Diseño y música | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

Diseño y música

Editorial
Diseño y música
Compartir en
Lunes 16 de Noviembre 2020

DISEÑO Y MÚSICA

Ivan Chaparro

Profesor Asociado Área Académica de Diseño de Producto

Universidad Jorge Tadeo Lozano

ivanf.chaparrom@utadeo.edu.co

Desde la segunda mitad del siglo pasado la música ha sido una de las herramientas más significativas en Suramérica para reivindicar minorías, resistir dictaduras, desafiar el racismo y provocar transformaciones culturales y políticas (Muzio 2018). Si bien no se suele asociar de manera directa al diseño con la música, su conexión se encuentra en el poder que ambas actividades tienen sobre la materia. En el caso del diseño la materia es manipulada para dar forma a los objetos cotidianos y así determinar las interacciones que estos representan en contextos específicos; en el caso de la música su poder radica en su capacidad para alterar la materia viva. Para entender esta última afirmación uno puede pensar en una persona de 15 años que esté explorando de manera intensa con su identidad e imaginar la influencia que tendría un estilo musical que le sea afín en su peinado, pinta, accesorios y hasta en su forma de caminar. El poder de la música y el diseño se encuentran en su potencial para modificar la materia en diferentes niveles y por ello en su capacidad para generar procesos identitarios y políticos.

Ese potencial se puede ver con claridad en el "diseño de experiencias", un concepto que se refiere a un nuevo campo de estudio que hace una integración de los conocimientos de varias disciplinas proyectuales, con el fin de considerar la percepción humana desde un punto de vista holístico y transdisciplinario. El término se ha utilizado ampliamente en el mundo del diseño y, aunque las definiciones y los enfoques difieren, todos se centran en la calidad de la experiencia del usuario y en la pertinencia de diseñar implementaciones culturalmente adecuadas para contextos específicos (Aarts & Marzano 2003, 46). En el diseño de experiencias la percepción busca ser abordada de la manera más integral posible, considerando no solo la materialidad sino la experiencia humana en su multiplicidad: visual, háptica, sonora, psicológica, etc., y desde ese punto de vista se pretende abordar la complejidad que implica diseñar experiencias significativas y transformativas para seres multidimensionales, yendo más allá del énfasis en los aspectos tangibles de nuestros entornos.

Cómo sucede con una buena parte de las posibilidades prácticas de aplicación del pensamiento transdisciplinario, su potencial aun está por ser explorado.  Ese es el caso de la relación entre el diseño y la música, los cuales representan un escenario muy fértil de creación experimental, según mi experiencia, si se les asocia con la oportunidad de promover procesos de agencia política, buscando generar experiencias con impacto social. En este escenario la agencia política puede ser entendida como la reflexión crítica necesaria para entender nuestros entornos cercanos (y con ello el mundo) que conduce a intentar transformarlos de manera constructiva, en donde el diseño y la música tienen el poder de facilitar procesos de pensamiento crítico en relación con la historia (personal y colectiva), la identidad, la autodeterminación y la creación participativa. En mis clases y en mi práctica como músico he notado cuán inspiradora y motivadora es esta fusión música-diseño, y lo he observado con más intensidad cuando he tenido la posibilidad de trabajar con personas en situación de vulnerabilidad y marginalidad, quienes muchas veces resultan ser las portadoras de prácticas y saberes únicos conectados con la cultura material, el cuerpo y la sonoridad.

REFERENCIAS

Aarts, E., & Marzano, S. (2003). The new everyday: Views on ambient intelligence. 010 Publishers.

Muzio, R. (2018). Music as Political Actor in Latin America. Latin American Perspectives, 45(6), 171–174.

 

 

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.