"La energía es un problema global y la tendencia es hacia las energías renovables"

"La energía es un problema global y la tendencia es hacia las energías renovables"

Destacadas
"La energía es un problema global y la tendencia es hacia las energías renovables"
Lunes, Febrero 11, 2019
Compartir en
Fotografía: Alejandra Zapata - Oficina de Comunicación
En entrevista con Utadeo, el investigador de la Universidad Autónoma de Barcelona, Asier Ibeas, habló sobre los retos económicos, ambientales, ingenieriles, sociales y políticos que traen consigo las nuevas tecnologías energéticas. aspectos en los que el nuevo programa de Ingeniería en Energía de Utadeo busca formar profesionales integrales.

En medio de la coyuntura que vive el país, suscitada por la emergencia económica y ambiental que se ha registrado en los últimos meses en el proyecto hidroeléctrico de Ituango, el cual cuenta con una capacidad instalada de 13.930 gigavatios hora, capaz de responder al 15% de la demanda de energía eléctrica del país, se hace necesario pensar en el futuro energético del país desde una mirada integral e interdisciplinar, pero ante todo, como una tendencia global.

Esa mirada, según lo explica el profesor Asociado de la Universidad Autónoma de Barcelona y profesor visitante de Utadeo, Asier Ibeas, es la que presenta el nuevo programa de Ingeniería en Energía de nuestra Universidad, un pregrado al que califica como visionario y pionero no solo en Bogotá sino también en el país.

“Cuando pensamos por qué es necesaria una ingeniería de energía en el país y qué aportes brinda a la sociedad, tenemos que mirar hacia lo cotidiano. Por ejemplo, en Bogotá hay apagones cuando llueve, vemos cómo oscila el valor del mercado del petróleo afectando a la divisa colombiana y encontramos una serie de problemas medioambientales”, indica el investigador.

Ibeas, quien impartirá la conferencia inaugural del programa, titulada “Energía para el futuro”, el próximo 14 de febrero, a partir de las 5:00 p.m., en la Sala Oval de Utadeo, sugiere que, al menos, son cuatro los retos que enfrentará el ingeniero de energía, aspectos que se encuentran alineados al plan de estudio del programa, en la medida que este profesional podrá resolver las problemáticas del sistema energético colombiano no solo desde una mirada ingenieril, sino también desde lo tecnológico, lo ambiental, lo social, jurídico y político. 

En el campo de la energía ya no debemos pensar de manera local, ni a nivel de ciudad, ni de departamento – dice-. La energía es un problema global y la tendencia es hacia las energías renovables, especialmente las hidráulicas por su crecimiento, pero actualmente la energía solar también está adquiriendo mayor relevancia. La tecnología está permitiendo numerosos tipos de energías renovables como pueden ser la de olas o la geotérmica”, añade el experto español.

Asier Ibeas, profesor invitado de la Universidad Autónoma de Barcelona 

Los retos, asegura Ibeas, son en primera instancia del orden técnico, en la medida que este ingeniero debe dar respuesta a las problemáticas de generación y producción de la energía; también lo son medioambientales, dado que es necesario pensar en tipos de energía que cubran las necesidades de la población de manera sostenible o reduciendo a su mínima expresión el riesgo, y eso requiere, de un profesional capaz de analizar el ciclo de vida de las diferentes opciones energéticas.

En ese sentido, advierte que, aunque el futuro está en las energías renovables, es necesario pensarlas desde un punto de vista amplio que contemple las necesidades y riqueza energética de las regiones, analizando los beneficios que trae la disminución en Dióxido de Carbono (CO2), sin olvidar que estas tecnologías también tienen otros impactos ambientales, tal como sucede en la actualidad con Hidroituango y el daño al ecosistema del río Cauca, con sus respectivas consecuencias económicas y sociales para los pobladores. Otro ejemplo es el de los molinos de viento para la generación de energía eólica, que pueden provocar la muerte de las aves que circulan por el lugar, o el de la fabricación de los paneles solares que implica el uso de tecnología que puede contaminar mucho más que las emisiones de CO2 en una central de cogeneración de gas.

Desde el actuar político y social, Ibeas recuerda que la optimización de las energías implica un cambio en sus hábitos de uso, aspecto en el que, en muchas ocasiones, la sociedad no es consiente: “las energías renovables no suelen ser energías baratas, por lo que es una decisión política apostar por ellas, pero es una responsabilidad de todos los actores, entre ellos el Estado, la academia y las empresas distribuidoras de energía, explicar al ciudadano las ventajas que eso aporta, pues este debe saber si sube su factura, el por qué sucede esto y cuál es el retorno que recibirá por esa alza”.

Según cifras de la UPME (Unidad de Planeación Minero Energética), en noviembre del año pasado se registró un crecimiento en el consumo de energía eléctrica cercano al 4,4%, equivalente a 5.819 gigavatios hora, siendo el de mayor crecimiento el segmento de la industria y el comercio, con un 5,6%, mientras que la costa Atlántica fue la región con mayor crecimiento en la demanda.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.