Covid Colombia, Noticias Septiembre 2021

“Las víctimas invisibles de la pandemia”

“Las víctimas invisibles de la pandemia”

Destacadas
“Las víctimas invisibles de la pandemia”
Domingo, Septiembre 5, 2021
Compartir en
A pesar de todos los porcentajes que se han sacado en torno a la pandemia en todo el mundo, en todos se destaca la ausencia de los números referentes a la mortalidad en la población huérfana, quienes se han convertido en “las víctimas invisibles de la pandemia”; así lo resalta el profesor Carlos Rivera, de la Especialización en Gerencia Financiera de Utadeo, en su más reciente informe, sobre el avance del covid en Colombia.
Imagen: Pixabay

La pandemia del COVID-19 no tiene precedentes debido a que pocos de los seres vivos hoy en día tienen la experiencia personal previa de una pandemia a escala global, y gracias a la historia documentada, esta nos ha presentado recuerdos y puntos de referencia y colectivamente nos enteramos de lo sucedido en épocas lejanas. Encontramos varias regiones y poblaciones de nuestro mundo que conservan la experiencia vivida de los impactos extendidos del VIH/SIDA, el Ébola y otras epidemias y haríamos muy bien en guiarnos por su experiencia y sabiduría duramente adquiridas; en el presente, a diario podemos consultar las cifras de contagio, muerte del Covid-19 y vacunación, el virus por su tipificación en los grupos de edad, ha hecho que  las naciones centraran desde un principio la atención en la carga de muerte entre las personas de 60 años en adelante, pero se ha desviado la atención y la comprensión de las secuelas de las necesidades de los niños huérfanos del mundo, ¿hay cifras rutinarias al respecto?, debería haberlas pero no se tienen, los niños huérfanos  hacen parte de las “víctimas invisibles de una pandemia”.

El traer a relación el VIH/SIDA se hace para enfocar al lector en que las repercusiones de los problemas de salud se interconectan con el tiempo, tal y como lo presenta una reciente publicación de la revista médica inglesa The Lancet titulada “Niños – La pandemia Oculta, 2021”, donde se relaciona el cómo la historia transmite lecciones claras ante lo miope que es ignorar a los niños huérfanos y sus necesidades en una pandemia, con consecuencias de por vida y por varias generaciones, y es que en 2002, la epidemia del VIH/SIDA proporcionó un claro  ejemplo: Gran parte de aquellas personas en calidad de  padres que murieron a causa de VIH/SIDA, hacían parte de los entornos sociales más pobres del mundo, e independiente de condiciones sociales para un niño, la muerte de un padre, la pérdida de su cuidador y los cambios abruptos en sus vidas tienen un impacto devastador a largo plazo en su bienestar físico y emocional y si! un impacto económico derivado de sus condiciones de vida. En 2002, el Banco Mundial publicó "Niños al borde, 2002", documento que trató las consecuencias del VIH/SIDA, y el surgimiento de una crisis de necesidades humanas sin precedentes que requeriría de una asistencia internacional durante "al menos dos décadas", este informe fue la base para una estrategia mundial que abordaba las necesidades de los niños huérfanos y vulnerables afectados por el VIH/SIDA.

Este año (2021), marca dos décadas de reducciones progresivas en la prevalencia del VIH/SIDA, que de acuerdo a registros del Banco Mundial, cerca de 14 millones de niños perdieron a uno o ambos padres por su causa, a su vez el mundo se enfrenta a otra pandemia devastadora que ha dejado a su paso y a una velocidad sin precedentes un alto número de niños en duelo, para fines de abril de 2021, de acuerdo con la publicación de The Lancet, relacionada al inicio de este artículo, más de 1.5 millones de niños han experimentado la muerte de un padre o un abuelo cuidador que vivía en sus hogares y ayudó a cuidarlos (Cifra que pudo aumentarse a cerca de 2 millones, en los últimos tres meses) encontrándose que varios de estos muertos fueron 20 años atrás las víctimas invisibles del VIH/SIDA. El estudio base de la publicación fue desarrollado por investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, el Imperial College de Londres, Organización Mundial de la Salud (OMS), Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID),  Banco Mundial, Universidad de Oxford, Universidad de Harvard,  University College de Londres y la Universidad de Ciudad del Cabo, analizando las muertes por Covid entre el 1 de marzo de 2020 al 30 de abril de 2021, en 21 países que representaron más del 76% de todos los casos positivos, mediante métodos desarrollados y validados para estimar la cantidad de niños en todo el mundo que habrían quedado huérfanos a causa del Sida para pronosticar la cantidad de huérfanos de Covid-19. De acuerdo con la publicación de The Lancet, la situación en Colombia preocupa al ocupar el quinto lugar en el mundo, donde por cada 1.000 niños, 2,3 han perdido a sus cuidadores y hacemos parte de un “selecto” grupo de diez países en los que dicha tasa de orfandad está por encima de 1: Perú ocupa el primer lugar, con 10,2 huérfanos por cada 1.000 niños, Sudáfrica (5,1), México (3,5), Brasil (2,4), Colombia (2,3), Irán (1,7), Estados Unidos (1,5), Argentina (1,1), Rusia (1,0) y Polonia (1,0).

¿Y cómo van las cifras globales de la Pandemia?: A 2 de Septiembre ourworldindata.org, reporta 219,91 millones de casos positivos, de los cuales se han recuperado 196,55 millones de personas y han ocurrido 4.55 millones fallecimientos; y de acuerdo a lo reportado por la Universidad de Oxford se han aplicado 5.38 billones de dosis de la vacuna Covid, de las cuales 3.14 billones personas ya cuentan con al menos una dosis y 2,15 billones ya cuentan con el esquema total de vacunación.

Por su parte en Colombia, el Instituto Nacional de Salud reporta el 2 de septiembre 4’913.031 casos, siendo para worldometers.info el país número 10 de infección mundial  y el número 45 de ocurrencia diaria con 1.949 casos, se encuentran 30.426 casos activos (0,62% de los casos totales y puesto 42 a nivel mundial), se han recuperado 4’742.640 personas (96,53% y puesto 8 en el mundo), han fallecido 125.097 (puesto 10 global) personas para una ocurrencia diaria de 81 eventos (2 de septiembre, ocupando la posición 27), a su vez healthdata.org, proyecta que a 1 de diciembre se tendrá una mortalidad de 127.038 casos. Con respecto al Plan Nacional de Vacunación, el Ministerio de Salud reporta para el 1 de Septiembre una aplicación de 35’546.165 dosis (83% de la Población de 12 años en adelante proyectada por el Dane para 2021), y con 14’722.990 personas con esquema total (35,4% Población Dane), el portal timetoherd.com que recopila la estadística mundial de vacunas y analiza la logística en cada país, estima que, en 151 días nuestro país habrá alcanzado la inmunidad de rebaño de 70%. Un de los aspectos de manejo a destacar en el control de la pandemia, fue la evolución en la infraestructura de Unidades de Cuidado Intensivo, a 2 de septiembre se tiene una asignación para Covid 19 de 11.701 camas de las cuales se tienen disponibles 5.374, todas los departamentos cuenta con una disponibilidad cercana al 50%, excepto del Amazonas que no cuenta con asignación de UCIS, y con respecto a las capitales departamentales el promedio de disponibilidad se encuentra en promedio entre 35% y 40%.

Con respecto a la Orfandad, el estudio de The Lancet, estimó inicialmente para Colombia una orfandad de 29.000 niños en 13 meses de pandemia, cifra que actualizó el Imperial College de Londres para el tercer pico, estimando que para comienzos de agosto ya eran 49.300 los menores de edad que habían perdido a uno o a ambos padres por Covid-19 (20.000 más en apenas tres meses), si se agregan  las muertes  de abuelos con custodia de niños se llega a 55.000 casos, y que serían 82.700 los niños y adolescentes que afrontaron la muerte de sus padres y abuelos con y sin custodia (Información consultada en imperialcollegelondon.github.io).

Para Bogotá, el 2 de Septiembre el Observatorio de Salud de Bogotá (OSB) reporta que se llegó a 1’441.981 casos positivos, cifra que se alcanzó con una ocurrencia para el día de corte de 408 casos, del total de casos positivos, se encuentran activas 4.791 personas (0.33% del total), se han recuperado 1’405.583 personas (97.48%), fallecieron el 2 de septiembre 20 personas, para alcanzar un total de 27.455 fallecimientos; respecto a la vacunación, a 1 de Septiembre se han aplicado 6’729.257 dosis, que según OBS corresponde al 66.6% de la población apta para vacuna en Bogotá, y de los cuales 2’731.291 cuentan con el esquema total (45,5%); con relación a las Unidades de Cuidado Intensivo se tiene una asignación de 1.019 camas, de las cuales se encuentran disponibles 533 camas.

En Conclusión, con una vacunación de la población mundial en una perspectiva retrasada, investigadores académicos estiman que  COVID-19 continuará aportando a la orfandad en períodos de tiempo cortos, con consecuencias graves que durarán al menos hasta la edad de 18 años para los niños afectados, y la afectación en los niños y los jóvenes será por lo menos durante una década. La Doctora Susan Hills, participante en el estudio de The Lancet  relacionado en este artículo, manifiesta que en medio de situaciones adversas, los niños que pierden a su padre, madre o cuidador (Abuelos, abuelas, Tíos, tías) no solo se estresan inmediatamente, tienen más probabilidades de sufrir enfermedades, de sufrir abusos y de sufrir pobreza; las consecuencias son muy graves y  suelen durar toda la vida, agrega además que estas experiencias adversas aumentan el riesgo de suicidio, embarazo adolescente, enfermedades infecciosas y crónicas. Así entonces estamos en un momento crítico para comprender cómo COVID-19 afectará las vidas de los niños, se deben adaptar las lecciones aprendidas de emergencias anteriores, para que con una comprensión de las adversidades complejas se maximice la efectividad de las soluciones. Sin una acción inmediata, la pandemia de COVID-19 está destinada a dejar huérfanos a millones de niños más.

Una de las reflexiones de mayor relevancia en el estudio presentado por The Lancet es: La orfandad y las muertes de cuidadores son una pandemia oculta como resultado de las muertes asociadas al covid-19, tan pronto como un cuidador principal se enferma gravemente de covid-19, o una familia se ve seriamente afectada por factores asociados a la pandemia, esa familia debe recibir una evaluación integral que incluya pruebas, rastreo y cuarentena adecuada, y en caso que el cuidador o cuidadores de los niños fallezcan, se debe apoyar a la familia en el desarrollo de un plan sobre cómo cuidar a los niños; urge entonces  llevar las vacunas Covid19 a todo el mundo lo más rápido posible y ayudar a prevenir infecciones con el uso del tapabocas  y el distanciamiento; y no dejemos a un lado a los niños que han perdido a su cuidador (padre, madre, abuelos, tíos), son las víctimas invisibles de la pandemia, y como sociedad debemos abrigarlas, tal y como hacen las manadas de Elefantes, que protegen a los bebés elefante huérfanos.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.