Hacer paz con minúsculas

Opinión
Hacer paz con minúsculas
Compartir en
Viernes, Julio 19, 2019
Desarrollo y paz
Estudiantes

 

“Es un sacrificio pero lo hacemos de corazón, lo hacemos con amor” Jean Carlos Velásquez

 

 

Esta es la frase con la que termina la presentación el moderador del conversatorio, Nicolás Sánchez, sobre desminado humanitario. Los  desminadores, son esos seres humanos maravillosos que deciden vivir haciendo una carrera en esta labor de limpieza de los restos (minas) de los conflictos en zonas altamente afectadas por este flagelo. Los desminadores son habitantes de las zonas rurales víctimas de la violencia en Colombia, estos hombres y una mujer (la primera en el país) nos muestran la valentía que tenemos los colombianos para modificar esa dura realidad que nos ha afectado a todos, directa e indirectamente en los últimos 70 años.

 

Alexis Aubin (fotógrafo documental) es uno de los artistas que hacen parte de la  muestra fotográfica sobre el desminado organizada por Fotográfica Bogotá 2019, él explica que busca mostrar lo que está detrás de esos sujetos que valientemente están limpiando nuestro territorio. Memoria y resiliencia, busca mostrar cómo la fotografía tiene el poder de desocultar y documentar lo que está pasando en una sociedad. La fotografía contribuye en parte a la construcción colectiva de memoria.

 

“La meta es tener 100% desminado el país en el 2025... pero nuevos grupos armados están minando nuevamente, lo que desafortunadamente hace cada día más difícil cumplir las metas” Fabrizio

 

 

Por su parte, Fabrizio Poretti (Jefe de cooperación de la Embajada de Suiza en Colombia – COSUDE) nos explica lo importante que es para la comunidad internacional el proceso de paz y todo lo sucedido después de la firma de los acuerdos. Uno de los grandes retos es entender el lugar, el entorno y la geografía a la cual se enfrentan, por otro lado, es demostrar la necesidad de mantener el apoyo económico de naciones como Suiza a pesar de la complejidad que tiene el evidenciar resultados debido a que la noción de paz y la realidad que se está viviendo no es la misma.

 

La comunidad internacional busca apoyar el esfuerzo no solo del Estado, sino de las ONGs que puedan no sólo enfocarse en el desminado sino también en la creación de opciones laborales, educación y sostenibilidad para ayudar al desarrollo de los territorios. La comunidad internacional busca dialogar con el gobierno en favor de poner en el centro de cualquier agenda política a la comunidad.

 

“Es difícil, sobre todo para las mujeres cargar el equipo y entrenar con los hombres, no tener privacidad, pero al final es gratificante”  Briyith

 

 

Briyith Estrada (Supervisora de despeje de Algeciras, Huila), explica que lo más gratificante ha sido poder despejar el territorio para sus habitantes, devolverle las tierras a las comunidades que han podido retornar y construir nuevamente sus viviendas en un entorno más seguro. También nos cuenta que se siente orgullosa como mujer de estar haciendo una labor que se entiende como masculina. Demostrarle a su familia y a su comunidad la fortaleza de la mujer. 

 

Por su lado Jean Carlos Velásquez (Líder de despeje en Meta, Huila y Cauca) expresa que se siente feliz de dar tranquilidad a su gente para vivir en un espacio libre de minas. Algeciras es su hogar y ellos lo han recuperado para su pueblo y su madre se siente orgullosa de su contribución.

 

“El desminado es más que un trabajo, es un modo de vida, una familia ” William

 

 

William Bolívar (Supervisor de despeje en Algeciras, Huila) nos cuenta que más allá de la tranquilidad ha sido el progreso de la región y la inversión lo que él percibe como resultado de su trabajo. La posibilidad de ver cómo aquellos que tuvieron que irse ahora han podido regresar a su hogar. Sobre la muestra fotográfica expresa que “Más que una fotografía es la comunicación de lo que estoy haciendo con mi familia, mi nueva familia, los desminadores... y es el desminado uno de los trabajos más importantes para este país en el proceso de paz”

 

Es interesante escuchas el testimonio de cómo ejército, habitantes, sobrevivientes , ex combatientes todos juntos en este proceso de construcción de paz y reconciliación... LA COMUNIDAD RURAL SI CREE EN EL PROCESO DE PAZ -Nos cuentan los desminadores- y creen en el desminado, LA COMUNIDAD INTERNACIONAL ESTÁ PREOCUPADA POR LA IMPLEMENTACIÓN  - nos dice Fabrizio-, con la manera en qué se cumplan los acuerdos, pero por ahora,  se están priorizando 170 municipios para recibir los beneficios de este proceso, con la compañía y apoyo de Procuraduría y Contraloría que está generando mayor confianza de la cooperación internacional.

 

Después de escuchar a estos tres jóvenes y su experiencia del día a día desminado nuestro país puedo decir que son mis nuevos héroes, ni Marvel o DC pueden recrear personajes tan humanos, valientes, sensibles, fuertes, guerreros y ya me quede sin más adjetivos, que sean justos y adecuados para estos chicos que nos están salvando la vida en silencio, sin que nosotros lo sepamos, lo nótenos o lo pidamos.

 

¡Gracias, muchas gracias de parte de todo Colombia!

 

TEXTO Y FOTOGRAFÍA: Prof. Johanna Zárate Hernández