Una casa para dibujar

Destacadas
Una casa para dibujar
Compartir en
Lunes, Julio 16, 2018

 

El Taller Caja Negra, ubicado en la Calle 22 N° 4 A - 23, es cálido y acogedor. El tapete junto a la chimenea y la mesa de madera, de poca altura, dan la sensación de estar en casa. Es una versión de hogar en la que algunas piezas de la artista invitada Maria Camila Esquivel reemplazan el florero, las porcelanas y los portarretratos.

Este apartamento es el espacio de creación de William Aparicio y Gabriel Ángel. Su trabajo lo han dispuesto por paredes, una para cada uno: a un lado, los desnudos que hizo Gabriel para la exposición “Imagen Divina”, inspirada en el poema y la pintura de William Blake. Al otro lado, las fotografías que ha trabajado William (el colombiano) en los últimos años.

 

La crueldad tiene corazón humano
y la envidia humano rostro;
el terror reviste divina forma humana
y el secreto lleva ropas humanas.

Las ropas humanas son de hierro forjado,
la forma humana es fragua llameante,
el rostro humano es caldera sellada
y el corazón humano, su gola hambrienta.

Una Imagen Divina, William Blake – 1794

Traducción de Antonio Restrepo

 

“Es interesante mostrarle al público general el espacio de creación, que es básicamente lo que es un taller. Es un espacio íntimo, es la casa donde uno hace proyectos, donde uno pinta, dibuja o hace fotos”, señala William.

El Taller Caja Negra siempre ha sido un espacio abierto, más allá de la organización del circuito. Los miércoles y sábados, los dos artistas ofrecen sesiones de dibujo con modelos, abiertas a la ciudadanía.

 

 

 

“Nuestra apuesta es la mezcla de espacio íntimo y del espacio público. Nosotros hacemos las sesiones de dibujo porque tanto a Gabriel como a mí nos gusta dibujar”, asegura William. De hecho, los dos artistas se conocieron dibujando.

De las sesiones abiertas, han resultado personas interesadas en aprender a dibujar o en mejorar su técnica. William y Gabriel aseguran que su intención no es ser una escuela, pero sí operar bajo la idea workshops (talleres) libres.

Para los dos artistas, el taller como espacio físico es fundamental. “Es un lugar que no tiene un horario, es creativo y de reflexión. A veces yo no vengo necesariamente a pintar o a dibujar, sino simplemente a leer o a estar”, asegura William.

 

 

Gabriel está terminando la carrera de Artes Plásticas en Utadeo y William es profesor de Fotografía de la universidad. Desde el 15 de noviembre de 2017 comparten este taller.

Con su quehacer, han ocupado distintos espacios del centro de la ciudad. Al Parque Bicentenario, por ejemplo, llevaron una sesión de dibujo con dos modelos desnudos. La respuesta de la ciudadanía fue asertiva, “la gente se sentó a dibujar”, cuenta Gabriel.

 

 
William Aparicio
 
 
 
Gabriel Ángel 
 

Por esta y más razones, los artistas consideran que el Centro es un lugar donde se siente el arte de manera particular. Gabriel asegura que aquí se “vive otro ecosistema, hay una riqueza distinta. El centro siempre va a ser el punto de encuentro de toda la ciudad”.

El Taller Caja Negra no es una casa que se dibuja, es una casa para dibujar; para pintar, conocer, compartir, preguntar, retratar, aprender. Sus creadores han hecho de este un hogar para la creación del artista, un hogar que quiere acoger a los bogotanos.

 

Por: María Alejandra Navarrete

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.