San Juan Nepomuceno, el santo de la confesión

San Juan Nepomuceno (1340-1393) es el santo patrón de Bohemia, confesor de la reina Sofía de Bavaria. Se dice que el Rey Wenceslao quiso conocer los secretos que su esposa le reveló a Nepomuceno en confesión y le exigió al santo que se los contara. Nepomuceno, manteniendo la confidencialidad del sacramento, se negó.

El rey amenazó al Santo con la promesa de que lo martirizaría si no compartía con él la confesión de la reina, pero este mantuvo su palabra… así como el rey también lo hizo.

 

 

 

El puente que aparece en las pinturas aún existe en Praga. Ambas representaciones lo muestran exactamente igual.

 

Representaciones de los últimos tiempos

 

Tres obras sobre el juicio final, el purgatorio y la misa de San Gregorio Magno -celebrada para sacar a las almas del purgatorio- transportan al espectador a la Divina Comedia de Dante y dan puntadas sobre la suerte de los pecadores católicos cuando llega el día final.

Pero una de estas piezas llama la atención por su extraña composición y fundamentos teológicos. ¿Por qué San Ignacio de Loyola aparece junto a la Virgen y San José? ¿Qué significa la presencia del Arcángel San Miguel?

 

 

La supraporta de un monasterio de clausura

 

Dos pinturas que representan los milagros de Santa Inés -la multiplicación de los panes y la salvación de un benefactor- forman un arco cuando se juntan. ¿A qué se debe esta forma?

Se trata de la supraporta que pertenecía al Monasterio de Santa Inés de Montepulciano de Santa Fe y que daba entrada al refectorio de las religiosas, es decir, al comedor del convento.

Su existencia es un caso, al parecer, único en la Nueva Granada, pues se conoce solo otro más en México.

La pintura sobre la salvación de un benefactor del convento contiene una historia especial.

 

 

 

“Momentáneo lo que delita, eterno lo que atormenta”

 

 

Esta obra, según Hernández, tiene un carácter pedagógico, es una ilustración de la muerte del justo y la del pecador y el consiguiente premio o castigo para cada uno de ellos.

Por eso, para efectos de la exposición fue nombrada “Momentáneo lo que delita, eterno lo que atormenta”, una frase del Fray Luis de Granada.

En la parte superior se representa la coronación de la Virgen como reina universal de todo lo creado.

Al contrario, en la parte inferior, se retratan los castigos a los pecadores, identificados con frases que hacen referencia a sus faltas como: “mañana mañana” (pereza), “los deliciosos” (lujuria), “maldito padre, maldito hijo” (parricidas y filicidas) o “mala lengua” (calumniosos).

 

 

 

 

 

Sor María Gertrudis Teresa de Santa Inés, una monja coronada

 

Sor María Gertrudis Teresa de Santa Inés fue una religiosa dominica (1668-1730) que vivió en un convento de clausura y murió en olor de santidad, es decir, quienes presenciaron su muerte atestiguaron que de su cuerpo emanaban olores muy intensos a flores y frutas, particularmente a piña.

Este cuadro de la exposición supone un aporte fundamental a la historia del arte porque, al parecer, completa una serie de 3 retratos de la religiosa en relación con su deceso. Se conocía un primer retrato realizado en la fecha de su muerte y otro más al momento de la exhumación de su cuerpo.

No obstante, esta tercera pintura corresponde al día en que aparentemente y de manera fortuita se encontró a Sor María Gertrudis Teresa de Santa Inés en su sepulcro.

María Gertrudis Teresa de Santa Inés tiene una corona de flores porque cuando la vida de una monja es ejemplar, se retrata con una corona a manera de premio y como recordatorio a las demás monjas de esa existencia consagrada enteramente a Dios, el “divino esposo”.

 

 

Por: María Alejandra Navarrete

Fotografía: Laura Vega

Oficina de Comunicación Utadeo

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Superior.