Filtros avanzados

Noticias destacadas

Destacadas
16 de Noviembre - 2017

La academia, la literatura, la ciencia, ¿están libres de machismo?

Destacadas
15 de Noviembre - 2017

Conozca esta alianza radial y escuche el primer programa este miércoles 15 de noviembre a las 8 de la noche.

Destacadas
14 de Noviembre - 2017

Durante este mes, Utadeo recibe la visita de pares académicos para certificar avances y mejoramiento. ‘Todos estamos construyendo una universidad mejor’, señala la Rectora.

Destacadas
14 de Noviembre - 2017

¿Sabía usted que Jorge Tadeo Lozano era herpetólogo o experto en sapos? La Expedición Botánica motivó a los estudiantes de Merchandising y Promoción de Ventas a intervenir la vitrina de la Tienda Tadeísta. Vea aquí cómo quedó la propuesta.

“Nos hemos visto como enemigos, ahora reconozcámonos como sujetos políticos”

Destacadas
Estudiantes
2017-05-15
2017-05-15

Una vez firmado el acuerdo de paz con las Farc, ¿cesó la horrible noche? Esta pregunta se hace Miguel Barreto, docente del Departamento de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de Utadeo, en el Curso de resolución de conflictos y construcción de paz, llevado a cabo el pasado 9 de mayo en el hemiciclo de la Universidad. Para él, es necesario tener en cuenta a los otros actores y escenarios en los que la violencia continúa. Uno de ellos, el ELN, la segunda guerrilla más grande de Colombia. 

Para responder lo anterior, Barreto y los estudiantes de la Red Tadeísta por la Paz, que agrupa a diferentes colectivos con intereses en el estudio en temas de paz, decidieron reunir a algunos expertos y conocedores de la historia del ELN y de los actuales diálogos que se desarrollan en la ciudad de Quito, Ecuador.

Para Joe Broderick, panelista invitado y autor de “El Guerrillero Invisible”, un relato sobre el cura Pérez, guerrillero del Ejército de Liberación Nacional, las diferencias entre el actual proceso y el de las FARC, provienen del surgimiento y el tipo de guerrilla que es cada una. Según Broderick, "el ELN nace como un movimiento estudiantil, mientras las FARC tiene su cuna en el campesinado. El ELN se construye con base en una ideología importada y sobre los cimientos de otro movimiento de rebeldía como era el del Magdalena medio”.

Ante el reto de dialogar con el gobierno, Joe aconseja al ELN reconocer la coyuntura única que existe actualmente, haciendo referencia al fin del conflicto con las FARC y la buena intención del gobierno y la ciudadanía por terminar toda la violencia del país. Pero tiene sus reservas. Broderick opina que el carácter disperso del ELN en el territorio nacional, hace poco probable que las órdenes del comando central sean tenidas en cuenta. Por esta razón, él intuye que los actuales diálogos con el ELN no terminaran en buen término. 

Desde una posición más optimista, Diana Sánchez, vocera de la Mesa Social para la Paz, considera que un elemento importante para asegurar el éxito de los diálogos es la participación ciudadana desde lo urbano, como una manera de romper el paradigma de que solo los sectores rurales se movilizan en Colombia.

Lo anterior cobra especial importancia, teniendo en cuenta las posturas políticas del ELN y la necesidad de que sea el pueblo el que tome la decisión de si debe haber un cese al fuego y un eventual fin del conflicto. Al respecto, Sánchez opina que se debe pensar “la participación como un punto nodal de la mesa de diálogo con el ELN. Entender que la participación va más allá de lo electoral”. 

Por su parte, Luis Eduardo Celis, especialista en temas de Paz y Conflicto y sociólogo de la Universidad Nacional de Colombia, considera que es necesario tener un panorama general del sentido político del ELN para entender los diálogos que tienen lugar hoy en día y su posible desenlace.

De esta manera, Celis define al ELN como una rebeldía juvenil construida en la exclusión y la desconfianza y en no creer en la institución política, pues en Colombia es de los poderosos económicos. Por esta razón, el ELN ya no está afincado en una lucha por el poder. Ahora su apuesta es la resistencia armada, como una forma de decir al poder que no los puede doblegar. 

Bajo el anterior panorama, Luis Eduardo considera que son tres líneas las que definen el momento actual del ELN: la unidad, encabezada por el comando central y que actualmente se encuentra sentada en Quito; la desconfianza, como característica histórica del grupo guerrillero frente al gobierno nacional; y la resistencia civil, como una posibilidad de continuar con las labores de oposición en la esfera política. Así, Celis concluye que es una negociación difícil, pero el ELN tiene que convencerse de lo pertinente que es.

Una vez logrado un acuerdo, ¿cesaría la horrible noche? Según Nestor Rosanía, director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, la solución del conflicto no es tan sencilla. Para él, uno de los grandes temores es la proliferación de alas disidentes, teniendo en cuenta que frentes del ELN están ocupando las zonas donde antes estaban las FARC, lo que intuye un deseo por continuar realizando actividades ilegales, o ilícitas, como el narcotráfico, que ha vuelto rentable el conflicto armado.