Jaime

Jaime Forero Valdés

Jaime Forero Valdés nació en Bogotá en 1931 y murió en la misma ciudad en el año 2006. Era el más joven de esta terna al momento de la fundación de la Universidad. Se había graduado en Derecho y Ciencias Económicas y Políticas del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario y especializado en legislación forestal. Fue Secretario General y luego Director Nacional de la División de Recursos Naturales del Ministerio de Agricultura, a la cual organizó en cuatro secciones: control y aprovechamiento de aguas, de baldíos, de bosques, y de caza y pesca.

Durante su permanencia en la Universidad Jorge Tadeo Lozano desempeñó cargos de Director Ejecutivo, Decano de la Facultad Indoamericana de Recursos Naturales, Presidente del Consejo Directivo (1980-1984) y Rector (1974-1981). En 1982 recibió el grado de Doctor Honoris Causa en Agrología por parte de la UTadeo. Además fue el creador y editor de la revista Hechos y Noticias, publicación de la Universidad que circuló entre los años 1960 y 1968  y es de destacarse el libro de su autoría Legislación sobre los recursos naturales de Colombia (1959) y varios artículos sobre el tema.

Forero Valdés introdujo el concepto de Bienestar Estudiantil y entregó toda su vida a la Universidad. Compartió también el pensamiento de sus amigos con respecto a la preocupación por el mal manejo de los recursos naturales y como ellos, asumió su parte de responsabilidad social al poner en marcha este proyecto universitario, consciente de que la Tadeo estaría por siempre vinculada al país y una parte de su misión era formar profesionales capacitados y creativos que ofrecieran “soluciones colombianas a los problemas colombianos”. La otra parte de esta misión que Forero encontraba fundamental y que impulsó fuertemente, era el desarrollo armónico del profesional como ser humano, concepto que fue conocido en la Universidad como Bienestar Estudiantil. Aquí la descripción, en palabras del mismo Forero:

“…un centro universitario no puede circunscribirse a la preparación de profesionales, de técnicos y científicos. Existe la persona, objeto y fin de todo. Entonces se puso en marcha toda una organización para atender al desarrollo armónico de la personalidad de los alumnos y para vivenciar los valores morales  y culturales que caracterizan a un buen ciudadano. Con la sugerencia y actuación de los alumnos se fueron creando grupos artísticos, culturales y deportivos; se realizaron acciones en barrios pobres y se puso en funcionamiento la casa de Bienestar Estudiantil, sede de creatividad y actuación de los estudiantes”

De la revisión de fuentes impresas, así como con el apoyo de las entrevistas realizadas hasta el momento, podemos deducir que entre otros proyectos, Bienestar Estudiantil fue la gran cruzada de Jaime Forero. Sin embargo, a lo largo de su trayectoria en la Universidad estará siempre presente su preocupación por los recursos naturales y porque la Tadeo fuera una alternativa educacional de alto nivel, comprometida con el país.